Mononucleosis

Print this page Bookmark and Share
Parents

(Mononucleosis)

La mononucleosis es una infección que cursa con síntomas similares a los de la gripe y que suele remitir espontáneamente en pocas semanas con ayuda de reposo y abundantes líquidos.

Por lo general, la mononucleosis está provocada por el virus Epstein-Barr (VEB), un virus muy extendido al que se expone la mayoría de niños durante el proceso de crecimiento. Los lactantes y los niños pequeños infectados por el VEB suelen presentar síntomas muy leves o ningún síntoma en absoluto. Pero los adolescentes y los adultos jóvenes que contraen esta infección suelen desarrollar mononucleosis.

La mononucleosis se contagia a través de los besos, la tos, los estornudos o cualquier otro contacto con la saliva de una persona infectada por el virus. (De ahí que la mononucleosis se conozca coloquialmente como "la enfermedad del beso"). También se puede contagiar a través de otros tipos de contacto directo, como compartir pajitas, cubiertos o cualquier otro utensilio para comer o beber.

Síntomas

Los síntomas de la mononucleosis a menudo se confunden con los de la gripe o los de la faringitis estreptocócica. Es conveniente que usted llame al pediatra si su hijo tiene fiebre, dolor de garganta, ganglios linfáticos inflamados (en el cuello, las axilas y/o las ingles), y fatiga y/o debilidad constantes e inexplicables.

Otros síntomas que pueden estar presentes en la mononucleosis son:

  • Dolor de cabeza
  • Dolor muscular
  • Engrosamiento del hígado y del bazo
  • Erupciones cutáneas
  • Dolor abdominal

Los niños y adolescentes con mononucleosis pueden presentar diferentes combinaciones de estos síntomas, y algunos tienen unos síntomas tan leves que apenas los notan. Probablemente el pediatra de su hijo solicitará que le hagan un análisis de sangre para poder emitir un diagnóstico definitivo.

Generalmente los síntomas de la mononucleosis desaparecen de forma espontánea en un plazo de tiempo de 2 a 4 semanas, aunque la inflamación de los ganglios linfáticos y el engrosamiento del bazo pueden persistir durante más tiempo. Algunos niños, especialmente los adolescentes, sienten debilidad y fatiga durante meses.

Los pediatras suelen aconsejar a los niños que acaban de pasar la mononucleosis que no participen en actividades deportivas por lo menos durante un mes tras la remisión de los síntomas porque es posible que sigan teniendo el bazo engrosado. Un bazo engrosado a consecuencia de la mononucleosis puede romperse fácilmente, provocando hemorragia interna, fiebre y dolor abdominal, lo que requeriría cirugía de urgencia.

Complicaciones de la mononucleosis

La mayoría de los niños que contraen la mononucleosis se recuperan completamente sin problemas, pero en casos contados, puede haber complicaciones. Éstas incluyen las hemopatías, como la anemia hemolítica, consistente en una reducción aumentada de la cantidad de glóbulos rojos, y la parálisis de Bell, una inflamación de los nervios faciales que puede debilitar o paralizar los músculos de la cara (aunque generalmente de forma temporal).

Otras complicaciones muy poco frecuentes de la mononucleosis incluyen la rotura del bazo y la inflamación del músculo cardíaco (miocarditis).

Prevención y tratamiento

No existe ninguna vacuna contra el virus Epstein-Barr, pero usted puede contribuir a que su hijo no contraiga la mononucleosis asegurándose de que evita el contacto íntimo con otros niños que padecen esta enfermedad.

El mejor tratamiento de la mononucleosis es mucho reposo, especialmente al comienzo de la enfermedad, cuando los síntomas son más intensos. El paracetamol (acetaminofen) o el ibuprofeno pueden ayudar a bajar la fiebre y aliviar el dolor muscular. Recuerde que nunca debe administrar aspirina o cualquier otro medicamento que contenga ácido acetilsalicílico a un niño que padezca una enfermedad de origen vírico, puesto que este uso se ha asociado al síndrome de Reye, que puede provocar insuficiencia hepática, a veces con desenlace de muerte.

En la mayoría de los casos, los síntomas de la mononucleosis remiten espontáneamente en cuestión de semanas con reposo y abundantes líquidos. Si los síntomas no parecen remitir y/o usted tiene alguna duda o hay algo que le preocupa sobre el estado de salud de su hijo, llame al pediatra del niño.

Revisado por: Steven Dowshen, MD
Fecha de la revisión: noviembre de 2008



Related Resources

Web SiteMedlinePlus informacion de salud Un servicio de la Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU
Web SiteLa Administracion de Salud Mental y Abuso de Sustancias (conocida como SAMHSA por sus siglas en ingles)


Related Articles

Faringitis estreptocócica Aproximadamente el 15% de los niños con dolor de garganta y fiebre están infectados por estreptococos del grupo A. Cuando éstos infectan la garganta, provocan faringitis, que es una inflamación dolorosa de la garganta (faringe).
Gripe Los principales síntomas de la gripe son fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares, mareos, pérdida del apetito y cansancio. Los síntomas también pueden incluir tos, dolor de garganta, goteo nasal, náuseas, debilidad y depresión. En los bebés, la gripe puede parecerse a la sepsis (una infección bacteriana generalizada y grave).
Infecciones por campylobacter Campylobacter es un tipo de bacteria que infecta el tracto gastrointestinal que generalmente se transmite a través de alimentos o agua contaminados. Esto incluye carnes (especialmente el pollo), el agua que se extrae de fuentes contaminadas (riachuelos de la montaña o ríos que están cerca de donde pacen los animales), y leche o productos lácteos que no han sido pasteurizados.
Infecciones por Shigella Shigella, que debe su nombre al científico japonés que la descubrió en 1897, es un tipo de bacteria que puede infectar el aparato digestivo. Hay cuatro grupos diferentes de Shigella que pueden infectar a los humanos, algunos de ellos provocan una enfermedad leve, y en otros más grave.




Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.

© 1995-2014 KidsHealth® Todos los derechos reservados.
Imagenes proporcionadas por iStock, Getty Images, Corbis, Veer, Science Photo Library, Science Source Images, Shutterstock, y Clipart.com



 

Upcoming Events

Feel free to bring a covered dish to share

Car Seat Safety Check

For a fun night of playing games and having a good time, families are encouraged to bring any board games, card games or other fun games to play. Pizza and beverages provided. Feel free to bring a snack or dessert to share.

Car Seat Safety Check

View full event calendarView full event calendar

Health and Safety

Your child's health and safety is our top priority

Accreditations

The Children's Medical Center of Dayton Dayton Children's
The Right Care for the Right Reasons

One Children's Plaza - Dayton, Ohio - 45404-1815
937-641-3000
www.childrensdayton.org