Seguridad en el automóvil

Print this page Bookmark and Share
Parents

Read this article in English(Auto Safety)

Desde el primer viaje en coche del recién nacido desde hospital hasta su casa, los padres son los responsables de garantizar la seguridad del niño durante los viajes. Las lesiones involuntarias son la principal causa de muerte en la población infantil, y mueren más niños a consecuencia de accidentes de tráfico que en ningún otro tipo de lesión involuntaria.

Puede proteger a su hijo siguiendo unas sencillas medidas de seguridad y enseñándole algunas reglas básicas.

Importancia del asiento de seguridad para niños

Utilizar un asiento de seguridad para niños es la mejor protección que puede darle a su hijo cuando viaje en coche. Todos los estados de EE.UU. exigen que los lactantes y niños pequeños vayan bien sujetos en el coche, y por una buena razón. Los asientos de seguridad reducen el riesgo de lesiones potencialmente fatales, sobre todo en bebés y también en niños de edades comprendidas entre uno y tres años. Pero muchas asientos de seguridad se utilizan de forma incorrecta.

A la hora de elegir un asiento de seguridad para el coche, el hecho de seguir una serie de instrucciones generales le ayudará a garantizar la seguridad de su hijo. El mejor asiento de seguridad no siempre es el más caro: es aquel que mejor se adapta al peso, tamaño y edad del niño, así como al vehículo de sus padres.

Cuando elija un asiento, asegúrese de probarlo primero, teniendo en cuenta que la forma en que se exponen los asientos de seguridad en los establecimientos comerciales y las ilustraciones que los acompañan pueden mostrar un uso incorrecto. De usted depende aprender a instalar el asiento de seguridad adecuadamente en su coche y de sujetar correctamente a su hijo con los arneses durante el trayecto.

Si necesita ayuda para colocar el asiento de seguridad en el coche o le gustaría que un técnico comprobara si lo ha colocado correctamente, el gobierno federal de EE.UU. ha establecido estaciones de inspección de asientos de seguridad por todo el país.

Asimismo, muchos centros sanitarios locales, grupos de seguridad de carácter público, hospitales, organismos que velan por el cumplimiento de la ley y cuerpos de bomberos disponen de técnicos o estaciones de instalación de asientos para ayudar a los padres. (Si usted acude a alguno de estos lugares, asegúrese de solicitar que le atienda un técnico de seguridad titulado para pasajeros infantiles.)

Instrucciones para elegir una silla de seguridad

  • Elija un asiento que lleve una etiqueta donde se afirma que cumple o supera la normativa núm. 213 de los "Federal Motor Vehicle Safety Standards" (requisitos de seguridad sobre vehículos a motor).
  • Sea muy cauto a la hora de aceptar un asiento de seguridad de segunda mano. Nunca utilice un asiento de seguridad de más de seis años de antigüedad o que haya participado en un accidente (a pesar de que tenga buen aspecto, podría estar alterado desde el punto de vista estructural). Evite sillas a las que les falten partes, que no estén etiquetadas con la fecha de fabricación ni el número de modelo (no habrá forma de saber sobre posibles retiradas del mercado), o que vengan sin manual de instrucciones. Si tiene alguna duda sobre los antecedentes de un asiento de seguridad o si está agrietado o desgastado, no la utilice.
  • Si acepta un asiento de seguridad de segunda mano, llame al fabricante para averiguar durante cuánto tiempo se recomienda utilizarlo o si lo han retirado alguna vez del mercado. La retirada de este tipo de productos es bastante habitual, y es posible que el fabricante pueda proporcionarle un sustituto de la pieza retirada o un modelo nuevo.

Asientos exclusivas para bebés (desde el nacimiento hasta los 10 - 16 kilos, 22 - 35 libras)

Los asientos exclusivos para bebés son adecuados para recién nacidos, bebés y niños pequeños, de modo que tendrá que comprar otra silla cuando su hijo crezca. Este tipo de asientos están diseñados para proteger a los bebés desde el nacimiento hasta que pesan como máximo 16 kilos (35 libras), dependiendo del modelo.

Los asientos para bebés siempre deben colocarse en la dirección contraria a la marcha del coche porque, en caso de accidente, la parte posterior de la silla protegerá la cabeza, el cuello y el torso del bebé. Los bebés deben viajar siempre orientados hacia atrás hasta que alcancen los límites máximos de peso y estatura recomendados por el fabricante. Como mínimo, los bebés deberían viajar orientados hacia atrás hasta que tengan un año y pesen 9 kilos (20 libras).

Un bebé que pese más de 9 kilos (20 libras) pero que no haya cumplido un año debería seguir viajando orientado hacia atrás debido a que su cuello no es lo bastante fuerte como para sostener la cabeza en caso de accidente. Siga las instrucciones sobre peso y estatura de la silla de seguridad, y viaje con su hijo orientado hacia atrás el máximo tiempo posible, siempre y cuando la silla de seguridad se le siga adaptando al cuerpo.

Muchos asientos de seguridad exclusivos para bebés resultan útiles porque están diseñados para funcionar también como portabebés, sillitas o hamaquitas cuando no se utilizan en el coche. Muchos modelos se encajan y desencajan directamente de una base, lo que permite dejar la base instalada en el coche.

Intente limitar la cantidad de tiempo que su bebé pasa en la silla de seguridad para el coche mientras está en casa o en la guardería. Pasar demasiado tiempo en una silla de seguridad limita los movimientos y las oportunidades de estimulación de los bebés, que son de suma importancia para el desarrollo de las habilidades sensoriales y motoras.

Cómo instalar un asiento de seguridad exclusiva para bebés en el coche

Antes de colocar el asiento de seguridad para bebés, lea atentamente el manual de instrucciones del producto. Los siguientes consejos le pueden ayudar:

  • Una silla se seguridad para bebés se debe colocar en los asientos traseros del coche, idealmente en la parte central de los mismos, pero lo más importante es que se coloque en una posición donde la silla encaje bien y con seguridad.
  • Lea el manual del usuario de su coche para averiguar cómo utilizar los cinturones seguridad con una silla de seguridad.
  • Utilice la rodilla para apretar la silla mientras coloca el cinturón de seguridad del coche por la trayectoria del cinturón de seguridad de la silla. Una vez abrochado el cinturón, la silla de seguridad no debería moverse más de tres centímetros (una pulgada), ni lateralmente, ni hacia delante ni hacia atrás. Si la silla oscila o se mueve en la trayectoria del cinturón de seguridad, este debería apretarse más.
  • Algunos cinturones de seguridad pueden requerir un clip de bloqueo o de cierre para impedir que se afloje el cinturón. Estos clips están disponibles en las tiendas de productos para bebés; también se los pueden facilitar algunos fabricantes de asientos de seguridad y algunos representantes de coches.
  • Asegúrese de comprobar lo sujeta que está la silla de seguridad antes de cada uso.
  • Nunca utilice una silla exclusiva para bebés orientada en el sentido de la marcha.
  • El asiento del coche debería reclinarse a no más de 45 grados.

Cómo colocar al bebé en la silla y ajustarle las correas de sujeción:

  • Lea completamente el manual de instrucciones de la silla de seguridad.
  • La cabeza del bebé debería quedar por lo menos seis centímetros (dos pulgadas) por debajo de la parte superior de la silla de seguridad.
  • Las sillas exclusivas para bebés suelen estar diseñadas con arneses de tres o cinco puntos. Las correas del arnés se deben encajar en sus cierres correspondientes y siempre deben quedar por debajo o a la altura de los hombros del bebé. La mayoría de modelos disponen de un cierre pectoral que une ambas tiras del arnés en la parte central. Desplace el cierre pectoral hasta que la parte más alta del mismo esté a la altura de las axilas del bebé.
  • Todas las correas del arnés deberían quedar bien ajustadas, especialmente sobre los hombros y los muslos del bebé. Las correas siempre deberían estar planas, nunca retorcidas sobre sí mismas. Si usted puede pellizcar fácilmente cualquier correa del arnés con los dedos, significa que el arnés está demasiado flojo.
  • Vista al bebé con ropa que le permita mantener las piernas separadas. Así podrá atarle correctamente el cierre de la correa de la entrepierna. Si afuera hace frío, coloque primero al bebé en la silla y sujételo correctamente con el arnés para luego taparlo con una manta (no le tape nunca la cabeza). No coloque nunca una manta debajo o detrás del bebé.
  • Si el bebé se desplaza hacia un lado de la silla (algo bastante habitual en los recién nacidos), colóquele pañales de tela enrollados o toallas de mano enrolladas a ambos lados de los hombros. Hay soportes especialmente diseñados para las sillas de seguridad, pero utilice solamente los que procedan del fabricante de su silla de seguridad. No coloque nunca ningún tejido almohadillado o manta debajo del bebé; esto podría repercutir sobre la capacidad del arnés para sujetar al pequeño.
  • Si la cabeza del bebé se le cae hacia delante (algo también bastante habitual en los recién nacidos), compruebe el ángulo de la silla de seguridad. Utilice una toalla o manta para inclinar ligeramente la silla hacia atrás (un ángulo de 30 a 45 grados es el mejor).

Asientos de seguridad convertibles (desde el nacimiento hasta los 19 kilos, 40 libras)

Las sillas convertibles están diseñadas para proteger a los niños desde el nacimiento hasta que pesan por lo menos 19 kg (40 libras), en función del modelo. Las sillas convertibles son el único tipo de silla de seguridad que se coloca en posiciones diferentes en función de la edad del niño: se orienta en el sentido contrario al de la marcha hasta que el bebé pesa de 10 a 16 kilos (de 20 a 35 libras) y tiene por lo menos un año, a partir de entonces se puede girar, orientándose en el sentido de la marcha.

De todos modos, muchas de las sillas convertibles comercializadas permiten que el niño permanezca orientado hacia atrás hasta que pesa entre 14 y 16 kilos (entre 30 y 35 libras). Es recomendable mantener la silla orientada hacia atrás durante el máximo tiempo posible, mientras lo permitan las instrucciones de la silla.

Las sillas de seguridad convertibles son pesadas y difíciles de transportar. De todos modos, pueden resultar económicas porque eximen de la necesidad de comprar una silla exclusiva para bebés. También es una buena opción para los bebés de tamaño grande, a quienes se les queda pequeña la silla de seguridad exclusiva para bebés antes del año pero tienen que seguir viajando hacia atrás.

Si utiliza una silla de seguridad convertible, asegúrese de que es de la talla de su hijo; un niño pequeño en una silla grande no será una buena elección. Los modelos provistos de bandeja protectora no deben utilizarse con recién nacidos; la bandeja les queda demasiado alta y, en un accidente de tráfico, la cara del bebé podía chocar con ella.

Cómo instalar un asiento de seguridad convertible en el coche

  • Un bebé o un niño pequeño debe colocarse en los asientos traseros del coche, preferiblemente en la parte central de los mismos, y debe orientarse hacia atrás hasta que pese por lo menos 10 kilos (20 libras) y tenga por lo menos un año.
  • Cuando el niño alcance por lo menos los 10 kilos (20 libras) y haya cumplido un año, la silla podrá orientarse hacia delante, pero es una buena idea seguir llevado la silla hacia atrás durante el máximo tiempo posible. (Siga las recomendaciones del fabricante sobre cuándo modificar la orientación de la silla.)
  • Lea el manual del usuario de su coche para averiguar cómo utilizar los cinturones seguridad del coche o el Sistema de anclajes inferiores y correas de sujeción para niños (LATCH, por sus siglas en inglés) con una silla de seguridad.
  • Lea íntegramente el manual de instrucciones de la silla de seguridad. Asegúrese de comprobar el ángulo de inclinación recomendado para la silla cuando se coloca hacia atrás y hacia adelante.
  • Utilice la rodilla para apretar la silla mientras coloca el cinturón de seguridad del coche (sea exclusivamente para la cintura o bien para la cintura y el hombro) o el cinturón del sistema LATCH por la trayectoria del cinturón de seguridad de la silla. Una vez abrochado el cinturón, la silla del seguridad no debería moverse más de tres centímetros (una pulgada), ni lateralmente, ni hacia delante ni hacia atrás. Si la silla oscila o se mueve, el cinturón debería apretarse más.
  • Algunos cinturones se seguridad pueden requerir un clip de bloqueo o cierre para impedir que se afloje el cinturón. Estos clips están disponibles en las tiendas de productos para bebés; también se los pueden facilitar algunos fabricantes de sillas de seguridad y algunos representantes de coches.
  • Asegúrese de comprobar lo sujeta que está la silla de seguridad antes de cada uso.

Cómo colocar al bebé en la silla (hasta que cumpla por lo menos un año Y pese por lo menos 10 kilos, 20 libras) y ajustarle las correas de sujeción:

  • Lea íntegramente el manual de instrucciones de la silla de seguridad.
  • Las correas de los hombros deberían ensartarse en los cierres inferiores del arnés para proteger mejor al bebé. Deberían estar a la altura de o por debajo de los hombros del pequeño.
  • Las sillas de seguridad convertibles suelen tener una de las siguientes tres opciones de sistema de sujeción: el arnés de cinco puntos, el arnés con bandeja protectora y el arnés con barrera. El arnés de cinco puntos ofrece la mejor protección para lactantes porque se puede apretar para que se ajuste bien al cuerpo del bebé sin bloquearle la cabeza. Los otros dos tipos de arneses pueden cubrir la cara del bebé y no son recomendables para niños que pesen menos 10 kilos (20 libras) o que no hayan cumplido un año.
  • Todas las correas del arnés deberían quedar bien ajustadas, especialmente sobre los hombros y los muslos del pequeño. Las correas siempre deberían estar planas, nunca retorcidas sobre sí mismas. Si usted puede pellizcar fácilmente cualquier correa del arnés con los dedos, significa que el arnés está demasiado flojo.
  • Vista al bebé con ropa que le permita mantener las piernas separadas. Así podrá atarle correctamente el cierre de la correa de las entrepierna. Si afuera hace frío, coloque primero al bebé en la silla y sujételo correctamente con el arnés para luego taparlo con una manta (no le tape nunca la cabeza). No coloque nunca una manta debajo o detrás del bebé.
  • Si el bebé se desplaza de lado a lado de la silla (algo bastante habitual en los recién nacidos), colóquele pañales de tela enrollados o toallas de mano enrolladas a ambos lados de los hombros. Hay soportes especialmente diseñados para las sillas de seguridad, pero utilice solamente los que procedan del fabricante de su silla de seguridad. No coloque nunca ningún tejido almohadillado o manta debajo del bebé, esto podría repercutir sobre la capacidad del arnés para sujetar al pequeño.
  • Si la cabeza del bebé se le cae hacia delante (algo también bastante habitual en los recién nacidos), compruebe el ángulo de la silla de seguridad. Utilice una toalla o manta para inclinar ligeramente la silla hacia atrás (un ángulo de 30 a 45 grados es el mejor).

Cómo colocar a un niño pequeño en la silla (mayor de un año Y que pese entre 10 y 19 kilos, entre 20 y 40 libras) y ajustarle las correas de sujeción:

  • Lea completamente el manual de instrucciones de la silla de seguridad.
  • Las correas de los hombros deberían ensartarse en los cierres superiores de una silla de seguridad convertible o en cualquier otro cierre en una silla orientada hacia delante para ajustarse a la nueva estatura del niño. Deberían estar a la altura de o por encima de los hombros del pequeño.
  • Las sillas de seguridad convertibles suelen tener una de las siguientes tres opciones de sistema de sujeción: el arnés de cinco puntos, el arnés con bandeja protectora y el arnés con barrera. Si la cabeza y el cuello del bebé están más altas que la parte superior de la bandeja protectora o de la barrera, los tres tipos de arnés son adecuados. Pero, para proteger de forma óptima de las lesiones craneoencefálicas, se recomienda el arnés de cinco puntos.
  • Todas las correas del arnés deberían quedar bien ajustadas, especialmente sobre los hombros y los muslos del niño. Las correas siempre deberían estar planas, nunca retorcidas sobre sí mismas. Si usted puede pellizcar fácilmente cualquier correa del arnés con los dedos, significa que el arnés está demasiado flojo.
  • Vista al niño con ropa que le permita mantener las piernas separadas. Así podrá atarle correctamente el cierre de la correa de las entrepierna. Si afuera hace frío, coloque primero al niño en la silla y sujételo correctamente con el arnés para luego taparlo con una manta (no le tape nunca la cabeza). No coloque nunca una manta debajo o detrás del niño.
  • Asegúrese de ir reajustando las correas del arnés conforme su hijo vaya creciendo. Las piezas de ropa gruesas (como un voluminoso abrigo de invierno) siempre deben colocarse encima de niño después de sujetarlo correctamente con el arnés de la silla de seguridad. (Un consejo: tras sujetar a su hijo con el arnés de la silla, colóquele encima la ropa de abrigo invertida para darle calor.)

Sillas de seguridad orientadas exclusivamente hacia adelante (de 10 a 20 kilos, de 20 a 40 libras)

Las sillas de seguridad orientadas exclusivamente hacia adelante se han diseñado para proteger a los niños que pesan entre 10 y 20 kilos (de 20 a 40 libras) o más, dependiendo del modelo. Si usted ha utilizado una silla de seguridad exclusiva para bebés, puede cambiar a un modelo orientado exclusivamente hacia delante cuando su hijo tenga por lo menos un año y pese por lo menos 10 kilos (20 libras). Los niños deben viajar en sillas de seguridad con un arnés completo hasta que cumplan por lo menos cuatro años y pesen entre 20 y 40 kilos (de 40 a 80 libras) antes de cambiarse a un asiento elevador.

Existen sillas de coche combinadas que permiten extraer el arnés y cambiar de una silla de seguridad orientada hacia delante a un asiento elevador ajustado con el cinturón de seguridad. Revise la información de su silla de seguridad convertible para instalarla en el coche orientada hacia delante con un niño de más peso y sujetándolo correctamente con el arnés.

Algunos vehículos disponen de sillas de seguridad incorporadas o integradas. Como con otras sillas de seguridad orientadas hacia delante, estas sillas son para niños a partir del año o que pesan por lo menos 10 kilos (20 libras). Algunas se pueden transformar en asientos elevadores que se ajustan con el cinturón de seguridad. Los límites de peso y estatura varían entre coches, de modo que asegúrese de comprobarlo en el manual de instrucciones de su vehículo.

Asientos elevadores (de 20 a 37 kilos, 40 a 80 libras)

Los asientos elevadores son sillas de seguridad para viajar en automóvil para niños que superan el tamaño de las sillas convertibles o exclusivamente orientadas hacia delante pero todavía son demasiado pequeños para sujetarse exclusivamente con el cinturón de seguridad del vehículo. Muchos estados tiene leyes que exigen asientos elevadores para niños de hasta ocho años y 37 kilos (80 libras) de peso, o con una estatura de unos 150 centímetros (cuatro pies y nueve pulgadas).

Instrucciones para elegir un asiento elevador

  • Elija un asiento elevador que lleve una etiqueta donde se afirma que cumple o supera la normativa núm. 213 de los "Federal Motor Vehicle Safety Standards" (requisitos de seguridad sobre vehículos a motor).
  • Sea muy cauto a la hora de aceptar un asiento elevador de segunda mano. Nunca utilice un asiento elevador de más de seis años de antigüedad o uno que haya participado en un accidente (a pesar de que tenga buen aspecto, podría estar alterado desde el punto de vista estructural). Evite los asientos elevadores a los que les falten partes, que no estén etiquetados con la fecha de fabricación ni el número de modelo (no habrá forma de saber sobre posibles retiradas del mercado), o que vengan sin manual de instrucciones. Si tiene alguna duda sobre los antecedentes de un asiento elevador o si está agrietado o desgastado, no lo utilice.
  • Si acepta un asiento elevador de segunda mano, contacte con el fabricante para averiguar durante cuánto tiempo se recomienda utilizarlo o si lo han retirado alguna vez del mercado. La retirada de este tipo de productos es bastante habitual, y es posible que el fabricante pueda proporcionarle un sustituto de la pieza retirada o un modelo nuevo.

Tipos de asientos elevadores

Hay asientos elevadores de muchos tipos diferentes. Los asientos elevadores que se ajustan con el cinturón de seguridad levantan a los niños hasta una altura en que pueden utilizar con seguridad la banda de la cintura y la del hombro del cinturón de seguridad. Hay modelos con respaldo alto o sin respaldo. Los modelos con respaldo alto son recomendables cuando el coche tiene los respaldos de los asientos bajos, y los modelos sin respaldo se pueden utilizar si el niño puede apoyar la cabeza hasta el nivel de las orejas sobre el respaldo del asiento del vehículo o sobre el reposacabezas.

Las sillas de coche combinadas se pueden utilizar con arneses como las sillas de seguridad orientadas hacia delante hasta que el niño pese aproximadamente 19 kilos (40 libras) o como asientos elevadores que se ajustan con el cinturón de seguridad, si se retiran los arneses cuando el niño supera los 19 kilos (40 libras).

Los asientos elevadores con protector frontal (sin respaldo y con una bandeja protectora delante del niño) se han diseñado para coches que solo disponen de cinturones de seguridad para la cintura, pero no ofrecen una protección adecuada en la parte superior del cuerpo. Si su coche no dispone de cinturones de seguridad para la zona de los hombros en los asientos traseros, solicite que se los instalen en el concesionario.

Si no es posible instalarlos, la Academia Americana de Pediatría (AAP, por sus siglas en inglés) recomienda viajar con un niño que sea mayor de un año y que pese entre 10 y 19 kg (de 20 a 40 libras) en una silla de seguridad convertible u orientada exclusivamente hacia delante. Los niños que pesen más de 19 kilos (40 libras) nunca deberían utilizar asientos elevadores con protector frontal a menos que se les extraiga este protector y se utilicen como si fueran un asiento elevador ajustado con el cinturón de seguridad del vehículo (tanto el de la cintura como el del hombro).

Cómo instalar un asiento elevador en el coche

  • Antes de instalar el asiento elevador, lea atentamente el manual de instrucciones del producto.
  • Los asientos elevadores de deben colocar orientados hacia delante en los asientos traseros del vehículo, a ser posible en la parte central de los mismos, donde haya cinturones de seguridad para la cintura y para el hombro.
  • Lea el manual del usuario de su coche para averiguar cómo utilizar los cinturones seguridad del coche con un asiento elevador.
  • Asegúrese de comprobar la colocación del asiento elevador antes de cada uso.

Cómo colocar al niño en el asiento elevador de forma segura:

  • Lea íntegramente el manual de instrucciones del asiento elevador.
  • Asegúrese de que la banda del cinturón de seguridad de la cintura está baja y apretada sobre las caderas del niño.
  • La banda del cinturón de seguridad del hombro debería estar plana y apretada sobre el hombro del niño y alejada del cuello y de la cara.
  • Los cinturones de seguridad (de hombro y cintura) siempre deben estar planos, nunca retorcidos sobre sí mismos.

Los niños de estas edades ya empiezan a entender lo importante que es ponerse el cinturón y es posible que quieran hacerlo ellos solos. Asegúrese de que se abrochan bien los cinturones de seguridad y elógielos cuando se los pongan por propia iniciativa.

Cuando a los niños se les quedan pequeños los asientos elevadores

Los niños pueden dejar de utilizar asientos elevadores cuando son lo bastante grandes para utilizar los cinturones de seguridad para la cintura y el hombro mientras permanecen sentados en el asiento del coche con la espalda apoyada en el respaldo y las rodillas dobladas sobre el borde del asiento sin que se caigan hacia los lados. El cinturón de la cintura debería quedar bajo, sobre la parte superior de los muslos, y el del hombro debería reposar cómodamente sobre la parte central del pecho.

Los niños deberían poder mantener esta postura durante todo el viaje. Esto suele ocurrir cuando el niño alcanza una estatura de aproximadamente 150 centímetros (cuarto pies y nueve pulgadas).

Recuerde que la banda del hombro del cinturón de seguridad nunca se debe abrochar detrás de la espalda del niño ni bajo el brazo. Y nunca se debe utilizar un solo cinturón para sujetar a dos niños (o a un adulto y un niño), un accidente de tráfico podría hacer que sus cabezas chocaran.

Si suele llevar a otros niños en coche o viaja con otros niños aparte de su hijo, es conveniente que tenga a mano un asiento elevador de sobra, sobre todo si no está seguro de que alguno de los niños cumple los requisitos de estatura para utilizar el cinturón de seguridad. Siempre es mejor viajar seguro que dejar que un niño que no es lo suficientemente alto utilice exclusivamente el cinturón de seguridad.

Airbag y niños

Cuando se combinan con los cinturones de seguridad, los airbag protegen a adultos y a adolescentes de posibles lesiones durante los choques. Han salvado muchas vidas y evitado muchas de lesiones graves. Pero los niños pueden sufrir lesiones, e incluso fallecer, si viajan en el asiento delantero del coche cuando se activa el airbag.

Los airbag se diseñaron pensando en los adultos: deben abrirse con mucha fuerza (de hasta 320 km / h; 200 millas por hora) para proteger a un adulto de sexo masculino de tamaño medio (que pese unos 75 kilos; 165 libras) de posibles lesiones. Mientras esta fuerza es adecuada para los adultos y los niños de gran tamaño, puede ser peligrosa para los niños pequeños y de pequeño tamaño, pudiéndoles provocar graves lesiones craneoencefálicas y de cuello.

Proteja a los niños de las lesiones provocadas por los airbag siguiendo las reglas que figuran a continuación:

  • Los asientos elevadores deben colocarse siempre en los asientos traseros del coche. Si no tiene elección y debe colocar al niño en el asiento delantero (es decir, si dispone de un coche de solo dos filas de asientos), empuje el asiento del pasajero lo más atrás posible.
  • Una ley aprobada en 1995 permite a los fabricantes de coches instalar un botón que permite desactivar temporalmente el airbag del pasajero del asiento delantero. Tal y como recomienda la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA, por sus siglas en inglés), si un niño debe viajar sobre un asiento elevador colocado en un asiento delantero y su coche dispone de ese botón, desactive el airbag durante el viaje. Asegúrese se reactivar el airbag cuando extraiga el asiento elevador.
  • Todos los niños que tengan doce años o menos siempre deben viajar en los asientos traseros del coche, a ser posible en la parte central de los mismos. Todos los pasajeros deben ponerse el cinturón de seguridad.

El sistema LATCH

Desde septiembre de 2002, la mayoría de vehículos nuevos disponen de unos puntos de anclaje para las sillas de seguridad y la mayoría de las sillas de seguridad tienen anclajes que encajan en esos puntos.

Uno de los principales problemas de instalar sillas se seguridad correctamente en el coche era la incompatibilidad existente entre sillas de seguridad y vehículos. El sistema de anclajes inferiores y correas de sujeción para niños (LATCH, por sus siglas en inglés) se elaboró para facilitar la instalación de las sillas de seguridad porque no requiere utilizar los cinturones de seguridad del vehículo.

En este sistema, una correa de sujeción asegura la parte superior de la silla de seguridad a un punto de anclaje ubicado en el estante superior que cubre el maletero, el suelo posterior del coche o bien el respaldo de los asientos traseros, en función del modelo de vehículo. Los anclajes inferiores aseguran la base de la silla de seguridad a un punto ubicado entre el cojín del asiento trasero del coche y su respaldo.

Debe utilizar el sistema LATCH solo en las posiciones recomendadas tanto por el fabricante del vehículo como por el fabricante de la silla de seguridad. No utilice nunca a la vez el sistema LATCH y el cinturón de seguridad del coche para instalar una silla. Elija el método que permita asegurar mejor la silla al coche.

La mayoría de las sillas de seguridad orientadas exclusivamente hacia delante fabricadas después de septiembre de 1999 disponen de correas de sujeción para la parte superior de la silla, y la mayoría de vehículos fabricados después de septiembre de 2000 disponen de anclajes para estas correas. Desde septiembre de 2002, la mayoría de vehículos nuevos también disponen de puntos de anclaje inferiores y la mayoría de sillas de seguridad disponen de anclajes que encajan en estos puntos.

Si compró su vehículo o la silla de seguridad después de estas fechas y no disponen de anclajes o correas de sujeción, llame al fabricante.

Reglas para viajar con niños en el coche y el autocar escolar

La mayoría de los niños pasan tiempo en el coche o en el autobus escolar todos los días, y se les deberían enseñar algunas reglas muy sencillas para viajar en estos vehículos y contribuir a su seguridad.

Asegúrese de explicar a su hijo que estas reglas deben seguirse en todas las ocasiones, independientemente que quien conduzca y de lo corto que sea el trayecto.

Reglas para el coche

  • El cinturón de seguridad debe llevarse en todos los viajes en coche. Se debe abrochar antes de que el coche se ponga en marcha y se debe llevar hasta el final del viaje.
  • Utilizar todos cinturones de seguridad. La mayoría de coches tienen una banda para la cintura y otra para el hombro, que se abrochan conjuntamente en un solo cinturón, pero algunos disponen de dos cinturones independientes, uno para la cintura y otro para el hombro. Otros disponen solo de uno para la cintura. Enseñe a su hijo a buscar y luego a abrocharse todos los cinturones de seguridad disponibles. Enséñele también que no se ponga nunca el cinturón bajo la axila, aunque le resulte más cómodo llevarlo así.
  • No compartir nunca los cinturones de seguridad. Aunque podría parecer divertido, dos niños nunca se deben sujetar con un solo cinturón de seguridad.
  • Sentarse en los asientos traseros. Los niños que tengan 12 años o menos siempre deben viajar en los asientos traseros. Esto les protege de posibles lesiones en caso de que se active el airbag del asiento delantero. Explique a su hijo que un airbag puede provocar lesiones graves a un niño pequeño porque los airbag están pensados para proteger a personas adultas con un cuerpo mucho mayor.
  • Tomárselo con calma. Los niños deben entender la importancia de estar tranquilos y de tomarse las cosas con calma cuado viajan en coche. Si les da por moverse, saltar o gritar, podrían distraer al conductor y exponer a todos los pasajeros a riesgos importantes.
  • Seguir las reglas en todos los coches. Los niños necesitan seguir las reglas en todas las ocasiones: también cuando viajen en el coche de un amigo o pariente, incluso aunque los demás pasajeros no las sigan. Si alguien le pide a su hijo que se siente en el asiento delantero del coche, él debería rehusar amablemente la oferta y decirle al conductor que preferiría sentarse en los asientos traseros.

Reglas para el autobus

  • Esperar al autocar lejos de la carretera. Los niños deben hacer una cola que debería empezar a unos dos metros (seis pies) del borde y luego alejarse de la carretera en vez de discurrir a lo largo de ella.
  • Esperar al momento adecuado para bajar del autobus. Los niños deben esperar a que el conductor abra la puerta y les dé permiso para bajar. No deberían pisar la carretera ni siquiera un momento antes.
  • Tener cuidado al entrar en el autobus. Esto es importante para los niños mayores, que llevan bolsas y mochilas voluminosas que es fácil que queden atrapadas en la puerta o se enganchen en los asientos.
  • Ponerse el cinturón de seguridad si es posible. Algunos autocbuses escolares están equipados con cinturones de seguridad. Deben abrocharse antes de que el autocar se ponga en marcha y llevarse hasta que llegue a su destino.
  • Tomárselo con calma. Asegúrese de que los niños entienden la importancia de permanecer en sus asientos mientras se desplaza el autobus. Correr o moverse por el autobus puede distraer al conductor y exponer a los demás pasajeros a riesgos importantes.
  • Tener cuidado al salir del autobus. A la hora de salir del autocar, los niños deberían apoyarse en el pasamanos y bajar las escaleras despacio. Una vez fuera del autobus, deberían andar por delante de él, nunca por detrás.
  • Cruzar la calle siempre por delante del autobus. Cuando los niños tengan que cruzar la calle, deberán hacerlo por delante del autobus. Deberían andar por la acera próxima al autocar durante por lo menos tres metros (diez pies), asegurarse de que el conductor del autocar percibe su presencia y luego cruzar la calle por el lugar adecuado.
  • No desaparecer de la vista del conductor. Si a un niño se le cae algo mientras está cruzando por delante del autobus, nunca debería bajarse o doblarse para recogerlo. Esto haría que el niño resultara invisible para el conductor. En lugar de ello, enseñe a los niños a informar al conductor del autobus cuando se les caiga algo al suelo.

Revisado por: Kate M. Cronan, MD
Fecha de revisión: septiembre de 2010



Related Resources

Web SiteMedlinePlus informacion de salud Un servicio de la Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU
Web SiteLa Administracion de Salud Mental y Abuso de Sustancias


Related Articles

Traer su bebé a casa Cómo estar preparados en cualquier circunstancia.
Guía para padres primerizos Ya pasaron los nueve largos meses de embarazo y la conmoción del parto y nacimiento de su primer bebé. Es hora de marcharse del hospital y llevar su nuevo bebito a la casa. ¡Ahora, es cuando usted se da cuenta que hay mucho que aprender!




Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.

© 1995-2014 KidsHealth® Todos los derechos reservados.
Imagenes proporcionadas por iStock, Getty Images, Corbis, Veer, Science Photo Library, Science Source Images, Shutterstock, y Clipart.com



 

Upcoming Events

Wear a red shirt and join community partners walking from Our Lady of the Rosary School to the Kroc Center

Child car seat safety check by certified technicians

Blue Ribbon Nite Gala to support the Child Advocacy Center of Warren County

Join us for this special one night only event to raise money for Dayton Children's! Mingle with several of your favorite Dayton media celebrities including Nancy Wilson and several WHIO-TV personalities. Country Music superstars Maddie & Tae and RaeLynn will be performing live!

View full event calendarView full event calendar

Health and Safety

Your child's health and safety is our top priority

Accreditations

The Children's Medical Center of Dayton Dayton Children's
The Right Care for the Right Reasons

One Children's Plaza - Dayton, Ohio - 45404-1815
937-641-3000
www.childrensdayton.org