Mochilas seguras

Print this page Bookmark and Share
Parents

Read this article in English(Backpack Safety)

Hay mochilas de todos los tamaños, colores, telas y formas, que ayudan a niños de todas las edades a expresar su propio estilo personal. Y, cuando se usan correctamente, son increíblemente prácticas.

Muchas de ellas disponen de múltiples compartimentos que ayudan a los niños a organizarse cuando cargan sus libros y papeles de casa a la escuela y viceversa. En comparación con las bolsas tipo bandolera, las carteras que se cuelgan a un lado del cuerpo y los bolsos de mano, las mochilas son mejores porque los músculos más fuertes del cuerpo —los de la espalda y el abdomen— sostienen el peso que se carga en ellas.

Cuando se coloca correctamente, el peso que contiene la mochila se distribuye uniformemente por todo el cuerpo, y las lesiones de hombros y cuello son menos frecuentes que cuando se llevan maletines o bolsos de mano.

Pero, por prácticas que sean las mochilas, pueden someter a demasiada tensión a músculos y articulaciones y provocar dolor si se cargan demasiado o se utilizan de de forma incorrecta. He aquí cómo ayudar a sus hijos a encontrar una mochila adecuada.

Problemas que pueden provocar las mochilas

A pesar de que hay muchos factores que pueden provocar dolor de espalda, como una excesiva participación en deportes o ejercicios físicos, la adopción de posturas inadecuadas al sentarse y pasar largos períodos de inactividad, a algunos niños les duele la espalda porque llevan a cuestas todos sus libros, materiales escolares y diversos objetos personales durante todo el día. Pero la mayoría de pediatras y fisioterapeutas recomiendam que los niños lleven no más del 10% al 15% de su peso corporal dentro de las mochilas.

Saber cómo una mochila pesada puede afectar al cuerpo del un niño, ayuda a entender cómo funciona la espalda. La columna vertebral está compuesta por 33 huesos denominados vértebras y entre vértebras adyacentes hay discos que actúan a modo de amortiguadores naturales.

Cuando una mochila pesada, como una llena de libros, se coloca de forma incorrecta sobre los hombros, la fuerza del peso cargado puede tirar al niño hacia atrás. Para compensar, el niño se doblará hacia delante en las caderas o arqueando la espalda, lo que puede hacer que la columna se contraiga de forma forzada. El peso excesivo puede provocar que algunos niños desarrollen dolor de hombros, cuello y espalda.

Los niños que llevan la mochila solamente sobre un hombro, algo bastante habitual, porque creen que llevarla así queda mejor o sencillamente porque les resulta más fácil ponérsela, pueden acabar inclinándose hacia un lado para compensar el peso adicional. Pueden desarrollar dolor lumbar y dorsal y forzar excesivamente los hombros y el cuello.

El uso incorrecto de la mochila también puede conllevar la adopción de posturas inadecuadas. Las niñas y los niños pequeños tienen mayor riesgo de lesiones cuando utilizan mochilas porque son de menor tamaño y llevan cargas más pesadas en proporción a su peso corporal.

Asimismo, las mochillas provistas de correas o tiras estrechas y ajustadas que se clavan en los hombros pueden interferir en la circulación y comprimir algunos nervios. Este tipo de correas pueden contribuir al hormigueo, cosquilleo, pérdida de sensibilidad y debilidad en brazos y manos.

Las mochilas muy pesadas o voluminosas no solo provocan lesiones de espalda. Otras cuestiones de seguridad a tener en cuenta son las siguientes:

  • Los niños que llevan mochilas voluminosas a menudo no se dan cuenta de cuánto espacio ocupan éstas y pueden golpear a otras personas con la mochila al dar la vuelta en una esquina o al desplazarse por espacios estrechos, como el pasillo del autobús o micro escolar.
  • Los niños suelen lesionarse al tropezar con mochilas voluminosas o cuando éstas se les caen encima.
  • Transportar una mochila muy pesada modifica la forma de caminar de los niños e incrementa el riesgo de caídas, sobre todo en escaleras u otros lugares donde la mochila es fácil que desequilibre al estudiante.

Adquirir una mochilla segura

A pesar de sus problemas potenciales, las mochilas son una herramienta excelente para los niños cuando las utilizan correctamente. Pero, antes de comprarle a su hijo esa mochila nueva que está de moda y él lleva tiempo reclamándole, fíjese bien en su estructura.

La Academia Americana de Pediatría (AAP, por sus siglas en inglés) recomienda a los padres fijarse en los siguientes aspectos para elegir una mochila adecuada:

  • una mochila ligera para que no añada peso adicional a la carga que tenga que llevar el niño (por ejemplo, a pesar de que las mochilas de piel o cuero lucen bien, pesan más que las mochilas tradicionales de lona)
  • dos hombreras anchas y acolchadas; las hombreras que son demasiado estrechas pueden clavarse en los hombros
  • una parte trasera acolchada, que no solo resulta más cómoda, sino que también protege a los niños de pincharse con bordes afilados u objetos puntiagudos (lápices, reglas, cuadernos de notas, etc.) guardados dentro de la mochila
  • un cinturón a la altura de la cintura, que ayuda a distribuir el peso de forma más uniforme por el cuerpo
  • múltiples compartimentos, que ayudan a distribuir el peso de forma más equitativa

A pesar de que las mochilas provistas de ruedas (que parecen pequeñas maletas de equipaje) pueden ser buenas opciones para estudiantes que tienen que transportar cargas realmente pesadas, son extremadamente difíciles de subir por las escaleras o de arrastrar sobre la nieve. Consulte al centro de estudios de su hijo antes de comprarle una mochila con ruedas; muchos centros de enseñanza no las permiten porque representan un riesgo de tropiezo en los pasillos.

Utilizar las mochillas con sentido común

Para ayudar a su hijo a evitar las lesiones cuando utilice una mochila, haga lo siguiente:

  • Aligerar la carga. Por muy bien diseñada que esté una mochila, los pediatras y fisioterapeutas recomiendan que los niños lleven mochilas que, una vez cargadas, no superen del 10% al 15% de su peso corporal, aunque llevar menos peso siempre es mejor. Si no sabe cuánto es ese 10% a 15%, utilice la balanza del baño (por ejemplo, una mochila de un niño que pesa 36,3 kilos [80 libras] no debería superar nunca los 3,6 a 5,4 kilos [8 a 12 libras]).
  • Utilizar y ponerse correctamente la mochila. Asegúrese de que su hijo utilice las dos hombreras. Las bolsas tipo bandolera, las que se llevan cruzadas sobre el pecho o las que tienen una sola lorrea, no son eficaces para distribuir el peso y pueden forzar excesivamente los músculos. Asimismo, apriétele bien las correas para que la mochilla quede pegada al cuerpo del niño. La mochila debería reposar uniformemente en medio de la espalda, en vez de colgar y apoyarse sobre las nalgas.

Qué pueden hacer los niños

La importante responsabilidad de cargar poco la mochila y hacerlo de forma segura reside completamente en los niños:

  • Estimulea a su hijo a utilizar el armario o pupitre de la escuela durante el día en vez de ir paseando los libros dentro de la mochila durante todo el día.
  • Asegúrese de que su hijo no lleva en la mochilla artículos innecesarios —las computadoras portátiles, los teléfonos móviles y los videojuegos pueden añadir kilos de más a la mochila.
  • Su estimule a hijo a traer a casa solamente los libros que necesite para hacer los deberes o estudiar por la noche.
  • Pregúntele cómo se organiza los deberes. Una mochila muy pesada todos los viernes podría implicar que el niño pospone los deberes para el fin de semana, cargando excesivamente la mochila de forma innecesaria.
  • Agarrar la mochila de la forma adecuada antes de cargársela también puede ayudar a los niños a evitar lesiones de espalda. Como con cualquier objeto pesado, su hijo debería doblar las rodillas y agarrar la mochila con ambas manos antes que colocársela sobre los hombros.
  • Utilizar todos los compartimentos de la mochila, colocando los objetos más pesados, como los libros de texto, más cerca del centro de la espalda.

Sea un defensor de las mochilas seguras

Involucrar a otros padres y a la escuela de su hijo en la solución de los problemas relacionados con las mochilas que llevan los niños puede ayudar a reducirlos. Algunas formas de colaborar que tiene la escuela son las siguientes:

  • dejar más tiempo a los alumnos entre clases para que puedan utilizar los armarios
  • comprar libros de tapa blanda
  • aplicar programas educativos escolares sobre el uso seguro de las mochilas
  • comprar libros digitales o en CD-ROM o colgar parte del programa escolar en la página de Internet de la escuela, si es posible

Tal vez necesite regular la mochila de su hijo y/o reducir su carga si el niño:

  • se esfuerza mucho para ponerse o sacarse la mochila
  • tiene dolor de espalda
  • se inclina hacia delante para llevar la mochila

Si a su hijo le duele la espalda o se le duermen, debilitan u hormiguean los brazos o las piernas, hable con el pediatra del niño o consulte a un fisioterapeuta.

Revisado por: Mary L. Gavin, MD
Fecha de revisión: agosto de 2010



Related Resources

Web SiteInstitutos Nacionales de la Salud


Related Articles

Almuerzos escolares Aproveche los almuerzos escolares como una oportunidad de guiar a sus hijos hacia las buenas elecciones.




Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.

© 1995-2012 The Nemours Foundation/KidsHealth. Todos los derechos reservados.



 

Upcoming Events

The 1st Annual Logan X. Hess Stop Child Abuse Poker Run and Car Show will take place August 3. The ride begins at the Piqua American Legion and ends at Edison Community College. The car show will be at Edison Community College.

Car Seat Safety Check at Russell's Point Municipal Building

Play golf at the world-class NCR Country Club golf course to benefit Dayton Children’s Pediatric Cancer Care Center. Enjoy the Hoopla festivities featuring dinner and an outstanding silent auction and a guest presentations from our brave Dayton Children's ambassador fighting cancer.

Car Seat Safety Check

View full event calendarView full event calendar

Health and Safety

Your child's health and safety is our top priority

Accreditations

The Children's Medical Center of Dayton Dayton Children's
The Right Care for the Right Reasons

One Children's Plaza - Dayton, Ohio - 45404-1815
937-641-3000
www.childrensdayton.org