Search

close   X

¿Son seguras las vacunas durante el embarazo?

¿Puedo vacunarme mientras estoy embarazada?

Lo ideal es vacunarse antes del embarazo siempre que sea posible, pero hay algunas vacunas que se pueden administrar durante el embarazo. Y hay un par de vacunas que las mujeres embarazadas deberían ponerse.

La vacuna antigripal es recomendable para todo el mundo, incluyendo a las mujeres embarazadas, durante la temporada de la gripe. De hecho, es muy importante para las mujeres embarazadas porque ayuda a controlar los problemas relacionados con la gripe que son más comunes durante el embarazo. Y la vacuna es segura; los estudios muestran que no afecta negativamente al feto. También protege a la madre y al bebé de la gripe en el primer año de vida del bebé.

La vacuna antigripal viene en dos formas: la forma inyectable (se administra a través de una inyección provista de aguja) y el espray nasal (un espray que se pulveriza sobre la nariz). Las mujeres embarazadas solo se deben poner vacuna inyectable. Esta vacuna se elabora con virus de la gripe muertos (o inactivos), por lo que no puede afectar al feto. El espray nasal se elabora con virus vivos debilitados, por lo que no es seguro para las mujeres embarazadas.

Las mujeres embarazadas o en período de lactancia pueden y deben recibir la Vacuna contra el COVID-19 y los refuerzos. La vacuna es segura y enfermarse de COVID-19 no lo es. Las mujeres embarazadas que contraen COVID-19 tienen un mayor riesgo de sufrir una enfermedad grave que las mujeres que no están embarazadas.

Se recomienda administrar la vacuna  DTPa (contra el tétanos, la difteria y la tos ferina o pertussis) a todas las mujeres embarazadas en la segunda mitad de  cada embarazo, independientemente de que ya se la hayan puesto antes y de cuándo se la hayan puesto. Esto se debe a que ha habido un aumento de las infecciones de tos ferina, que puede ser mortal en los recién nacidos que aún no han recibido sus vacunas ordinarias.

En general, aunque es mejor esperar hasta después de un embarazo para recibir otras vacunas, algunas se consideran seguras. Es posible que el médico le indique que puede vacunarse si:

  • existen altas probabilidades de que esté expuesta a una enfermedad o una infección en particular y los beneficios de la vacunación superan los posibles riesgos;
  • una infección podría poner en riesgo a usted o al bebé, o
  • es poco probable que la vacuna tenga efectos nocivos.

Otras vacunas que se consideran seguras durante el embarazo si son realmente necesarias son:

  • la vacuna contra la hepatitis B
  • la vacuna contra la meningitis
  • la vacuna contra la rabia

¿Cuáles son los riesgos? 

Hay algunas vacunas que no se deberían poner durante el embarazo, como las del sarampión, las paperas y la rubéola (la triple vírica), así como las vacunas contra el virus del papiloma humano (VPH) y contra la varicela. Eso es porque estas son vacunas vivas, lo que significa que contienen una pequeña cantidad de virus vivo debilitado. Existe la preocupación de que este virus debilitado pueda atravesar la placenta e infectar al feto. Hable con su médico si puede haber estado expuesta a una de estas infecciones o si se enteró de que estaba embarazada poco después de recibir una de estas vacunas.

No obstante, los investigadores no siempre saben cuáles son los riesgos de algunas vacunas para el feto. Por lo tanto, es conveniente esperar para vacunarse, a menos que su médico le indique lo contrario. Si su lugar de trabajo requiere ciertas vacunas, asegúrese de informarles que está embarazada y que es posible que tenga que esperar. Además, indíquele a su médico si queda embarazada dentro de las 4 semanas posteriores a haber recibido una vacuna.