El peso de su hijo

Print this page Bookmark and Share
Parents

Read this in English

(Your Child's Weight)

"¿Cuánto debería pesar mi hijo?" es una de las preguntas más frecuentes que se hacen los padres. Parece fácil de responder, pero no siempre lo es. Las personas tienen constituciones diferentes, por lo que no hay una cifra única que sea el peso adecuado para todo el mundo.

Entre los niños de la misma edad y estatura, algunos están más musculados que otros o más desarrollados que otros. Esto obedece a que no todos los niños tienen la misma constitución ni maduran al miemos tiempo.

De todos modos, con un poco de esfuerzo, es posible averiguar si el peso de un niño está dentro de los márgenes saludables teniendo en cuanta su estatura.

Crecimiento y pubertad

No todo el mundo crece ni se desarrolla al mismo ritmo. Durante la pubertad, el cuerpo empieza a fabricar hormonas sexuales, que ponen en marcha cambios corporales como el desarrollo mamario en las chicas y el aumento del tamaño de los testículos en los chicos, así como los denominados estirones, que van acompañados de una rápida ganancia de peso en ambos sexos. Una vez se inician estos cambios, continúan durante varios años. Como promedio, un adolescente puede crecer hasta 25 cm (unas 10 pulgadas) durante la pubertad hasta alcanzar la estatura adulta.

La mayoría de niños ganan peso más deprisa durante esta etapa conforme se van produciendo cambios en la cantidad de tejido muscular, graso y óseo de sus cuerpos. Este aumento de peso puede ser perfectamente saludable —siempre y cuando la cantidad de grasa, músculo y hueso estén en la proporción adecuada.

Puesto que algunos niños entran en la pubertad a los ocho años mientras que otros no lo hacen hasta los 14, puede ocurrir que dos niños del mismo género, estatura y edad difieran considerablemente en peso corporal sin que ninguno de ellos tenga ningún problema de salud o crecimiento.

Todos estos cambios tan rápidos en peso o estatura se pueden vivir con cierta extrañeza y a muchos niños les resultar difícil adaptarse a ellos. De ahí que sea completamente normal preocuparse o acomplejarse por el peso durante la adolescencia —muchos adolescentes lo hacen.

Estimar la cantidad de grasa corporal utilizando el IMC

Los expertos han desarrollado una forma de determinar si el peso de una persona está dentro de los márgenes saludables teniendo en cuenta su estatura. Han desarrollado una medida denominada índice de masa corporal, o IMC. El IMC es una fórmula que utilizan los médicos para estimar la cantidad de grasa corporal que tiene una persona a partir de sus medidas de peso y estatura.

Aunque se utiliza la misma fórmula para los niños y para los adultos, es un poco más complicado interpretar el IMC cuando se refiere a un niño.

En los niños, el IMC se representa en una gráfica de crecimiento donde están representadas las curvas de los percentiles para determinar si un niño pesa menos de lo que debería pesar, tiene un peso promedio, o bien sobrepeso u obesidad. Se utilizan gráficas de IMC diferentes para niños y para niñas menores de 20 años porque la cantidad de grasa corporal difiere entre sexos y sufre modificaciones relacionadas con el proceso madurativo.

Cada gráfica de IMC tiene ocho curvas porcentuales que representan los percentiles 5, 10, 25, 50, 75, 85, 90 y 95. Un niño cuyo IMC coincide con o supera el percentil 5 sin alcanzar el percentil 85, se considera que tiene un peso saludable para su edad. Un niño cuyo ICM coincide con o supera el percentil 85 sin llegar al 95, se considera que tiene sobrepeso. Un niño cuyo ICM coincide con o supera el percentil 95, se considera obeso. Un niño cuyo ICM está por debajo del percentil 5, se considera que pesa menos de lo que debería.

Para poder calcular el ICM de su hijo, deberá pesarlo y medirle la estatura con precisión. Las balanzas de baño y los metros o medidores de estatura caseros no siempre ofrecen resultados precisos. O sea que la mejor forma de obtener medidas precisas es pesando y midiendo a los niños en la consulta del pediatra o en las revisaciones médicas que se realizan en los centros de enseñanza.

¿Qué información nos da el IMC?

Puede calcular el IMC de su hijo usted mismo, pero considere la posibilidad de pedirle al pediatra del niño que le ayude a interpretar esa cifra. Los pediatras no se limitan a utilizar el IMC para evaluar el peso de sus pacientes. También tienen en cuenta en qué momento evolutivo se encuentran, por ejemplo, si están en plena pubertad, y utilizan los resultados de IMC de años anteriores para determinar si el niño podría estar en situación de riesgo de desarrollar sobrepeso. Detectar pronto ese riesgo puede ser de gran ayuda porque los niños pueden introducir cambios en su dieta y nivel de actividad física antes de que lleguen a desarrollar sobrepeso.

En la actualidad, muchos niños están desarrollando problemas de salud relacionados con el sobrepeso que en el pasado solamente afectaban a los adultos. La diabetes Tipo 2, el colesterol alto y la hipertensión arterial se diagnostican a menudo en niños y adolescentes con sobrepeso u obesidad. Estos niños y jóvenes también tienen más probabilidades de convertirse en adultos con sobrepeso. Y los adultos con sobrepeso están en situación de riesgo de desarrollar otros problemas de salud graves, como los cardíacos.

Aunque el IMC puede ser un buen indicador de la grasa corporal, no siempre resulta informativo. Una persona de constitución y grande o muy musculosa (como un culturista o un atleta) puede tener un IMC alto. Del mismo modo, una persona de constitución muy pequeña puede tener un IMC que está dentro de los márgenes de la normalidad a pesar de tener demasiada grasa corporal. Este es otro motivo para que hable con el pediatra sobre el IMC de su hijo.

Cuando un niño pesa más o menos de lo que debería

Si cree que su hijo se ha engordado demasiado o está demasiado delgado, el pediatra debería ayudarle a dilucidar si su hijo tiene o no un problema relacionado con el peso. Él lleva tiempo midiendo y pesando a su hijo y sabrá si está creciendo y desarrollándose con normalidad.

Si al pediatra le preocupa la estatura, peso o IMC de su hijo, probablemente le hará preguntas sobre la salud del niño, su nivel de actividad física y sus hábitos alimentarios, así como sobre los antecedentes familiares (para averiguar si su hijo ha podido heredar algún rasgo que le predispone a ser más alto o más bajo que el promedio y/o a madurar más tardíamente). El pediatra analizará conjuntamente toda esa información para determinar si su hijo tiene o no un problema de peso y/o de crecimiento.

Si el pediatra acabara concluyendo que el peso de su hijo no está dentro de los márgenes saludables, probablemente le dará recomendaciones específicas de tipo dietético y sobre la actividad física que debería realizar. Seguir un programa diseñado por un médico o dietista específicamente para su hijo dará mucho mejores resultados que hacerle seguir una “dieta milagro”. En los niños y adolescentes, las “dietas milagro” o “las dietas de ayuno” pueden retrasar el crecimiento y la maduración sexual; además, las pérdidas de peso que se consiguen con estas dietas no suelen ser duraderas.

¿Y si a su hijo le preocupa estar demasiado delgado? La mayoría de niños que pesan menos que otros de su edad están completamente sanos. Es posible que alcancen la pubertad más tarde que algunos de sus compañeros de clase, ya que cada persona crece y madura a un ritmo diferente. La mayoría de los adolescentes que pesan menos de lo que deberían se acaban poniendo al día al final de la pubertad y en contadas ocasiones necesitan hacer nada ganar peso.

En una cantidad reducida de casos, el niño o adolescente pesa menos de lo que debería a consecuencia de un problema de salud que requiere tratamiento. Si su hijo se queja frecuentemente de cansancio o de que se encuentra mal, o tiene síntomas como tos, dolor de estómago, diarrea u otros problemas de más de una o dos semanas de duración, hable con el pediatra. Algunos niños y adolescentes pesan menos de lo que deberían debido a trastornos de la conducta alimentaria, como la anorexia o la bulimia, que requieren tratamiento.

El papel de los genes

La herencia desempeña un papel en la constitución corporal y el peso de una persona. Las personas de razas, grupos étnicos y nacionalidades diferentes tienden a tener distribuciones de grasa corporal diferentes (lo que significa que tienden a acumular grasa en partes del cuerpo diferentes), así como proporciones diferentes de tejido óseo-muscular versus graso. Pero los genes tampoco marcan el destino —los niños pueden alcanzar y conservar un peso saludable alimentándose bien y permaneciendo activos.

Los genes no son lo único que comparten los miembros de una familia. También es cierto que los hábitos insanos se transmiten de padres a hijos. Los hábitos alimentarios y de ejercicio físico de las personas que viven bajo un mismo techo probablemente influyen todavía más que los genes en el riesgo de desarrollar sobrepeso.

Si en su familia se comen muchos platos o tentempiés ricos en grasas o no se hace mucho ejercicio, lo más probable es que su hijo siga la misma pauta. La buena noticia es que esos hábitos se pueden modificar a mejor. Hasta las formas más suaves de ejercicio, como andar, tienen enormes beneficios para la salud.

Por lo tanto, recuerde esto: no es la cifra concreta que marca la balanza lo importante, sino asegurarse de que su hijo se mantiene sano –tanto por dentro como por fuera.

Revisado por: Mary L. Gavin, MD
Fecha de la revisión: febrero de 2009



Related Resources

Web SiteInstitutos Nacionales de la Salud
Web SiteMiPiramide El Plan MiPiramide puede ayudarlo a elegir los alimentos y las cantidades correctas para usted.


Related Articles

Alentar una imagen corporal saludable La imagen corporal puede ser especialmente vulnerable durante los años de la preadolescencia y la adolescencia porque la apariencia cambia mucho y los mensajes culturales que exacerban la insatisfacción pueden ser muy fuertes.
Los niños y el ejercicio Cuando la mayoría de los adultos piensa en hacer ejercicio, se imaginan corriendo en la cinta en un gimnasio o levantando pesas en la sala de musculación.
Pero para los niños hacer ejercicio significa jugar y estar físicamente activo.
El peso y la diabetes Una dieta balanceada y una vida activa son importantes para que los niños puedan mantener un peso saludable. Pero para los niños con diabetes, esos aspectos son aún más trascendentales. Eso se debe a que el peso influye en la diabetes y la diabetes influye en el peso de una persona.
Una alimentación saludable Una buena nutrición y una dieta balanceada ayudan al niño a crecer saludable. No importa si su niño es un párvulo o un adolescente, usted puede tomar las medidas necesarias para mejorar su nutrición y formar buenos hábitos alimenticios.
El sobrepeso y la obesidad El número de niños obesos o con sobrepeso está aumentando a una velocidad fenomenal en los Estados Unidos. En general, los niños pasan más tiempo frente al televisor, la computadora o la consola de videojuegos y menos tiempo haciendo ejercicio. Por otra parte, las ajetreadas familias de hoy en día tienen menos tiempo para preparar comidas saludables en casa regularmente todos los días.




Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.

© 1995-2012 The Nemours Foundation/KidsHealth. Todos los derechos reservados.



 

Upcoming Events

Fun family health fair

REGISTRATION: Sign up online at www.keysports.net. By mail: Fill out this entry form and mail with a check payable to Miamisburg High School to Miamisburg High School C/O Jenny Brockert 1860 Belvo Road Miamisburg, OH 45342 For more information all Jenny Brockert at (937) 866-0771 ext.1414 or email her at jbrockert@miamisburg.k12.oh.us

Get your family started on a healthy lifestyle

View full event calendarView full event calendar

Health and Safety

Your child's health and safety is our top priority

Accreditations

The Children's Medical Center of Dayton Dayton Children's
The Right Care for the Right Reasons

One Children's Plaza - Dayton, Ohio - 45404-1815
937-641-3000
www.childrensdayton.org