Search

close   X

Cinco maneras de prepararse para una emergencia alérgica

Actuar con rapidez es de gran ayuda si su hijo tiene una reacción alérgica grave (anafilaxia). Merece la pena ir revisando de tanto en tanto las instrucciones que les facilitó el médico de su hijo sobre cómo tratar las reacciones alérgicas y repasar, uno tras otro, los  pasos a seguir en caso de emergencia.

He aquí una lista de comprobación para cualquier padre de un hijo con una alergia grave:

  1. Si el médico ha recetado a su hijo autoinyectores de adrenalina (epinefrina) para las emergencias, asegúrese de que su hijo (o el adulto que esté a cargo de él) lleve siempre dos encima; en la escuela, en las fiestas de cumpleaños o cuando esté de vacaciones: en cualquier sitio. Su hijo debe llevar siempre dos inyectores de epinefrina encima por si hubiera uno que no funcionara o por si necesitara una segunda dosis. Comuníquese con la escuela de su hijo para hablar sobre dónde almacenarán los autoinyectores de epinefrina y cómo su hijo podrá obtenerlos rápidamente, si los necesitara.
  2. Revise el plan de acción que le dio su médico en caso de que ocurra una emergencia y conozca los signos de una reacción anafiláctica, como dificultad para respirar, sarpullido, hinchazón, vómitos repetidos, pérdida del conocimiento y sibilancias, y prepárese para actuar rápidamente. Use el autoinyector de epinefrina si su hijo tiene un síntoma grave, como dificultad para respirar, o dos o más síntomas leves o graves, como urticaria y vómitos. Siga las instrucciones que le haya dado el médico de su hijo. Y enseñe a su hijo, y a quienes cuidan de él, a hacer lo mismo.
  3. Practique a menudo cómo usar el autoinyector. ¿Hay que extraer o hacer girar algún capuchón? ¿Qué extremo debe entrar en contacto con la piel? ¿En qué parte de cuerpo se debe poner la inyección? ¿Cómo se debe sostener el inyector? Pida al médico de su hijo que les haga una demostración en su consulta. Visite el sitio web del fabricante para obtener instrucciones más detalladas. Algunos fabricantes también suministran inyectores de práctica vacíos (que no contienen adrenalina) para que se puedan practicar todos los pasos a seguir con seguridad. A medida que su hijo crezca, asegúrese de que él también practica el uso del inyector.
  4. Si su hijo presenta una reacción alérgica grave, use el autoinyector de inmediato. Haga que alguien llame al 911 mientras usted le pone la epinefrina. Si está a solas con su hijo, póngale la inyección primero y luego llame al 911 para que lleven a su hijo a un servicio de urgencias médicas. Lleve el inyector de epinefrina que haya usado cuando vayan al hospital. Durante una reacción anafiláctica su hijo podría tener una segunda oleada de síntomas y necesitar una segunda dosis de epinefrina. Siempre tenga 2 autoinyectores de epinefrina disponibles en todo momento. Recuerde que los antihistamínicos no sirven para tratar síntomas de riesgo vital y que no son unos buenos sustitutos de la epinefrina.
  5. Conserve los inyectores siguiendo las instrucciones del fabricante. No deje los inyectores dentro de un coche ni en ningún otro sitio donde se podrían calentar o enfriar demasiado; la temperatura puede repercutir negativamente en la eficacia de la epinefrina  (adrenalina). Sepa siempre cuándo vencen sus autoinyectores de epinefrina y obtenga otros nuevos antes de que estos venzan.

related articles

want to learn more?