Search

close   X

Análisis de sangre: Hemoglobina A1c

¿Qué es un análisis de sangre?

Al tomar y analizar una pequeña muestra de la sangre de una persona, los médicos pueden comprobar la presencia de muchas enfermedades y afecciones. Los análisis de sangre ayudan a los médicos a saber cómo están funcionando los órganos del cuerpo y determinar si los tratamientos médicos están actuando favorablemente.

Para ayudar a su hijo a prepararse para un análisis de sangre, averigüe si debe ayunar (no comer ni beber) o si debe dejar de tomar medicamentos antes del análisis. Explíquele qué esperar durante el análisis. Si su hijo está ansioso, trabajen juntos para buscar formas de mantener la calma.

¿Qué es la prueba de hemoglobina glicosilada (A1c)? 

Una prueba de hemoglobina glicosilada (A1c) mide hasta qué punto los niveles de glucosa de una persona han estado dentro o fuera del rango saludable durante los últimos dos o tres meses. La glucosa es un tipo de azúcar que el cuerpo utiliza como fuente de energía. La hemoglobina es la proteína que se encuentra dentro de los glóbulos rojos y transporta oxígeno. Si se acumula demasiada glucosa en la sangre, esta se une a la hemoglobina. Una persona puede tener niveles elevados de hemoglobina A1c cuando el nivel de azúcar ha estado por encima del rango saludable.

¿Por qué se hacen las pruebas de hemoglobina glicosilada (A1c)? 

Los médicos piden pruebas de hemoglobina glicosilada (A1c) cuando los niños tienen diabetes. Esta prueba los ayuda a ver si los medicamentos están surtiendo efecto. Si el nivel de hemoglobina glicosilada es elevado, tal vez sea necesario ajustar los medicamentos que el niño toma. A veces la prueba de la hemoglobina A1c se hace como parte de una revisión ordinaria, a modo de cribado de posibles problemas de salud.

¿Y si tiene dudas?

Si tiene alguna pregunta sobre la prueba de hemoglobina glicosilada (A1c) o de lo que significan los resultados, hable con el médico de su hijo.

get your flu shot by Halloween

The key is to get the vaccine at least two to three weeks before the flu season begins in order to have optimal protection against it. 

learn more