Search

close   X

Primeros auxilios: Hiedra, roble o zumaque venenosos

El aceite de la hiedra venenosa, el roble o el zumaque venenosos (llamado urushiol) puede causar una reacción alérgica en la mayoría de las personas que entran en contacto con él. 

Las erupciones leves se pueden tratar en casa, y causan mayoritariamente molestias debidas al picor, el ardor o la formación de ampollas. Las erupciones graves y extensas requieren tratamiento médico.

Signos y síntomas

  • una erupción de color rojo que pica y que aparece durante las primeras 4 horas hasta 4 días después de tocar el aceite de la planta
  • ampollas de las que sale un líquido transparente 
  • bultos y ampollas que pueden tener tamaños diferentes y que forman franjas sobre la piel 
  • la erupción se puede cubrir de costras mientras se cura 

¿Qué hacer?

  • Extraiga la ropa que haya tocado la planta o la erupción y lave toda la ropa que llevaba puesta su hijo 
  • Lávele la piel con suavidad y frótele inmediatamente debajo de las uñas con agua y jabón.
  • Córtele bien las uñas para impedir que se abra la piel al rascarse. 
  • Aplique compresas frías sobre la piel según sea necesario.
  • Para la picazón: añada avena al agua del baño; aplique loción de calamina sobre la piel (pero no en la cara ni en los genitales); y, si la necesitara, dele a su hijo la dosis recomendada de difenhidramina (Benadryl o la marca genérica).

Haga que su hijo reciba cuidados médicos si:

  • la erupción cubre una parte grande del cuerpo o afecta a la cara o a los genitales 
  • la erupción está empeorando a pesar de haberla tratado en casa 
  • la piel parece haberse infectado (aumento del enrojecimiento, el calor, el dolor, la inflamación o el pus) 

Haga que su hijo reciba ayuda médica urgente si:

  • tiene una alergia grave conocida a la hiedra, el roble o el zumaque venenosos
  • se le hincha la lengua o la garganta 
  • se queja de opresión de pecho o de dificultades para respirar 
  • desarrolla áreas extensas de piel roja o hinchada 
  • le acaba de poner un inyectable de adrenalina (EpiPen)

¡Anticipar es la mejor prevención!

  • Enseñe a su hijo qué aspecto tienen la hiedra, el roble o el zumaque venenosos y lo importante que es evitarlos. 
  • Asegúrese de que su hijo lleva camisas de manga larga y pantalones largos siempre que juegue cerca de esas plantas.
  • Haga que su hijo se lave las manos a fondo cuando vuelva del exterior. 

related articles

want to learn more?