Search

close   X

Enfermedad por arañazo de gato

¿Qué es la enfermedad por arañazo de gato?

La enfermedad por arañazo de gato está causada por una bacteria (un tipo de germen). La gente puede contraer esta enfermedad a consecuencia de un arañazo, un lametón (el animal lo lame) o una mordedura de gato, se trate de un gato adulto o de un cachorro de gato.  

La mayoría de los casos de esta enfermedad que ocurren en Estados Unidos tienen lugar durante el otoño y el invierno y suelen afectar a los niños, probablemente porque son más proclives a jugar con los gatos y a recibir sus mordeduras y arañazos.

¿Qué causa la enfermedad por arañazo de gato?

Bartonella henselae es la bacteria que causa esta enfermedad. Vive en la saliva de los gatos infectados, pero no hace que ellos se pongan enfermos. De hecho, los cachorros de gato y los gatos pueden ser portadores de esta bacteria durante meses. Las pulgas son las que propagan está infección entre los gatos.

¿Cuáles son los signos y los síntomas de la enfermedad por arañazo de gato? 

El primer signo de esta infección es una ampolla o bultito que se desarrolla varios días después de haber recibido el arañazo o la mordedura de gato. Se puede confundir con la picadura de un bicho. En un plazo máximo de un par de semanas después de recibir el arañazo o la mordedura, uno o más ganglios linfáticos cercanos a la zona de la lesión se inflaman y se vuelven sensibles o dolorosos. 

Estos ganglios linfáticos hinchados suelen aparecer en las áreas de la axila o el cuello. Su diámetro oscila entre media pulgada (poco más de 1 cm) y 2 pulgadas (5 cm), y los ganglios pueden estar rodeados por un área hinchada bajo la piel. La piel que recubre los ganglios linfáticos hinchados puede estar caliente y enrojecida.                                            

En la mayoría de los niños con enfermedad por arañazo de gato, la inflamación de los ganglios linfáticos es el síntoma principal, y esta enfermedad suele ser leve. Si aparecen otros síntomas, estos pueden ser: fiebre (generalmente inferior a 101 °F o 38,3 ºC), fatiga, pérdida del apetito, dolor de cabeza, erupción, dolor de garganta y malestar general. 

La inflamación de los ganglios suele remitir al cabo de 2 a 4 meses, aunque a veces puede durar mucho más. 

En contadas ocasiones, la enfermedad por arañazo de gato puede causar problemas más graves, generalmente en los niños pequeños o en personas con sistemas inmunitarios debilitados. 

¿Cómo se diagnostica la enfermedad por arañazo de gato?

Los médicos suelen diagnosticar la enfermedad por arañazo de gato basándose en que el paciente se haya expuesto a los gatos o a sus cachorros y en una exploración física. Durante la exploración, el médico se fijará en signos de arañazos o mordeduras de gato, así como en la inflamación de los ganglios linfáticos. 

En algunos casos, los médicos piden pruebas para poder hacer el diagnóstico.  

¿Cómo se trata la enfermedad por arañazo de gato? 

La mayoría de los casos de esta enfermedad no requieren ningún tratamiento especial.Los médicos utilizan a veces antibióticos para tratar casos graves de la enfermedad por arañazo de gato. Si el médico de su hijo le receta antibióticos, déselos a las horas programadas y durante todos los días de tratamiento que él le indique. 

Los niños con enfermedad por arañazo de gato no se deben separar del resto de la familia. Deje que su hijo descanse cuanto necesite. Si su hijo quiere jugar, favorezca el juego tranquilo y reposado, indicándole que esté pendiente de no lastimarse los ganglios linfáticos inflamados. Para aliviar la inflamación de los ganglios linfáticos, dé a su hijo paracetamol  o ibuprofeno

¿La enfermedad por arañazo de gato es contagiosa? 

La enfermedad por arañazo de gato no se puede contagiar de una persona a otra. Las bacterias se trasmiten a través de arañazos o mordeduras de gatos infectados, sobre todo de cachorros de gato. También se pueden trasmitir si la saliva del animal entra en contacto con el ojo de una persona o con una herida en la piel. A veces ocurren varios casos en el seno de la misma familia, generalmente debido al contacto con el mismo animal infectado. 

Presentar un episodio de la enfermedad por arañazo de gato suele hacer a la persona inmune a esta enfermedad de por vida.

¿Se puede prevenir la enfermedad por arañazo de gato?

Si le preocupa la posibilidad de que su hijo u otro miembro de su familia contraiga una enfermedad por arañazo de gato, no hará falta que se desprendan de la mascota familiar. Se trata de una enfermedad relativamente infrecuente que suele ser leve, y hay unos pocos pasos que ayudan proteger a los niños ara que no la contraigan:

  • Enseñe a su hijo a evitar a los gatos callejeros o desconocidos. 
  • Cuando su hijo juegue con su gato, dígale que evite jugar a lo bruto para que no lo puedan morder ni arañar.
  • Pida también a todos los miembros de su familia que se laven las manos después de acariciar al gato o de jugar con él.
  • Mantenga su casa libre de pulgas. 

Si a su hijo le araña un gato, lave a conciencia el área lesionada con agua y jabón. 

Si cree que alguien ha podido contraer la enfermedad por arañazo de gato debido a su mascota familiar, no se preocupe porque no tendrá que practicarle la eutanasia (dormirlo hasta la muerte). Hable con su veterinario sobre cómo solucionar el problema. 

¿Cuándo debería llamar al médico?

Llame al médico de su hijo siempre que este último presente ganglios linfáticos inflamados y/o dolorosos en cualquier parte del cuerpo. Y llámelo también si a su hijo le muerde un animal, sobre todo si:

  • La mordedura o el arañazo procede de un gato y la herida no parece estar curándose.
  • Se forma un área de color rojo alrededor de la herida que no deja de expandirse. 
  • Su hijo desarrolla una fiebre que le dura varios días tras la recepción de la mordedura o arañazo. 

Si a su hijo ya le han diagnosticado una enfermedad por arañazo de gato, llame a su médico si tiene fiebre alta, mucho dolor en un ganglio linfático en concreto, parece estar muy enfermo o desarrolla nuevos síntomas.