Radiografía: tibia y peroné

Print this page Bookmark and Share
Parents

Read this in English

(X-Ray Exam: Lower Leg (Tibia and Fibula))

Qué es

La radiografía de tibia y peroné es un estudio seguro e indoloro en el que se utiliza una pequeña cantidad de radiación para obtener una imagen de la parte inferior de la pierna del paciente. Durante el estudio, un equipo de rayos X envía un haz de radiación a través de la parte inferior de la pierna y la imagen se registra en una computadora o una película especial. Esta imagen muestra los huesos (tibia y peroné) y los tejidos blandos de la parte inferior de la pierna.

Las imágenes de rayos X son en blanco y negro. Las estructuras densas del organismo, que bloquean el paso del haz de rayos X a través del cuerpo, como la tibia y el peroné, aparecen con color blanco en la imagen radiológica. Los tejidos más blandos, como la piel y los músculos, permiten que el haz de rayos X los atraviese y se ven de un color más oscuro.

Las radiografías son realizadas por técnicos radiólogos del departamento de radiología de un hospital, de un centro radiológico independiente o de un consultorio médico. Se toman dos imágenes diferentes de la parte inferior de la pierna: una desde el frente (vista anteroposterior) y otra desde el costado (vista lateral o de perfil).

Por qué se realiza

Las radiografías de tibia y peroné pueden ayudar a determinar la causa de síntomas como dolor, sensibilidad, hinchazón o deformidad en la parte inferior de la pierna. Permiten detectar huesos rotos y, una vez que un hueso roto se ha acomodado, la radiografía puede ayudar a determinar si los huesos están alineados y si se han curado correctamente.

Si es necesario realizar una cirugía de la parte inferior de la pierna, es posible tomar una radiografía para planificar la cirugía y para evaluar los resultados de la operación. Además, las radiografías pueden ayudar a diagnosticar las etapas avanzadas de una infección, así como quistes, tumores u otras enfermedades de los huesos de la parte inferior de la pierna.

Preparación

No es necesario realizar ninguna preparación especial para las radiografías de tibia y peroné. Su hijo tendrá que quitarse la ropa, las alhajas o los objetos metálicos que puedan interferir con la imagen radiológica.

Si cree que su hija está embarazada, es importante que se lo comunique al técnico radiólogo o al médico. En general, se evita la realización de radiografías durante el embarazo porque hay una pequeña probabilidad de que la radiación dañe al bebé en desarrollo. Pero si la radiografía es indispensable, es posible tomar precauciones para proteger al feto.

Procedimiento

Se trata de un procedimiento rápido. Si bien una radiografía de tibia y peroné puede llevar aproximadamente 15 minutos, la exposición real a la radiación suele ser de menos de un segundo.

Su hijo tendrá que entrar en una sala especial que seguramente tendrá una camilla y una gran máquina de rayos X colgando del techo o la pared. Por lo general, se permite que los padres acompañen al niño para tranquilizarlo y brindarle apoyo.

El técnico colocará al niño en la posición adecuada sobre la camilla y después se parará detrás de una pared o en la sala contigua para hacer funcionar la máquina. En general, se suelen tomar dos radiografías (de frente y costado); por lo tanto, el técnico tendrá que volver a entrar en la sala para acomodar la pierna en la posición necesaria para cada radiografía. Los niños mayores deberán quedarse quietos durante un par de segundos mientras se toma la radiografía. En el caso de bebés, es posible que sea necesario sujetarlos suavemente. Es muy importante que el paciente deje la pierna quieta para evitar que la imagen de la radiografía salga borrosa.

Si su hijo necesita una radiografía y no puede trasladarse al departamento de radiología, contamos con equipos de radiografías de transporte que pueden ser llevados hasta la habitación de su hijo/a. Los equipos transportables se usan en las unidades de emergencias, cuidados intensivos y quirófanos (salas de operaciones).

xray_illustration

Qué esperar

Su hijo no sentirá nada mientras le realizan la radiografía. Tal vez, la sala de rayos esté fría porque se utiliza aire acondicionado para mantener el equipo.

Es posible que las posiciones para la radiografía resulten incómodas, pero sólo es por unos segundos. Si su hijo está lesionado y no puede permanecer en la posición necesaria, quizás el técnico pueda encontrar una posición más cómoda para su hijo. Los bebés suelen llorar en la sala de rayos X, en especial si están sujetos, pero esto no interfiere con el procedimiento.

Si permanece en la sala durante la realización de la radiografía, tendrá que usar un delantal de plomo para proteger algunas partes del cuerpo. Los órganos reproductivos de su hijo se protegerán con una placa de plomo.

Una vez tomadas las radiografías, usted y su hijo tendrán que esperar unos minutos mientras procesan las imágenes. Si están borrosas, tal vez sea necesario repetir la radiografía.

Obtención de los resultados

Las imágenes de las radiografías serán examinadas por un radiólogo (un médico especialmente entrenado para leer e interpretar las imágenes de rayos X). El radiólogo enviará un informe al médico, quien hablará con usted acerca de los resultados y le explicará qué significan.

En una emergencia, los resultados de las radiografías pueden estar listos rápidamente para que el médico los revise. De lo contrario, los resultados suelen estar listos en 1 ó 2 días. En la mayoría de los casos, los resultados no se pueden entregar directamente al paciente o a la familia en el momento del examen.

Riesgos

En general, las radiografías son seguras. Si bien toda exposición a la radiación representa algún riesgo para el organismo, la cantidad de radiación que se utiliza en las radiografías de tibia y peroné es pequeña y no se considera peligrosa. Es importante saber que el radiólogo utilizará la cantidad mínima de radiación necesaria para obtener los mejores resultados.

Los bebés en desarrollo son más sensibles a la radiación y tienen más riesgos de sufrir daños, por lo tanto, si su hija está embarazada, asegúrese de informárselo al médico y al técnico radiólogo.

Ayudar a su hijo

Puede ayudar a su hijo a prepararse para la radiografía de tibia y peroné explicándole en qué consiste el examen en palabras sencillas antes del procedimiento. Seguramente lo ayudará si le explica que las radiografías son muy similares a posar para una fotografía.

Puede describir la sala y el equipo que se utilizará y tranquilizar a su hijo explicándole que usted estará allí para acompañarlo. En el caso de los niños mayores, asegúrese de explicarles que es importante quedarse quietos cuando les toman la radiografía para que no sea necesario repetirla.

Si tiene alguna pregunta

Si tiene preguntas acerca de por qué es necesario realizar una radiografía de la tibia y el peroné, hable con su médico. También puede hablar con el técnico encargado de realizar la radiografía antes del procedimiento.

Revisado por: Kate M. Cronan, MD
Fecha de revisión: agosto de 2011



Related Resources

Web SiteInstitutos Nacionales de la Salud


Related Articles

Fracturas, esguinces, y torceduras La ruptura de un hueso (fractura) requiere cuidado médico de emergencia. Usted debe sospechar que su hijo(a) ha sufrido una fractura si él o ella han sentido o escuchado el sonido de uno de sus huesos como si se quebrara. Si su hijo(a) tiene dificultades moviendo la parte donde se ha golpeado o si la parte donde su hijo(a) ha sufrido el golpe se mueve de forma poco natural o duele mucho al tocarse.
Huesos, músculos y articulaciones Tus huesos son muy fuertes – pero incluso las cosas fuertes pueden romperse, Al igual que un lápiz de madera, los huesos pueden doblarse bajo presión, pero cuando la presión es demasiado fuerte o repentina, los huesos pueden quebrarse. Tú puedes romperte un hueso cayéndote de una patineta o de las barras del pasamanos en el parque.




Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.

© 1995-2012 The Nemours Foundation/KidsHealth. Todos los derechos reservados.



 

Upcoming Events

Learn about sickle cell disease and visit our health and safety education stations

The Catwalk for a Cause is a fun new charity fashion show to benefit Dayton Children's. It takes place September 15 at the Hilton at Austin Landing from 7:00-9:00 pm.

Car Seat Safety Check at Evenflo in Miamisburg

Join the Dayton Children's Air Force Marathon Team and run for kids who can't September 20, 2014.

View full event calendarView full event calendar

Health and Safety

Your child's health and safety is our top priority

Accreditations

The Children's Medical Center of Dayton Dayton Children's
The Right Care for the Right Reasons

One Children's Plaza - Dayton, Ohio - 45404-1815
937-641-3000
www.childrensdayton.org