La intoxicación por plomo

Print this page Bookmark and Share
Parents

Read this in English

(Lead Poisoning)

Si usted tiene hijos pequeños, es importante que averigüe si existe algún riesgo de que se expongan al plomo, especialmente si su familia vive en una casa antigua.

La exposición prolongada al plomo, un mineral de origen natural que se utiliza prácticamente en cualquier cosa, desde los materiales para la construcción hasta las pilas, puede provocar graves problemas de salud, sobre todo en los niños pequeños. El plomo es tóxico para todas las personas pero los bebés que todavía no han nacido y los niños pequeños son los que tienen mayor riesgo de padecer problemas ocasionados por la intoxicación por plomo -sus cuerpos, más pequeños y en proceso de crecimiento, los hacen más susceptibles a absorber y a retener plomo.

Cada año, en EE.UU., 310.000 niños con edades comprendidas entre el año y los cinco años tienen concentraciones peligrosas de plomo en sangre, lo que puede provocar una amplia gama de síntomas, desde el dolor de cabeza y de estómago hasta problemas de comportamiento y anemia (cantidad insuficiente de glóbulos rojos en sangre). El plomo también puede afectar al desarrollo cerebral del niño.

La buena noticia es que usted puede proteger a su familia de la intoxicación por plomo. Si tiene hijos de entre seis meses y tres años, consulte a su pediatra sobre las posibles fuentes de plomo que puede tener en casa o en cualquier lugar donde permanezcan durante largos periodos de tiempo.

Y es importante que a todos los niños se les realice una prueba para detectar su concentración de plomo en sangre cuando tengan un año y, de nuevo, a los dos años, puesto que muchos niños que padecen intoxicación por plomo no presentan ningún síntoma.

¿Por qué es nocivo el plomo?

Cuando el cuerpo se ha expuesto al plomo —por haberlo inhalado, ingerido o, en una cantidad reducida de casos, haberlo absorbido a través de la piel— esta sustancia puede actuar como un veneno. La exposición a cantidades elevadas de plomo durante un período breve de tiempo se conoce como intoxicación aguda. La exposición a pequeñas cantidades de plomo durante un largo periodo de tiempo se conoce como intoxicación crónica.

El plomo es particularmente peligroso porque, una vez entra en el organismo de una persona, se distribuye por todo el cuerpo del mismo modo que los minerales que son buenos para el organismo, como el hierro, el calcio y el zinc. Y el plomo puede perjudicar todos los lugares del cuerpo donde se deposita. Por ejemplo, en el torrente sanguíneo, puede alterar los glóbulos rojos, limitando su capacidad para transportar oxígeno a los órganos y tejidos que lo necesitan, provocando, por lo tanto anemia.

La mayoría del plomo acaba en los huesos, donde provoca incluso más problemas. El plomo puede interferir en la producción de células sanguíneas y en la absorción del calcio que los huesos necesitan para crecer y desarrollarse sanos y fuertes. El calcio es esencial para tener huesos y dientes fuertes, para contracciones musculares y para funcionamiento de los nervios y los vasos sanguíneos.

Efectos de la intoxicación crónica por plomo

La intoxicación por plomo puede ocasionar una variedad de problemas en los niños, incluyendo los siguientes:

  • disminución del crecimiento óseo y muscular
  • escasa coordinación muscular
  • lesiones en el sistema nervioso, renal y auditivo
  • problemas en el habla y el lenguaje
  • retraso de desarrollo
  • convulsiones y pérdida de conciencia (en casos de concentraciones extremadamente elevadas de plomo)

Cómo ocurre la intoxicación por plomo

Generalmente, los niños sufren intoxicación por plomo por la pintura elaborada con plomo, que se utilizaba en muchas casas de EE. UU. hasta finales de los años setenta, momento en que el gobierno prohibió la fabricación de ese tipo de pintura.

Por este motivo, los niños que viven en casas antiguas tienen más riesgo de padecer intoxicación por plomo. También tienen un riesgo superior los niños que han emigrado a EE.UU. o que han sido adoptados en este país procedentes de países donde no se regula el uso de plomo.

El plomo también se encuentra en otras áreas medioambientales, incluyendo:

  • La tierra o el suelo contaminados, que se encuentran cerca de calles de mucho tráfico, en parte porque el plomo fue un ingrediente de la gasolina hasta finales de los años 70. La tierra que hay alrededor de las casas pintadas con pintura que contenía plomo también puede estar contaminada. La tierra contaminada es un motivo especial de preocupación porque también se puede introducir polvo rico en plomo en las casas.
  • El agua que fluye por tuberías y grifos de plomo viejos, si las tuberías empiezan a deteriorarse.
  • Los alimentos que se guardan en recipientes vidriados de plomo, pintados con plomo o importados de países que utilizan el plomo para sellar productos enlatados.
  • Algunos juguetes, piezas de joyería, artículos de deporte o similares que contengan vidrio o cristal de colores, tinta, pintura y/o yeso.
  • Algunas remedios caseros, como la greta y el azarcón o minio (plomo rojo) (utilizados como tratamiento del empacho).

Signos de intoxicación por plomo

Muchos niños con intoxicación por plomo no tienen ningún síntoma de enfermedad, por eso es importante eliminar los riesgos de intoxicación en casa y asegurarse de realizar pruebas a los niños pequeños para detectar su concentración de plomo en sangre.

Cuando los niños desarrollan síntomas de intoxicación por plomo, suelen presentar:

  • irritabilidad o problemas de comportamiento
  • pica (ingerir elementos no nutritivos, como tierra o astillas de pintura)
  • dificultades de concentración
  • dolores de cabeza
  • pérdida del apetito
  • pérdida de peso
  • pereza o fatiga
  • dolor abdominal
  • vómitos o nauseas
  • estreñimiento
  • palidez por anemia
  • sabor metálico en la boca
  • debilidad o dolor en músculos y articulaciones
  • convulsiones

Estos síntomas también pueden indicar un amplio abanico de otras enfermedades, de modo que si su hijo presenta alguno de ellos, usted debería consultar al pediatra. Es posible que sea preciso realizar un análisis de sangre para detectar intoxicación por plomo u otros problemas de salud.

Tratamiento

El tratamiento de la intoxicación por plomo varía en función de la cantidad de plomo presente en sangre. Las cantidades reducidas de plomo tienen un tratamiento bastante sencillo; la parte más importante del tratamiento consiste en reducir la exposición al plomo. Gradualmente, conforme el cuerpo vaya eliminando naturalmente el plomo, la concentración de este mineral en sangre irá disminuyendo.

Los casos muy graves, en que el niño tiene concentraciones extremadamente elevadas de plomo en sangre, deberán ingresar en un hospital para tratarse con un medicamento denominado agente quelante, que se adhiere químicamente al plomo, facilitando que el cuerpo pueda eliminarlo de forma natural.

A todos los hermanos de un niño que padezca intoxicación por plomo se les debe realizar la prueba de la concentración de plomo en sangre. Los pediatras informan sobre los casos de intoxicación por plomo al departamento de salud pública.

Proteja a su familia

Usted puede proteger a sus hijos de la intoxicación por plomo asegurándose de que su casa está libre de plomo; pida al departamento de salud de su localidad que evalúe la cantidad de plomo presente en su casa. Practique a sus hijos la prueba de la concentración de plomo en sangre, especialmente si tienen entre seis meses y tres años de edad. Los niños de estas edades permanecen mucho tiempo en el suelo intentando meterse cosas en la boca.

Los siguientes consejos pueden ayudarle a reducir el riesgo de exposición al plomo:

  • Esté pendiente del estado de las tuberías antiguas. Las tuberías antiguas pueden estar recubiertas de plomo. Si usted tiene una instalación de agua antigua (casas construidas antes de 1970), en que se utilizan tuberías de cobre y soldaduras de plomo, probablemente deseará que le avalúen la concentración de plomo en su agua corriente. Puede llamar al departamento de salud o de aguas de su localidad para que le indiquen un laboratorio que le evaluará el contenido de plomo de su agua corriente. También puede adoptar una serie de precauciones para limitar la exposición al plomo. Si lleva varias horas sin utilizar grifo del agua fría, deje correr el agua durante unos 30 segundos antes de beberla. Y, puesto que el agua caliente absorbe más plomo que el agua fría, no utilice agua caliente del grifo para cocinar.
  • Mantenga su casa y a su familia bien limpias. Lave las manos y los juguetes de sus hijos con frecuencia y mantenga limpias las superficies donde suele depositarse el polvo pasando un paño húmedo.
  • Asegúrese de que el calcio y el hierro forman parte de la dieta familiar. Si los niños se exponen al plomo, una buena alimentación puede reducir la cantidad de plomo que absorben sus cuerpos. Comer con regularidad ayuda mucho porque el plomo se absorbe mejor cuando se está en ayunas.
  • Sepa dónde juegan sus hijos. Manténgalos alejados de las calles con tráfico y de debajo de los puentes.

Si usted sospecha que las paredes de su casa pueden tener pintura que contenga plomo, utilice un paño mojado para limpiar las repisas de las ventanas y las paredes. Esté pendiente de los escapes o fugas de agua que pueden hacer que la pintura se desprenda. No lije, pula ni caliente la pintura de las paredes que contenga plomo porque incrementaría el riesgo de inhalación. Si la pintura no se ha desprendido mucho ni ha producido muchas astillas, volviendo a pintar las paredes con una nueva capa de pintura, revistiéndolas o aplicándoles paneles de yeso o Pladur probablemente reducirá el riesgo de exposición al plomo. Lo mejor es consultar a un profesional al respecto, especialmente porque puede ser necesario adoptar precauciones adicionales para eliminar el plomo contenido en la pintura.

Revisado por: Nicole Green, MD
Fecha de revisión: octubre de 2009



Related Resources

Web SiteInstitutos Nacionales de la Salud


Related Articles

Retraso en el desarrollo del habla o del lenguaje Saber qué cosas son "normales" y cuáles no en el desarrollo del habla y el lenguaje puede ayudarlo a entender si debe preocuparse o si su hijo presenta un desarrollo adecuado.
Análisis de sangre: plomo En los adultos, un nivel bajo de exposición al plomo no se considera peligroso. Sin embargo, en el caso de los bebés y los niños pequeños cuyos cerebros aún se encuentran en desarrollo, la cantidad incluso más pequeña de plomo es capaz de provocar problemas de aprendizaje y de conducta.




Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.

© 1995-2012 The Nemours Foundation/KidsHealth. Todos los derechos reservados.



 

Upcoming Events

Get your family started on a healthy lifestyle

Join the Beavercreek TWIG groups 11, 17, and 22 for the annual spring luncheon, Run for the Roses, on April 26, 2014 at the Beavercreek Golf Club.

City of Sidney police and Sidney YMCA Healthy Kids Day

View full event calendarView full event calendar

Health and Safety

Your child's health and safety is our top priority

Accreditations

The Children's Medical Center of Dayton Dayton Children's
The Right Care for the Right Reasons

One Children's Plaza - Dayton, Ohio - 45404-1815
937-641-3000
www.childrensdayton.org