Search

close   X

Primeros auxilios: Hemorragias nasales

Pueden asustar, pero las hemorragias nasales son frecuentes en los niños y no suelen ser graves. La mayoría se detienen por sí solas y se pueden tratar fácilmente en casa. Las hemorragias nasales ocurren más a menudo en invierno y cuando el aire está seco. 

¿Qué hacer?

  • Haga que su hijo se siente con la cabeza ligeramente inclinada hacia delante. No haga que sea acueste ni que incline la cabeza hacia atrás porque le podría provocar nauseas, tos o vómitos. 
  • Pellizque la parte blanda de la nariz en la base de las ventanas nasales durante por lo menos 10 minutos. 

Haga que su hijo reciba cuidados médicos si:

  • tiene hemorragias nasales a menudo
  • se ha metido algo dentro de la nariz 
  • le salen moretones con facilidad o tiene sangrados importantes ante heridas menores 
  • hace poco que ha empezado a tomar un medicamento por primera vez

Haga que su hijo reciba ayuda médica urgente si la hemorragia:

  • es importante 
  • ocurre junto con mareos o palidez 
  • prosigue después de aplicar presión durante 10 minutos seguidos en dos o tres ocasiones
  • ha ocurrido a partir de un golpe en la cabeza o de una caída

¡Anticipar es la mejor prevención!

Mantenga húmedo el interior de la nariz de su hijo utilizando un gel o un espray nasal salino, o aplíquele vaselina o una pomada antibiótica con suavidad alrededor de los orificios nasales. También puede usar un humidificador en el dormitorio de su hijo. Dígale que no se hurgue la nariz y mantenga bien cortas las uñas de su hijo.