Polio

Print this page Bookmark and Share
Parents

(Polio)

La polio (también denominada poliomielitis) es una enfermedad contagiosa e históricamente devastadora que fue prácticamente erradicada del hemisferio occidental en la segunda mitad del siglo XX. Si bien la polio existe desde la antigüedad, su brote más extenso ocurrió en la primera mitad del año 1900 hasta que se introdujo la vacuna contra la polio en 1955.

En el pico de la epidemia de polio, en 1952, se informaron aproximadamente 60.000 casos y más de 3.000 muertes solo en los Estados Unidos. Sin embargo, con la vacunación masiva, la polio producida por infección natural, se erradicó de los Estados Unidos en 1979 y del hemisferio occidental en 1991.

Signos y síntomas

La polio es una enfermedad viral que, en realidad, en aproximadamente el 95 % de los casos, no produce ningún síntoma (se denomina polio asintomática). Entre el 4 % y el 8 % de los casos, la enfermedad presenta síntomas (se denomina polio sintomática) y se puede producir de tres formas:

  1. Una forma leve denominada polio abortiva (es posible que la mayoría de las personas que padecen este tipo de polio ni siquiera sospechen que la tienen porque la enfermedad se limita a síntomas leves parecidos a los de la gripe, como infección leve del sistema respiratorio superior, diarrea, fiebre, dolor de garganta y malestar general)
  2. Una forma más grave asociada con la meningitis aséptica denominada polio no paralítica (entre el 1 y el 5 % presentan síntomas neurológicos, como sensibilidad a la luz y cuello rígido)
  3. Una forma grave y debilitante denominada polio paralítica (ocurre en el 0,1 % a 2 % de los casos)

Las personas que padecen polio abortiva o polio no paralítica suelen recuperarse por completo. Sin embargo, la polio paralítica, como su nombre implica, genera parálisis muscular y puede incluso ocasionar la muerte.

En la polio paralítica, el virus sale del tracto intestinal e ingresa en el torrente sanguíneo, por lo que ataca los nervios (en la polio abortiva o asintomática, el virus, generalmente, no pasa del tracto intestinal). El virus puede afectar los nervios que controlan los músculos de las extremidades y los músculos que se necesitan para la respiración, lo que provoca dificultad respiratoria y parálisis de los brazos y las piernas.

Contagio

La polio se transmite, principalmente, a través de la ingesta de sustancias contaminadas con el virus que se encuentra en las heces (popó). No lavarse las manos después de ir al baño y beber agua contaminada solían ser los motivos más comunes de la transmisión de la enfermedad.

Prevención

Actualmente, en los Estados Unidos, se recomienda que los niños reciban cuatro dosis de la vacuna de polio inactivada (Inactivated Polio Vaccination, IPV) entre los 2 meses y los 6 años.

En el año 1964, la vacuna oral contra la polio (oral polio caccine, OPV) era en la vacuna recomendada. La OPV permitía inmunizar a grandes cantidades de la población, ya que era fácil de administrar y proporcionaba inmunización "por contacto", es decir, que una persona no inmunizada que tuviera contacto con un niño inmunizado recientemente también podría quedar inmunizada.

El problema con la OPV era que, en casos muy raros, se podía desarrollar polio paralítica ya sea en los niños inmunizados o en aquellas personas que tuvieran contacto con estos niños. Desde el año 1979 (cuando se erradicó la polio salvaje en los Estados Unidos), los aproximadamente 10 casos anuales de polio que se observaban en este país tenían su origen en la OPV.

La IPV es una vacuna que estimula el sistema inmunitario del cuerpo (a través de la producción de anticuerpos) para que combata el virus en caso de que llegara a entrar en contacto con él. La IPV no puede provocar la polio.

Con el objeto de erradicar todos los casos de polio, incluidos aquellos casos asociados con la vacuna, los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, CDC) decidieron que la IPV fuera la única vacuna que se administrara en los Estados Unidos. En la actualidad, los CDC y la Academia Estadounidense de Pediatría (American Academy of Pediatrics, AAP) recomiendan la administración de tres dosis espaciadas de IPV a los 18 meses y una vacuna de refuerzo de IPV que se debe administrar entre los 4 a 6 años, cuando los niños ingresan a la escuela.

Si planea viajar fuera de los Estados Unidos, en particular a África y Asia (donde aún existe la polio), asegúrese de que usted y sus hijos hayan recibido todas las vacunas contra la polio.

Duración

Si bien la enfermedad aguda suele durar menos de 2 semanas, el daño en los nervios podría durar toda la vida. En el pasado, algunos pacientes con polio nunca recuperaron el funcionamiento total de las extremidades, que parecían como marchitas. Aquellos que sí se recuperaban completamente podían desarrollar el síndrome post-polio (Post-polio Syndrome, PPS) incluso 30 o 40 años después de haber contraído la enfermedad. En el PPS, el daño que se provocó en los nervios durante la enfermedad acelera el debilitamiento normal y gradual debido al envejecimiento.

Tratamiento

Durante el pico de la epidemia de polio, el tratamiento normal incluía colocar al paciente con parálisis de los músculos respiratorios en un "pulmón de acero" (una gran máquina que presionaba y liberaba los músculos del pecho para hacer que funcionasen). Las extremidades dañadas, a menudo, se mantenían inmovilizadas debido al encierro en el pulmón de hierro. En los países donde la polio continúa siendo un problema, aún se utilizan respiradores artificiales y algunos pulmones de acero.

Históricamente, el tratamiento domiciliario para la polio paralítica y la polio abortiva con síntomas neurológicos no era suficiente. Sin embargo, los casos leves o asintomáticos de polio abortiva sin síntomas neurológicos se solían tratar como una gripe, con el consumo de mucho líquido y reposo en cama.

El futuro de la polio

Los grupos del ámbito de la salud trabajan para eliminar la polio en todo el mundo y se ha logrado un gran progreso. Sin embargo, la polio continúa presente en numerosos países, lo que significa que el virus podría ocurrir en otros países. Si el virus de la polio llega a un país donde no todas las personas están inmunizadas, se podría diseminar de una persona a otra, como ocurrió en algunos países de África y Asia. Por ello, hasta que no se erradique el virus en todo el mundo, es importante continuar vacunando a los niños contra la polio.

Revisado por: Nicole A. Green, MD
Fecha de la revisión: enero de 2014



Related Resources

Web SiteMedlinePlus informacion de salud Un servicio de la Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU
Web SiteCentros para el Control y la Prevencion de Enfermedades
Web SiteLa Administracion de Salud Mental y Abuso de Sustancias
Web SiteCuidadoDeSalud.Gov Tome el control del cuidado de su salud.


Related Articles

Meningitis La meningitis es una inflamación de las meninges, las membranas que envuelven el encéfalo y la médula espinal. Por lo general, la inflamación es causada por una bacteria o un virus (la meningitis viral también se llama meningitis aséptica). Las causas menos frecuentes de la meningitis son los hongos, los protozoarios y otros parásitos.
Preguntas frecuentes sobre inmunizaciones Las inmunizaciones han protegido a millones de niños(as) de enfermedades potencialmente mortales y han salvado miles de vidas. De hecho, algunas enfermedades aparecen con tan poca frecuencia que algunos padres se preguntan si todavía son realmente necesarias.
Las vacunas de su hijo: vacuna antipoliomielítica Sepa cuándo y por qué su hijo necesita esta vacuna.




Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.

© 1995-2014 KidsHealth® Todos los derechos reservados.
Imagenes proporcionadas por iStock, Getty Images, Corbis, Veer, Science Photo Library, Science Source Images, Shutterstock, y Clipart.com



 

Upcoming Events

Crafts, games, diabetes vendors, a child-firendly research update, plus a visit from a Type 1 Santa!

Any family affected by autism is welcome to attend. RSVP now.

Wiley's Comedy Joint will have a comedy show featuring Rob Haney on December 14. Admission is free to anyone bringing a new toy for Dayton Children's.

Car Seat Safety Check

View full event calendarView full event calendar

Health and Safety

Your child's health and safety is our top priority

Accreditations

The Children's Medical Center of Dayton Dayton Children's
The Right Care for the Right Reasons

One Children's Plaza - Dayton, Ohio - 45404-1815
937-641-3000
www.childrensdayton.org