Conservando la salud al viajar

Print this page Bookmark and Share
Parents

Read this in English

(Staying Healthy While You Travel)

Cuando su familia viaja y se cambia sale de la rutina y horarios de comida y de dormir, las probabilidades de que alguien en la familia se enferme incrementan. Puede tomar tiempo adaparse a la comida, al agua y al aire en un nuevo ambiente, y los niños son especialmente vulnerables a una variedad de problemas relacionados con los viajes, incluyendo mareos, diarreas e infecciones.

Planear y empacar con anticipación puede ayudarle a tener un viaje saludable para todos. A continuación detallamos algunas medidas a tomar en cuenta cuando su familia prepara un viaje.

Consideraciones especiales para los viajes al extranjero

Si viajarán al extranjero, comience a prepararse con suficiente anticipación. Por ejemplo, es importante averiguar las vacunas que usted y sus niños necesitarán porque:

  • Diferentes países tienen diferentes requisitos y pueden requerir vacunas específicas. Por ejemplo, su familia necesitará vacunarse contra la fiebre amarilla si viajan a África del sub-Sahara o al trópico en América del Sur. Pero no les hará falta si viajan a Europa del este.
  • Algunas vacunas requieren más de una dosis y se administran en dosis en un periodo de días o a veces semanas.
  • La mayoría de las vacunas necesitan un determinado tiempo para tener su efecto en el cuerpo.

La mayoría de las inmunizaciones deben recibirse un mes antes de viajar, por ello, usted debe de planear una cita con su doctor de 4 a 6 semanas antes de su viaje. Incluso si tiene pensado viajar en menos de cuatro semanas, debe de concertar una cita ya que su hijo puede requerir vacunas o medicamentos.

Dependiendo de sus planes de viaje, su doctor puede que le recomiende que además de las inmunizaciones de rutina, usted y su hijo(a) se vacunen contra:

  • hepatitis B
  • fiebre tifoidea
  • hepatitis A
  • fiebre amarilla
  • encefalitis Japonesa B
  • meningitis
  • rabia

Además, los niños(as) de cualquier edad pueden contraer malaria, así que si planea viaja a un país donde hay riesgo de contraer malaria, hable con su doctor sobre medicamentos para prevenir la malaria. Su doctor decidirá cual es el mejor medicamento para prevenir enfermedades de acuerdo al país hacia donde viaje y a la salud de su hijo.

Pregúntele a su doctor o visite el sitio web de los centros para el control y la prevención de enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention CDC) para encontrar una lista de las vacunas recomendadas o necesarias (el sitio Web incluye una sección dedicada a la salud de los viajeros donde usted puede buscar de acuerdo a su destino) y asegúrese de llevar consigo el récord de inmunizaciones de su hijo si viajará al extranjero.

Independientemente de cuán lejos viaje, existen algunos temas de salud que probablemente su familia enfrente, incluyendo incomodidad debido a la diferencia de horas, molestias en los oídos, mareos y diarrea.

Incomodidad debido a la diferencia de horas

Cuando se viaja a través de diferentes usos horarios, puede tomar tiempo para que el reloj biológico interno de cada persona se acostumbre a la hora del país que visita, Por ejemplo, si usted acostumbra a irse a la cama a las 9 de la noche y viaja de Nueva York a California, donde hay un adelanto de tres horas, puede ser que esté listo(a) para acostarse cuando sean las seis de la tarde en California porque ya ha estado despierto(a) durante el tiempo que acostumbra a estarlo y su cuerpo necesita descansar. Probablemente no podrá dormir hasta que sean las 9 de la noche en la hora local y entonces estará muy cansado(a) porque su cuerpo habrá estado despierto durante más tiempo del que acostumbra. Además de cansancio, la diferencia de horas puede causar molestias estomacales e insomnio. A continuación detallamos algunas medidas para lidiar con el la diferencia de horas:

  • Trate de ajustar el horario de dormir de su familia 2 ó 3 días antes del día que planean viajar.
  • La deshidratación contribuye a los efectos secundarios de diferencia de horas, así que asegúrese que todos beban suficiente agua durante el vuelo. Eviten el alcohol, el café, el té y otras bebidas con cafeína.
  • La cafeína actúa como un diurético que causa que el cuerpo elimine el agua a través de la orina, lo cual contribuye a la deshidratación.
  • Trate de hacer un poco de ejercicio en los vuelos largos estirándose con frecuencia y caminando por los pasillos del avión cuando haya espacio para hacerlo.
  • Después de la llegada, motive a los niños(as) para que se mantengan activos al aire libre o en áreas con luz solar durante el día.
  • Intente guiarse por la hora local en su lugar de destino (por ejemplo, intente mantener a los niños despiertos hasta su hora normal de irse a dormir).

Dolor de oídos

Es común que los niños se quejen de dolor de oídos, debido a la presión en el oído medio, cuando el avión despega y cuando aterriza, al tratar de nivelarse. Motive a sus hijos para que intenten tragar, bostezar o si son lo suficientemente mayores, que mastiquen chicle. En el caso de los infantes, puede ayudar alimentarlos con el pecho materno o darles el biberón. Todos estos consejos pueden ayudar a ajustar los oídos de los niños. También puede darle a sus hijos(as) un remedio para el dolor, como el acetaminofeno 30 ó 60 minutos antes de despegar o si se trata de un vuelo largo, antes de aterrizar.

Mareos al viajar

Este tipo de mareos es ocasionado por conflictos entre la visión y los oídos: el oído interno detecta movimiento, pero los ojos, enfocados dentro de un carro u otro vehículo, no lo hacen. Estas señales intercaladas en el cerebro ocasionan nausea, mareos, vómitos, palidez o sudores fríos. Este tipo de mareos generalmente ocurre en los barcos y en los botes, pero también puede afectar a los niños cuando viajan en aviones, autobuses y automóviles. Algunas de las formas para ayudar a su niño(a) con este tipo de malestar son:

  • Antes de salir, haga que su hijo ingiera una comida ligera, ya que los mareos son peores cuando el estómago está vacío.
  • Proporciónele comidas que sean fáciles de digerir como carbohidratos complejos y evite las comidas con grasa.
  • Trate de evitar comer en los viajes cortos. En los viajes largos tome bebidas poco a poco y coma alimentos o aperitivos ligeros.
  • Si su hijo se marea, ofrézcale comidas livianas como galletas saladas.
  • Recomiende a sus niños que miren hacia fuera del automóvil en vez de al interior. Deben enfocarse en objetos que no se muevan en lugar de los que se mueven (como otros automóviles) o en un punto distante.
  • Mantenga la ventana un poco abierta para que el aire circule.
  • Utilice una pieza para descansar la cabeza y reducir el movimiento.
  • Si es posible, realice paradas frecuentes en lugares como paradas para descansar y parques. Y, si su hijo se queja de sentirse mareado y sólo si es seguro, detener el automóvil, caminar un poco para tomar aire puede ayudar a que se sienta mejor.
  • Consulte con su doctor sobre las medicinas para prevenir el mareo.

Diarrea

La diarrea y otras molestias estomacales, las cuales pueden ser comunes durante los viajes, son ocasionadas por bacterias o gérmenes que entran en el tracto digestivo generalmente por agua o alimentos contaminados. La diarrea suele ser un problema especialmente en los niños pequeños y los infantes, quienes pueden deshidratarse con más facilidad que los adultos.

El agua en muchos países subdesarrollados no es tratada de la misma forma que en los países desarrollados y puede incluir bacterias, virus y parásitos. Tome las siguientes precauciones para asegurarse que el agua es saludable para beber:

  • considere beber solamente agua embotellada cuando viaje
  • use solamente agua pura para beber, hacer hielo, lavarse los dientes y mezclar fórmula para niños y alimentos
  • si usa agua del grifo, hiérvala con una tableta de yodo para purificarla

Otras formas de prevenir la diarrea y las molestias gastrointestinales son:

  • si alimenta a su bebé con leche materna, continúe haciéndolo
  • recuérdele a sus hijos que continúen los buenos hábitos de limpieza como el de lavarse las manos
  • mantenga limpios los juguetes, entretenedores y todos los artículos de su bebé
  • mantenga a mano un desinfectante para mantenerse limpio
  • asegúrese que todos los productos lácteos están pasteurizados
  • las frutas y los vegetales deben ser lavadas y peladas
  • las carnes y los pescados deben de estar bien cocinados y deben de comerse justo después de que han sido cocinados
  • evite comer los alimentos de los vendedores en la calle

Prepárese

Cuando empaque, incluya medicamentos y otros artículos que usted y su familia usen con regularidad porque puede ser difícil encontrarlos en el lugar hacia donde viajan. No olvide los inhaladores, las medicinas para la alergia y la insulina, si son necesarias. Otros artículos que puede considerar incluir son:

  • medicinas sin receta para aliviar el dolor como el acetaminofeno
  • un botiquín de primeros auxilios que incluya antisépticos, pomada antibiótica, curitas y otras medicinas sin receta que su médico recomiende
  • loción de protección solar
  • repelente de insectos (los más efectivos contienen DEET)
  • toallitas sanitarias húmedas con alcohol para cuando no haya agua y jabón disponibles

Antes de salir de viaje averigüe el hospital o instalación médica más cercana a su destino, sobre todo si su hijo tiene una condición médica crónica. Si viaja al extranjero trate de encontrar un lugar donde hablen Inglés o Español.

También es una buena idea llevar consigo el historial médico de su hijo. Tener esta información a mano puede ayudar a las personas a cargo del cuidado médico a tomar las decisiones apropiadas sobre cómo tratar a su hijo. De esta forma, usted no tendrá que preocuparse sobre haber olvidado información importante en un momento donde probablemente esté alterado o preocupado.

La historia médica de su hijo debe incluir:

  • su nombre, el nombre de su hijo, la dirección y el número de teléfono de su vivienda
  • el tipo de sangre de su hijo
  • datos de inmunizaciones
  • el nombre, dirección y número de teléfono de su doctor de cabecera
  • el nombre, dirección y número de teléfono de su compañía de seguro, incluyendo su número de póliza
  • lista de cualquier condición médica como diabetes o asma
  • lista de los medicamentos que su hijo toma y el nombre y número de teléfono de la farmacia
  • lista de alergias a medicamentos, alimentos, insectos y animales
  • la receta de lentes de contacto o anteojos
  • el nombre, dirección y teléfono de un familiar cercano

Y no olvide:

Mientras esté lejos de su casa, es importante tomar las mismas medidas de precaución y seguridad, tal y como lo hace en casa. Estas incluyen:

  • Precaución ante el sol. Vigile la exposición de su hijo(a) al sol. Los rayos ultravioleta UV son especialmente intensos cerca del ecuador, en altitudes considerables, de las 10 a.m. de la mañana a las 4 p.m., y donde la luz se refleja desde el agua o la nieve. Aplique una loción de protección solar cada dos horas que tenga como mínimo 15 SPF, sobre todo después de sudar o de estar expuesto al agua. Traiga consigo un sombrero y gafas de sol para mantener la exposición al sol lejos de la cara de su hijo.
  • Seguridad ante el agua. Es vital que vigile a su hijo en lugares donde haya agua alrededor. Debido a que los artículos para salvar la vida como chalecos salvavidas y anteojos de agua puede ser que no estén disponibles en el lugar a donde viaja, llévelos consigo si planea pasar tiempo cerca del agua.
  • Abróchese el cinturón de seguridad. Si va a rentar un carro, lleve consigo la silla para niños de su carro, ya que puede ser que no encuentre sillas apropiadas para esto en el lugar donde se dirige. Como es costumbre, los niños que pesan menos de 40 libras deben de estar correctamente sujetos en un asiento para niños. Los niños con edades entre 4 y 8 años deben utilizar una silla especial sujeta con un cinturón de seguridad.

Antes de salir de viaje, considere preguntar a su doctor sobre cómo proteger a su familia de enfermedades y accidentes cuando viajan. Planear con anticipación puede ayudarle a asegurarse que cuando llegue el momento de salir de vacaciones, todo lo que les queda por hacer es ¡relajarse y disfrutar las vacaciones!

Revisado por: Steven Dowshen, MD
Fecha de revisión: mayo de 2009



Related Resources

Web SiteInstitutos Nacionales de la Salud


Related Articles

El Virus del Nilo Occidental Durante los últimos veranos, la estación de los mosquitos se convirtió en algo más que una simple molestia en algunas zonas del país. La amenaza del Virus del Nilo Occidental hizo que una picadura de mosquito se convirtiera en una causa de preocupación en todo Estados Unidos.
La diarrea infecciosa La mayoría de los niños(as) tienen que lidiar con la diarrea de vez en cuando, pero lo bueno?noticia es que generalmente es causada por infecciones que no duran mucho y que generalmente son más molestas que peligrosas. De cualquier modo, es importante saber cómo aliviar y prevenir la diarrea.
Conozca la historia médica de su hijo Si su hijo cae enfermo o se lesiona y necesita ir a Urgencias, los médicos, enfermeras y el personal paramédico tendrán muchas preguntas que hacerle sobre su historia médica. Y, aunque usted conozca todas las respuestas en un momento de calma, hasta el padre más organizado puede no ser capaz de recordar los detalles de la historia médica de su hijo en una situación estresante.
¿Por qué es tan importante lavarse las manos? Un delicioso pastel de chocolate, una roca de buena suerte o una ranita amistosa son sólo algunos de los regalos que a los niños les encanta traer de vuelta casa a su Mamá y a su Papá. ¿Sabe que detrás de estos adorables regalos - y muchos otros - pueden estar al acecho millones de gérmenes?
Paludismo El paludismo está causada por cuatro tipos distintos de parásitos unicelulares de la especie Plasmodium, que son transportados por unos mosquitos que se han infectado con este parásito al picar a alguien que ya tenía la enfermedad. El paludismo se transmite a otras personas cuando los mosquitos infectados les pican.
Seguridad en el agua Las piscinas, lagos, estanques y playas pueden ser excelentes oportunidades para el disfrute veraniego, aparte de ofrecer un fresco alivio del calor. Pero el agua también puede ser peligrosa para los niños si no se adoptan las precauciones adecuadas.
Como cuidar los oídos de su hijo(a) cuando vuele en avión Muchos de nosotros hemos sentido una sensación extraña en los oídos cuando volamos. Para los niños(as), especialmente los bebés y los niños(as) pequeños(as), esa sensación puede parecer aún más extraña ocasionándo incluso miedo.




Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.

© 1995-2012 The Nemours Foundation/KidsHealth. Todos los derechos reservados.



 

Upcoming Events

Car Seat Safety Check at Evenflo in Miamisburg

Join the Dayton Children's Air Force Marathon Team and run for kids who can't September 20, 2014.

Car Seat Safety Check

The Fuel the Miracles Car & Bike Show will take place September 27 at the Moraine Walmart.

View full event calendarView full event calendar

Health and Safety

Your child's health and safety is our top priority

Accreditations

The Children's Medical Center of Dayton Dayton Children's
The Right Care for the Right Reasons

One Children's Plaza - Dayton, Ohio - 45404-1815
937-641-3000
www.childrensdayton.org