Traer su bebé a casa

Print this page Bookmark and Share
Parents

(Bringing Your Baby Home)

Si su bebé viene a casa directamente del hospital, llega más tarde de lo esperado (quizá por haber estado en la unidad de cuidados intensivos neonatales) o ha venido a través de una agencia de adopción, la llegada a casa de su pequeño es un acontecimiento importante que probablemente habrá imaginado muchas veces. Desde luego, puede que resulte ser lo que esperaba o puede que no. Siga leyendo para averiguar cómo estar preparados en cualquier circunstancia.

Salir del hospital

Las futuras mamás a menudo preparan la maleta con la ropa para volver a casa con el bebé antes incluso de haber ido al hospital, o a veces esperan a ver qué tiempo hace y después le piden a su pareja que les traiga la ropa necesaria para ellas y el bebé. Piense en llevar ropa holgada que se ajuste a la cintura con una cinta o un elástico, porque lo más probable es que todavía no pueda ponerse la ropa de antes del embarazo.

Con frecuencia los bebés se visten en exceso para su primer viaje a casa. Cuando hace calor, puede vestir al bebé con una camisetita y un pañal, y envolverlo con una mantita. Los gorros no son necesarios, pero pueden ser un complemento bonito, sobre todo para la primera foto en el hospital. Si hace frío, añada un mono de invierno y otra manta. Tendrá muchas más posibilidades de traer a casa un bebé tranquilo y contento si no dedica demasiado tiempo en el hospital a intentar vestirlo con una indumentaria complicada que precise empujar y tirar de las piernas y brazos de su bebé para vestirlo.

Si todavía no ha acordado con el personal sanitario la atención médica que precisará el bebé, asegúrese de fijar una cita para su primer exámen antes de salir del hospital. Dependiendo de las circunstancias, en el caso de algunos bebés prematuros puede ser necesario llevar a casa un monitor especial para registrar la frecuencia respiratoria y cardíaca, y pueden que le enseñen como practicar la reanimación cardiopulmonar (RCP) en bebés. Pero tanto si su bebé ha nacido a término como si es prematuro, no se marche precipitadamente; antes de salir del hospital haga todas las preguntas que tenga. Y si le preocupa alguna cosa sobre cualquier tema –desde el baño a la lactancia o a los eructos- pregunte a su enfermera, a la persona encargada de asesorarle en la lactancia o a su pediatra.

El viaje en coche

La cuestión más importante del viaje a casa es tener una sillita de seguridad para el coche adecuada para el bebé. En Estados Unidos, es obligatorio en todos los estados que los padres dispongan de una de estas sillitas al salir del hospital, puesto que es una de las maneras más seguras de proteger al bebé.

Incluso para un trayecto corto, nunca es seguro que alguno de ustedes lleve al bebé en brazos mientras el otro conduce. Su bebé podría salir despedido de sus brazos y chocar contra el tablero si se produce un frenazo brusco.

Es una buena idea comprar, alquilar o pedir prestada una sillita antes de que nazca el bebé, para que tengan tiempo de escogerla cuidadosamente. Hay dos tipos de sillitas de coche para bebé: sillitas sólo para niños pequeños (que deben sustituirse por otras cuando el bebé alcanza las 20 libras o los 9 kilos) y sillitas convertibles que pueden adaptarse a niños pequeños y mayores.

Las sillitas sólo para niños pequeños están diseñadas para colocarse mirando hacia atrás y se adaptan mejor a los bebés que las sillas convertibles. Los bebés deben ir en sillitas mirando hacia atrás hasta cumplir 1 año y pesar como mínimo 20 libras (9 kg). (Si su bebé sobrepasa este peso antes de cumplir el año, tendrá que usar una sillita convertible diseñada para bebés mayores.) Algunos padres de recién nacidos encuentran que utilizar como "sistema de transporte" un cochecito de paseo que sirve también como sillita para el coche permite pasar al bebé del coche al cochecito de manera mucho más suave, especialmente cuando el niño duerme.

Las sillitas convertibles se colocan mirando hacia atrás hasta que el bebé alcanza las 20 libras (9 kg) y ya tiene 1 año de edad, y después pueden volverse hacia delante. (Hay algunas sillitas convertibles que tienen un límite de peso superior para adaptarse a niños menores de un año que pesen más.)

Nunca coloque en el asiento delantero una sillita especial para niños pequeños o una sillita convertible en la posición de mirar hacia atrás; siempre póngalas en el asiento trasero. Los airbags del acompañante del asiento delantero son peligrosos tanto en el caso de las sillitas que se colocan mirando hacia atrás como las que se colocan mirando hacia delante, y la mayoría de los accidentes afectan a los pasajeros de delante. Cuando haga frío, primero sujete bien al bebé con los cinturones y luego cúbralo con mantas por encima.

Si pide prestada una sillita para el coche, asegúrese de que no tenga más de 10 años y que nunca haya estado que un coche que sufriese un accidente (aunque parezca estar bien, podría estar afectada estructuralmente). No utilice sillas a las que les falten piezas o que no tengan la etiqueta que indique la fecha de fabricación y el número de modelo (sin esto, no podrá saber si ha habido alguna retirada del mercado del producto por algún defecto). Además busque la "fecha de caducidad" recomendada por el fabricante. Si tiene alguna duda respecto a la historia de la sillita, si se la ve rota o con signos que revelen algún tipo de deterioro, no la utilice.

Pregunte en el lugar donde reciba sus clases de preparto, en el centro donde recibe la atención médica, en el hospital o en su compañía del seguro médico si existen programas de alquiler o préstamos de sillitas de coche; es algo bastante común.

Cuando compre una sillita nueva, es importante que recuerde que no hay un solo tipo de silla que sea la mejor o la más segura; compre una que se adapte y pueda instalarse correctamente en su coche. Y un precio más alto no indica necesariamente una calidad mejor; simplemente puede indicar que la sillita tenga ciertos accesorios que usted puede o no necesitar. Registre también su sillita nueva, de modo que si existe algún problema o retirada del producto del mercado, se lo puedan notificar.

El problema más común relacionado con las sillitas de coche es que se instalen incorrectamente (de acuerdo con la Administración Nacional para la Seguridad del Tráfico en las Carreteras de Estados Unidos [National Highway Traffic Safety Administration], la mayoría de las sillitas de coches se instalan incorrectamente). En los últimos años, en Estados Unidos, las sillitas de seguridad para coches con el sistema LATCH (Lower Anchors and Tethers for Children, Anclajes y correas de sujeción inferiores para niños) se han convertido en la norma, pero un elevado porcentaje de estas sillitas sigue utilizándose incorrectamente también. No confíe en los dibujos ni en lo que vea en los escaparates de las tiendas. Siga las instrucciones del fabricante, y consérvelas. Pregunte al pediatra o a la enfermera pediátrica si conocen algún lugar en su zona donde algún experto pueda evaluar con seguridad la instalación de la sillita del coche. Muchos hospitales, comisarías, parques de bomberos y concesionarios de coches ofrecen este servicio gratuito. Asegúrese de que la evaluación la realice alguien que posea el conocimiento y la experiencia adecuados.

Si va a trasladar a casa a su bebé desde la unidad de cuidados intensivos, lleve la sillita del coche hasta el hospital con suficiente antelación, para que el personal del hospital pueda comprobar si será adecuada para su bebé. Si existe algún problema especial que imponga alguna limitación, pida a su pediatra que le recomiende alguna sillita de coche para niños con necesidades especiales.

Para más información sobre el uso adecuado de las sillitas de seguridad para niños, lea nuestro artículo sobre seguridad en el coche.

Las emociones de los primeros momentos

No se sorprenda si experimentan una mezcla de emociones cuando llegue el momento de traer a su bebé a casa, sobre todo si es su primer hijo. Seguramente estarán nerviosos. De hecho, es posible que se sientan aterrados al darse cuenta de que han tenido que renunciar a un cierto control sobre su vida

Si su bebé no ha estado mucho tiempo con usted en el hospital, puede que no sepa qué tipo de horario seguirá su pequeño recién nacido. Pero pronto lo sabrá, aunque los horarios de los bebés cambian mucho en los primeros meses. Se estresará menos si no se programa en exceso y se permite flexibilidad.

Según haya sido su experiencia en el parto, es posible que se sienta físicamente agotada y con dolor. Sus hormonas pueden estar también haciendo el esfuerzo para reequilibrarse. Mientras tanto, es posible que su pareja se sienta un poco excluido si usted está totalmente absorbida por el bebé.

Quizá también tenga más hijos esperando la llegada del nuevo miembro de la familia. O tal vez tenga que atender a una mascota que se estará preguntando qué es lo que de repente atrae la atención de todo el mundo. Con frecuencia, las expectativas de los abuelos, de los hermanos que quieren competir o de los amigos pueden convertir la llegada a casa en algo estresante.

Los primeros períodos de llanto prolongado del bebé pueden ser también difíciles. Recuerde: los bebés pequeños suelen llorar entre 1 y 5 horas en un período de 24 horas, y no siempre se les puede calmar. El llanto normalmente disminuye poco a poco después de las primeras semanas. Aunque ahora puede parecer imposible, dentro de unos pocos meses le costará recordar los episodios de llanto aparentemente interminables de su bebé.

Los que esperan en casa

Presentar al bebé a los otros que están en casa puede ser un reto. Si tiene más hijos, procure dedicar a cada uno de ellos un tiempo de calidad. Algunos padres también traen obsequios del nuevo bebé para los hermanos mayores. Al principio, puede esperar que estén algo celosos, sobre todo si el que ha sido el principal objeto de atención durante años tiene de golpe un competidor. Anime a los hermanos a "ayudarle" a cuidar al nuevo miembro de la familia.

Si tiene una mascota, lleve a casa una manta que tenga el olor del bebé y colóquela en un lugar cerca del animal, incluso antes de salir del hospital. Después, cuando lleguen a casa, el bebé ya no será del todo extraño para el animal. Pero recuerde: nunca deje a las mascotas solas con el recién nacido.

La familia y los amigos

Es una buena idea que su pareja actúe como el guardián de la entrada para los visitantes, y que al comienzo limiten el número de visitas. Más adelante estará más contenta si ahora se toma algún tiempo para descansar y acostumbrase a la nueva situación. Aunque los bebés no suelen ser tímidos con los extraños durante los 3 primeros meses aproximadamente, pueden excitarse demasiado y cansarse si hay demasiadas personas alrededor.

Si tiene un contestador telefónico, puede considerar la posibilidad de cambiar el mensaje de bienvenida para dar la información básica sobre el recién nacido. Podría, por ejemplo, decir algo así: "Ha llegado el nuevo miembro de nuestra familia. Se llama Jill Michelle; nació el 1 de junio y pesó 6 libras y 7 onzas (3,37 g). Todos estamos bien, adaptándonos a nuestra nueva vida. Si quieres que te llamemos cuando nos sea posible, por favor deja tu nombre y tu número de teléfono".

No temá poner límites a las visitas para recibirlas poco a poco. Si alguien está enfermo, pídale que no venga hasta que se encuentre bien y ya no pueda contagiar. También puede ser una buena idea pedir a las visitas que se laven las manos antes de coger al bebé, porque el sistema inmunitario de su recién nacido es todavía muy débil.

Cuándo llamar al pediatra

Los servicios encargados de la atención médica de su bebé esperan que los nuevos padres llamen para consultar sobre diversos temas, desde la lactancia hasta las preocupaciones relacionadas con la salud (para más información sobre la atención a los recién nacidos, consulte nuestra sección sobre el Embarazo y los recién nacidos). Es preferible que llame a que se preocupe por algo innecesariamente. Recuerde que usted es la principal fuente de información sobre su hijo para su médico.

Si duda si llamar o no al consultorio del pediatra, hágalo, sobre todo si observa algo inesperado o diferente que le preocupe. Llame si observa alguno de estos signos:

  • temperatura rectal de 100,4 grados Fahrenheit (37,7º C) o más (en los bebés menores de 2 meses)
  • síntomas de deshidratación (llanto sin lágrimas, ojos hundidos, una depresión en la zona blanda de la cabeza del bebé, no mojar los pañales entre 6 y 8 horas)
  • un bulto en la zona blande de la cabeza que sobresale incluso cuando el bebé está tranquilo y de pie
  • el bebé está en estado letárgico o cuesta despertarlo
  • el bebé respira agitadamente o con esfuerzo (llame al 911, en Estados Unidos, o al 112, en España, si su bebé tiene dificultades respiratorias y empieza a mostrar un color azulado alrededor de los labios y la boca)
  • vómitos fuertes repetidos o incapacidad de retener los líquidos
  • vómitos o heces con sangre
  • más de 8 deposiciones en forma de diarrea en 8 horas

Si su preocupación es por algo urgente, llame al médico y lleve a su hijo a urgencias. Recuerde que en los bebés pequeños, las pequeñas afecciones pueden convertirse rápidamente en problemas serios.

Revisado por: Steven Dowshen, MD
Fecha de revisión: octubre de 2007



Related Resources

Web SiteInstitutos Nacionales de la Salud
Web SiteLa Administracion de Salud Mental y Abuso de Sustancias
Web SiteComo Alimentarse y Mantenerse Activo Durante Toda la Vida: Consejos para la futura mama


Related Articles

La recuperación después del parto Su bebé finalmente ha llegado y usted está encantada- pero también está exhausta, incomoda, quizás ?experimentando un remolino de emociones y preguntándose si alguna vez podrá volver a ponerse los blue jeans que usaba antes de su embarazo.
Lactancia materna versus lactancia artificial La decisión de amamantar o dar el biberón a su bebé es una decisión muy personal. Pero hay algunos puntos que tal vez quiera tener en cuenta antes de decidir qué es mejor para usted y su recién nacido.
El vínculo con el bebé Entre los padres y sus bebés se crea un fuerte vínculo de unión o apego. Este vínculo hace que los?padres deseen colmar a su pequeño de amor y cariño, protegerlo, alimentarlo?y cuidarlo en?todos?los sentidos. Este vínculo hace que los padres se levanten a media noche para alimentar al?bebé?cuando éste tiene hambre y les hace estar pendientes de su amplia gama de?llantos y gimoteos.
Cortarle las uñas a su bebé Aunque cortarle las uñas a su bebé puede imponerle bastante, sobre todo al principio, mantener bien cortas las uñas del pequeño es importante para su seguridad.
Cómo convertirse en padres afecta su relación de pareja Las parejas que pronto se convertirán en padres preparan la llegada del bebé durante meses. Cuando llega la hora de traer al nuevo pequeño miembro de la familia al hogar, los padres ya han tomado clases, han leído tantos libros como los que pueden existir en una librería, y han equipado la cómoda del bebé casi al completo. Pero a pesar de todos estos preparativos, la realidad que significa cuidar de un bebé puede ser sobrecogedora. Cuando los miembros de un hogar crecen de dos a tres, la relación con su pareja está destinada a cambiar.
Cambiar los pañales a su bebé El cambio de pañales puede parecer complicado al principio. Pero, con un poco de práctica, usted se dará cuenta de que mantener seco, cómodo y contento a su pequeño es facil.
Lavar la ropa del bebé ¡En cuanto llega un bebé a casa, parece como si las lavadoras se duplicaran! Muchos padres creen que deben utilizar un detergente especial para bebés para lavar la ropa del pequeño de la familia. Pero puede tranquilizarles saber que eso no suele ser necesario con la mayoría de bebés.
Hacer eructar a su bebé Alimentar a un bebé por primera vez es una experiencia emocionante para los padres primerizos. Pero también puede imponer un poco, sobre todo cuando uno no sabe muy bien qué esperar. Aquí tiene una guía rápida sobre un aspecto importante de la alimentación del bebé –hacerle eructar.
El aspecto de un recién nacido: qué es normal El momento en que usted podrá ver, tocar o inspeccionar por primera vez a su recién nacido dependerá del tipo de parto que tenga, de su estado y del estado del bebé. Si tiene un parto vaginal sin complicaciones, deberían permitirle coger al bebé a los pocos minutos de dar a luz.
El nacimiento del segundo hijo Afortunadamente, prepararse para la llegada del segundo hijo puede ser tan gratificante y especial como la primera vez. Ayudar a su hijo mayor a entender qué puede esperar puede mitigar la ansiedad de ambos, y ser consciente de los cambios que supondrá el hecho de tener otro hijo es la mejor forma de prepararse y de preparar a su hijo mayor para el feliz acontecimiento.
Guía para padres primerizos Ya pasaron los nueve largos meses de embarazo y la conmoción del parto y nacimiento de su primer bebé. Es hora de marcharse del hospital y llevar su nuevo bebito a la casa. ¡Ahora, es cuando usted se da cuenta que hay mucho que aprender!




Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.

© 1995-2012 The Nemours Foundation/KidsHealth. Todos los derechos reservados.



 

Upcoming Events

Get your family started on a healthy lifestyle

Join the Beavercreek TWIG groups 11, 17, and 22 for the annual spring luncheon, Run for the Roses, on April 26, 2014 at the Beavercreek Golf Club.

Wally Bear and family friendly 1 or 5 mile walk

View full event calendarView full event calendar

Health and Safety

Your child's health and safety is our top priority

Accreditations

The Children's Medical Center of Dayton Dayton Children's
The Right Care for the Right Reasons

One Children's Plaza - Dayton, Ohio - 45404-1815
937-641-3000
www.childrensdayton.org