Radiografía: cuello

Print this page Bookmark and Share
Parents

Read this in English

(X-Ray Exam: Neck)

Qué es

La radiografía de cuello es un estudio seguro e indoloro en el que se utiliza una pequeña cantidad de radiación para obtener una imagen de los tejidos blandos del cuello. Durante el estudio, un equipo de rayos X envía un haz de radiación a través del cuello y la imagen se registra en una computadora o en una película especial.

Esta imagen incluye las estructuras como las vértebras (los huesos del cuello), los tejidos blandos ubicados delante de las vértebras y las adenoides y las amígdalas si es que están agrandadas. También permite ver los pasajes nasales y orales, la nasofaringe (el lugar donde se unen los dos pasajes nasales), parte de la tráquea y la epiglotis (el tejido que cubre la tráquea cuando la gente traga).

tomografia computada cuello

Las imágenes de rayos X son en blanco y negro. Las partes densas del organismo, que bloquean el paso del haz de rayos X a través del cuerpo, como los dientes y los huesos, se ven de color blanco en la imagen. Las partes huecas, como las vías respiratorias, permiten que el haz de rayos X los atraviese y se ven de color negro.

Las radiografías están a cargo de un radiólogo. Cuando se toma una radiografía para ver los tejidos blandos del cuello, se suele tomar una imagen desde el costado. También es posible tomar una imagen adicional desde el frente.

Por qué se realiza

Las radiografías de cuello se utilizan para ayudar a diagnosticar problemas con los tejidos blandos del cuello. Por ejemplo, los síntomas como estridor (respiración ruidosa), tos ronca y afonía pueden deberse a una inflamación de diferentes zonas dentro o cerca de las vías respiratorias. La radiografía de cuello puede ayudar a detectar una inflamación de la epiglotis, que es muy poco común, o la inflamación de los tejidos que rodean a las cuerdas vocales (crup). También puede ayudar a diagnosticar una infección en la zona ubicada detrás de la garganta (absceso retrofaríngeo).

Puede detectar señales de amígdalas y adenoides agrandadas, lo cual resulta útil en la evaluación de niños con apnea obstructiva del sueño, niños que roncan mucho o que presentan infecciones reiteradas en los oídos y los senos paranasales.

Además, puede revelar la presencia de masas en el cuello, como quistes y tumores, así como algunos tipos de objetos que el niño haya podido tragar o inhalar accidentalmente y hayan quedado alojados en el esófago o las vías respiratorias superiores.

Preparación

No es necesario realizar ninguna preparación especial para las radiografías de cuello. Su hijo tendrá que quitarse toda la ropa y las alhajas desde la cintura hacia arriba, y colocarse una bata de hospital, ya que los botones, los cierres, los broches o las alhajas pueden interferir con las imágenes.

Si cree que su hija está embarazada, es importante que se lo comunique al técnico radiólogo o al médico. En general, se evita la realización de radiografías durante el embarazo porque hay una baja probabilidad de que la radiación dañe al bebé en desarrollo. Pero si la radiografía es indispensable, es posible tomar precauciones para proteger al feto.

Procedimiento

Si bien el procedimiento puede llevar aproximadamente 15 minutos, la exposición real a la radiación suele ser de menos de un segundo.

Su hijo tendrá que entrar en una sala especial que seguramente tendrá una camilla y una gran máquina de rayos X colgando del techo. Por lo general, se permite que los padres acompañen al niño para tranquilizarlo. Si permanece en la sala durante la realización de la radiografía, tendrá que usar un delantal de plomo para proteger algunas partes del cuerpo. Los órganos reproductivos de su hijo se protegerán con una placa de plomo.

Las radiografías de cuello se pueden realizar con el paciente parado, sentado o recostado. Esto depende de la afección de su hijo y del motivo para realizar la radiografía. El técnico colocará al niño en la posición adecuada, después se parará detrás de una pared o en la sala contigua para hacer funcionar la máquina. Si se realizan dos radiografías, el técnico volverá a la sala para volver a acomodar a su hijo.

Los niños mayores deberán contener la respiración y permanecer quietos durante 2 a 3 segundos mientras se toma la radiografía. En el caso de bebés, es posible que sea necesario sujetarlos suavemente. Es muy importante que el paciente deje el cuello quieto para evitar que la imagen de la radiografía salga borrosa.

Qué esperar

Su hijo no sentirá nada mientras le realizan la radiografía. Tal vez, la sala de rayos esté fría porque se utiliza aire acondicionado para mantener el equipo.

Es posible que las posiciones para la radiografía resulten incómodas, pero sólo es por unos segundos. Si su hijo tiene una lesión o siente dolor y no puede permanecer en la posición necesaria, quizás el técnico pueda encontrar una posición más cómoda. Los bebés suelen llorar en la sala de rayos X, en especial si están sujetos, pero esto no interfiere con el procedimiento.

neck_xray_illustration

Una vez tomada la radiografía, usted y su hijo tendrán que esperar unos minutos mientras procesan la imagen. Si la imagen está borrosa o no es clara, tal vez sea necesario repetir la radiografía.

Obtención de los resultados

Las imágenes de la radiografía serán examinadas por un radiólogo (un médico especialmente entrenado para leer e interpretar las imágenes de rayos X). El radiólogo enviará un informe al médico, quien hablará con usted acerca de los resultados y le explicará qué significan.

En una emergencia, los resultados de las radiografías de cuello pueden estar listos rápidamente. De lo contrario, los resultados suelen estar listos en 1 ó 2 días. En la mayoría de los casos, los resultados no se pueden entregar directamente al paciente o a la familia en el momento del examen.

Riesgos

En general, las radiografías de cuello son muy seguras. Si bien toda exposición a la radiación representa algún riesgo para el organismo, la cantidad de radiación que se utiliza en las radiografías de cuello es pequeña y no se considera peligrosa. Es importante saber que el radiólogo utilizará la cantidad mínima de radiación necesaria para obtener los mejores resultados.

Los bebés en desarrollo son más sensibles a la radiación y tienen más riesgos de sufrir daños, por lo tanto, si su hija está embarazada, asegúrese de informárselo al médico y al técnico radiólogo.

Ayudar a su hijo

Puede ayudar a su hijo pequeño a prepararse para la radiografía de cuello explicándole en qué consiste el examen en palabras sencillas antes del procedimiento. Seguramente lo ayudará si le explica que las radiografías son lo mismo que posar para una fotografía.

Puede describir la sala y el equipo que se utilizará y tranquilizar a su hijo explicándole que usted estará allí para acompañarlo. En el caso de los niños mayores, asegúrese de explicarles que es importante quedarse quietos cuando les toman la radiografía para que no sea necesario repetirla.

Si tiene alguna pregunta

Si tiene preguntas acerca de por qué es necesario realizar una radiografía de cuello, hable con su médico. También puede hablar con el técnico encargado de realizar la radiografía antes del procedimiento.

Revisado por: Yamini Durani, MD
Fecha de revisión: agosto de 2011



Related Resources

Web SiteInstitutos Nacionales de la Salud


Related Articles

Amigdalitis La amigdalitis es una inflamación de las amígdalas, las masas de tejido carnoso que cuelgan a ambos lados de la parte posterior de la garganta, cuya función consiste en ayudar a luchar contra los gérmenes que entran en el cuerpo a través de la boca.
Tomografía computada: cuello La tomografía del cuello permite detectar signos de enfermedades en la garganta y las zonas circundantes. Es posible que los médicos soliciten una tomografía computada para buscar signos de infección (como un absceso), una malformación de nacimiento, quistes o tumores.
Infecciones del oído medio Junto con la gripe, la infección de oídos es la enfermedad más frecuente que se les diagnostica a los ?niños en los Estados Unidos. Tres, o más, de cada cuatro niños han tenido, por lo menos, una infección en los oídos al llegar a los 3 años de edad. Para entender la manera en la que se desarrollan las infecciones, es importante comprender primero el funcionamiento del oído.
Adenoides inflamadas/hipertróficas A menudo, las amígdalas y las vegetaciones se extirpan al mismo tiempo. Aunque usted podrá ver fácilmente las amígdalas de su hijo pidiéndole que abra la boca de par en par y mirándole la garganta, las vegetaciones no pueden verse a simple vista.
Crup El término crup no se refiere a una sola enfermedad, sino a un conjunto de afecciones que involucran la ?inflamación de las vías respiratorias superiores y producen una tos perruna, sobre todo cuando el niño llora.




Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.

© 1995-2012 The Nemours Foundation/KidsHealth. Todos los derechos reservados.



 

Upcoming Events

Car Seat Safety Check at Evenflo in Miamisburg

Join the Dayton Children's Air Force Marathon Team and run for kids who can't September 20, 2014.

Car Seat Safety Check

The Fuel the Miracles Car & Bike Show will take place September 27 at the Moraine Walmart.

View full event calendarView full event calendar

Health and Safety

Your child's health and safety is our top priority

Accreditations

The Children's Medical Center of Dayton Dayton Children's
The Right Care for the Right Reasons

One Children's Plaza - Dayton, Ohio - 45404-1815
937-641-3000
www.childrensdayton.org