Search

close   X

Las vacunas de su hijo: vacuna contra la varicela

La vacuna contra la varicela protege contra esta enfermedad, una afección de origen viral, frecuente en la infancia y muy contagiosa. También protege contra el herpes zóster. Se trata de una vacuna viva atenuada, lo que significa que contiene una forma debilitada del virus. 

Calendario de la vacuna contra la varicela 

La vacuna contra la varicela se administra mediante inyección cuando un niño tiene entre 12 y 15 meses de edad. Luego recibe una inyección de refuerzo para alargar la protección cuando tiene entre 4 y 6 años. 

A los niños mayores de 6 años que todavía no hayan cumplido los 13 años ni hayan tenido la varicela ni les hayan puesto la vacuna, se les deben poner ambas dosis de la vacuna, separadas entre sí por un intervalo de 3 meses. Los niños de 13 años en adelante deben recibir ambas dosis de la vacuna separadas por un intervalo de 1 a 2 meses. 

A veces, la vacuna contra la varicela se administra junto con las vacunas de las paperas, el sarampión y la rubéola, un conjunto de vacunas que se llama "la triple vírica". Los niños de hasta 13 años de edad se pueden poner esta vacuna. 

¿Por qué es recomendable la vacuna contra la varicela? 

La varicela solía ser común en Estados Unidos y causaba muchas hospitalizaciones e, incluso, muertes. Desde que se introdujo la vacuna en el año 1995, ha servido para prevenir millones de infecciones cada año. Previene la varicela grave en casi todos los niños vacunados. También sirve para prevenir la varicela leve. Los niños vacunados que desarrollan la varicela suelen ser casos muy leves de esta enfermedad. 

Si una persona no inmune se expone a otra persona con varicela o con herpes zóster, es muy probable que se acabe infectando porque se trata de un virus muy contagioso. Poner la vacuna el cabo de entre 3 y 5 días de exponerse al virus puede ayudar a prevenir la infección. 

Posibles riesgos asociados a la vacuna contra la varicela

Entre los posibles efectos leves, se encuentran las molestias musculares y el enrojecimiento en el lugar del pinchazo, la fiebre, el cansancio y una enfermedad similar a la varicela. Existe un riesgo muy reducido de desarrollar reacciones alérgicas tras la recepción de cualquier vacuna.

Puede aparecer una erupción hasta un mes después de recibir la vacuna. Estas erupciones pueden durar varios días pero acaban desapareciendo por sí solas sin tratamiento alguno. Existe un riesgo muy reducido de tener convulsiones febriles después de vacunarse con la triple vírica.

Cuándo posponer o evitar la vacuna contra la varicela

La vacuna contra la varicela no es recomendable si su hijo:

  • ha tenido una reacción alérgica grave a una dosis previa de la misma vacuna o a componentes de la vacuna, que incluyen la gelatina y el antibiótico neomicina.
  • tiene un trastorno que afecta al sistema inmunitario (como el cáncer)
  • se medica con esteroides u otros fármacos que debilitan el sistema inmunitario
  • se está sometiendo a quimioterapia o radioterapia

Hable con el médico de su hijo sobre si es o no conveniente ponerle la vacuna contra la varicela en el caso de que:

  • esté enfermo cuando lo vayan a vacunar. Por lo general, un simple resfriado y otras enfermedades de poca importancia no deberían impedir que un niño se vacune.
  • tome aspirina. Las personas que toman aspirina la deben dejar de tomar 6 semanas antes de ponerse la vacuna contra la varicela.
  • haya recibido cualquier otra vacuna durante el mes anterior, porque hay algunas vacunas que pueden interferir en la eficacia de la vacuna contra la varicela
  • ha tenido alguna vez un recuento de plaquetas bajo

Es posible que el médico de su hijo considere que las ventajas de vacunarlo superan sus riesgos potenciales. 

Las mujeres embarazadas no deben recibir la vacuna contra la varicela hasta que hayan dado a luz. 

Cuide de su hijo después de ponerle la vacuna contra la varicela

Consulte al médico de su hijo sobre si le puede dar paracetamol o ibuprofeno para el dolor o la fiebre y pregúntele cuál es la dosis correcta. 

¿Cuándo debería llamar al médico?

Llame al médico si:

  • Duda sobre si debería o no posponer o evitar la vacuna.
  • Aparecen problemas tras la vacunación. 

related articles

want to learn more?