Retinopatía del prematuro

Print this page Bookmark and Share
Parents

Read this in English

(Retinopathy of Prematurity)

Acerca de la retinopatía del prematuro

La retinopatía del prematuro (retinopathy of prematurity, ROP) es una enfermedad que principalmente suele aparecer en bebés prematuros. Provoca el crecimiento de vasos sanguíneos anormales en la retina, la capa de tejido nervioso del ojo que nos permite ver. Este crecimiento puede provocar que la retina se desprenda de la parte posterior del ojo, lo cual puede producir ceguera.

Algunos casos de retinopatía del prematuro son leves y se corrigen solos, pero otros requieren de cirugía para prevenir la pérdida de la vista o la ceguera. La cirugía implica el uso de láser u otros medios para detener el crecimiento de vasos sanguíneos anormales y asegurarse de que no se produzca un desprendimiento de retina.

Debido a que existen varios grados de retinopatía del prematuro, el método quirúrgico que se utilice puede ser diferente para cada caso. Cuanto más conozca sobre la retinopatía del prematuro y la cirugía de su bebé, más fácil resultará la experiencia para usted.

ilustracion anatomia del ojo

Causas de la retinopatía del prematuro

La retinopatía del prematuro provoca el crecimiento anormal y aleatorio de vasos sanguíneos, lo cual puede llegar a provocar que la retina finalmente se desprenda del ojo. Debido a que la retina es una de las partes esenciales de la vista, su desprendimiento causa ceguera.

ilustracion retinopatia de la prematuridad

ilustracion desprendimiento de retina

Aunque los especialistas no comprenden del todo la causa de la retinopatía del prematuro, sí saben que se produce con más frecuencia entre los bebés más pequeños y prematuros.

Los vasos sanguíneos crecen desde el centro de la retina de un bebé en desarrollo, a partir de las 16 semanas del embarazo de la madre, y se ramifican hacia afuera hasta alcanzar los bordes de la retina, a los 8 meses del embarazo. En los bebés que nacen de manera prematura, el crecimiento de vasos retinales normales puede interrumpirse y se pueden desarrollar vasos anormales que pueden provocar lagrimeo y sangrado en el ojo.

La retinopatía del prematuro puede detenerse o revertirse en cualquier momento, o bien, la enfermedad puede evolucionar hasta causar cicatrización, lo que produce el desprendimiento de la retina del resto del ojo.

La retinopatía del prematuro no presenta signos ni síntomas. La única manera de detectarla es a través de un examen de la vista por parte de un oftalmólogo.

Tratamiento

La cirugía de la retinopatía del prematuro tiene el objetivo de detener el crecimiento de los vasos sanguíneos anormales centrando el tratamiento en la retina periférica (los laterales de la retina) para preservar la retina central (la parte más importante de la retina). La cirugía para la retinopatía del prematuro consiste en cicatrizar las áreas de la retina periférica para detener el crecimiento anormal y eliminar el desprendimiento de la retina.

Debido a que la cirugía se centra en el tratamiento de la retina periférica, estas áreas cicatrizarán y es posible que se pierda parte de la vista periférica. Sin embargo, al preservar la retina central, el ojo igualmente podrá realizar las funciones vitales como ver hacia adelante, distinguir colores, leer, etc.

Los métodos que se usan con más frecuencia en la cirugía de retinopatía del prematuro son los siguientes:

  • Cirugía láser: el tipo más común de cirugía de retinopatía del prematuro, en el cual se usan pequeños rayos láser para cicatrizar la retina periférica (también denominada terapia láser o fotocoagulación). Este procedimiento dura alrededor de 30 a 45 minutos para cada ojo.
  • Crioterapia: es el uso de temperaturas de congelamiento para cicatrizar la retina periférica con el fin de detener el crecimiento de vasos sanguíneos anormales. Durante muchos años, la crioterapia (también denominada criocirugía) era el método aceptado de cirugía para la retinopatía del prematuro, pero ha sido totalmente reemplazada por la terapia con láser.

Para los casos de retinopatía del prematuro más avanzada en los que se ha producido desprendimiento de la retina, se utilizan los siguientes métodos:

  • Introflexión escleral: implica la colocación de una banda o "buckle" flexible, generalmente de silicona, alrededor de la circunferencia del ojo. La banda se coloca alrededor de la esclerótica, o la parte blanca del ojo, y la empuja hacia adentro o la sujeta. Esto, a su vez, hace que la retina rasgada empuje más cerca de la pared exterior del ojo y permanezca presionada contra esta. Esta cirugía tiene una duración de 1 a 2 horas.

ilustracion introflexion escleral

  • Vitrectomía: es un tipo de cirugía compleja que implica el reemplazo del humor vítreo, o el gel transparente del centro del ojo, con una solución salina (sal). Quitar el humor vítreo permite la eliminación del tejido de cicatrización y facilita la retracción de la retina, lo cual evita su desprendimiento. La vitrectomía puede durar varias horas.

El oftalmólogo de su bebé determinará y analizará con usted cuál de los métodos quirúrgicos es el mejor.

La cirugía

El oftalmólogo pediátrico de su bebé describirá el procedimiento y responderá sus preguntas. Este es un buen momento para hacer preguntas acerca de todo lo que no comprende.

Por lo general, la cirugía para la retinopatía del prematuro se realiza con el paciente bajo anestesia general (medicación que induce a un estado de sueño profundo) o sedación profunda (medicación que hace que los pacientes no se den cuenta del procedimiento, pero que no produce una sedación tan profunda como con la anestesia general).

Si bien la cirugía láser o la crioterapia no implican la realización de cortes ni puntos, todos los procedimientos quirúrgicos para la retinopatía del prematuro requieren que se sede al bebé y se le administre analgésicos o anestesia general.

La cirugía láser y la crioterapia generalmente se realizan en la habitación del niño con sedación y analgésicos. Debido a que las cirugías de vitrectomía e introflexión escleral requieren de anestesia total, deben realizarse en un quirófano. Para todos los procedimientos, se controlan cuidadosamente la respiración y la frecuencia cardíaca del bebé.

Su hijo recibirá gotas para los ojos para que se dilaten sus pupilas antes de cada procedimiento. Durante la cirugía, se introducirá suavemente una herramienta denominada espéculo para párpados debajo de los párpados para evitar que se cierren.

El ojo se cubrirá con un parche luego de que se realicen la introflexión escleral o la vitrectomía, pero no luego de la crioterapia o cirugía láser. La necesidad de permanecer en el hospital dependerá de la afección médica del niño y de la edad al momento de la cirugía.

Cuidado del niño

Si la admisión al hospital no es necesaria, podrá llevar a su hijo a su hogar al cabo de aproximadamente una hora luego del procedimiento. La atención de seguimiento de la cirugía para la retinopatía del prematuro incluye la administración de gotas para los ojos (para prevenir infecciones) durante al menos una semana.

Para asegurarse de que los ojos se curen de manera adecuada y de que la retinopatía del prematuro no vuelva a presentarse, se deben programar exámenes de la vista conforme a las indicaciones del oftalmólogo. Por lo general, se realizan cada 1 a 2 semanas. Para la introflexión escleral, el oftalmólogo debe realizar un examen cada 6 meses para llevar un registro del crecimiento del ojo de su hijo.

El objetivo de la cirugía para la retinopatía del prematuro es detener la evolución de la enfermedad y prevenir la ceguera. Aunque la cirugía de retinopatía del prematuro tiene una buena tasa de éxito, no todos los bebés responden al tratamiento. Es posible que hasta un 25% de los bebés que fueron sometidos a cirugía para retinopatía del prematuro pierdan la vista en forma parcial o total.

Recuerde que para todos los tipos de cirugía para retinopatía del prematuro, se perderá algún grado de la visión periférica (lateral) de su hijo. Y aunque la retinopatía del prematuro haya detenido su evolución, es posible que la vista igualmente quede afectada.

Siempre se vigila el pronóstico de la retinopatía del prematuro. Debido a que es posible que se pierda parte de la vista y que existan complicaciones, todo niño que haya sido sometido a una cirugía para la retinopatía del prematuro debe someterse a exámenes oculares regulares anuales hasta alcanzar la edad adulta.

Para los casos avanzados de retinopatía del prematuro, la cirugía es la única opción. Por ello, es importante el diagnóstico y el tratamiento lo antes posible.

Cuando se le realiza algún tipo de procedimiento o cirugía a su hijo, es comprensible que sienta algo de intranquilidad. El médico analizará con usted los beneficios y riesgos de una cirugía para la retinopatía del prematuro. Si tiene preguntas o inquietudes, hable con su médico.

Revisado por: Kate M. Cronan, MD
Fecha de la revisión: julio de 2009



Related Resources

Web SiteMedlinePlus informacion de salud Un servicio de la Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU


Related Articles

Nociones básicas sobre los bebés prematuros Los bebés prematuros vienen al mundo antes que los bebés a término. Por parto prematuro, entendemos aquel parto que tiene lugar antes de que se hayan cumplido 37 semanas de embarazo; los bebés a término nacen entre 38 y 42 semanas después del último período menstrual de la madre.
La visión de su hijo No hay nada como mirar a los ojos de un hijo. Pero mientras está ocupado mirando a su hijo, asegúrese de prestar atención a su visión. La detección y el tratamiento precoz de los problemas de la vista son esenciales para la salud visual de su hijo.
Los ojos Dependemos de la vista más que de ningún otro sentido para movernos por el espacio que nos rodea. En una sola mirada, que dura una fracción de segundo, los ojos colaboran con el cerebro para informarnos sobre el tamaño, la forma, el color y la textura de un objeto.
Conceptos básicos sobre anestesia Comprender algunos conceptos básicos sobre la anestesia podrá ser útil para responder dudas y aliviar las preocupaciones, tanto suyas como de su hijo, tanto en el caso de una intervención menor en la que se aplica una inyección para adormecer el área como en el de una cirugía más compleja durante la que su hijo permanecerá "dormido".
Anestesia: qué esperar Aquí le presentamos un resumen de lo que puede suceder antes, durante o después del procedimiento quirúrgico de su hijo en un hospital o centro de cirugía.
Cómo preparar a su hijo para una cirugía Su hijo necesita cirugía electiva y se ha fijado la fecha. A diferencia de la cirugía de emergencia, la intervención electiva le da tiempo para preparar a su hijo psicológicamente para su estadía en el hospital y la cirugía. La preparación adecuada puede ayudar a que su hijo se sienta menos ansioso ante la inducción de la anestesia y la cirugía y a que la recuperación sea más rápida.
Cómo preparar a su hijo para la anestesia Cuanto más preparado, calmo y tranquilo se encuentre con respecto a la cirugía y la anestesia, probablemente resultará más fácil la experiencia para usted y su hijo.




Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.

© 1995-2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. Todos los derechos reservados.



 

Upcoming Events

5k Run/Walk/Roll fundraiser for a universally accessible park

Car Seat Safety Check at Xenia Township Fire Station 51 on Brush Row Road

Car Seat Safety Check - no appointment necessary!

All parents, siblings and grandparents of students working with IEPs from preschool through high school are invited to hear the guest speaker from the Bureau for Children with Medical Handicaps.

View full event calendarView full event calendar

Health and Safety

Your child's health and safety is our top priority

Accreditations

The Children's Medical Center of Dayton Dayton Children's
The Right Care for the Right Reasons

One Children's Plaza - Dayton, Ohio - 45404-1815
937-641-3000
www.childrensdayton.org