Virus respiratorio sincitial

Print this page Bookmark and Share
Parents

Read this in English

(Respiratory Syncytial Virus (RSV))

Acerca del virus respiratorio sincitial

El virus respiratorio sincitial (VRS), que provoca infecciones en los pulmones y en las vías respiratorias, es la principal causa de enfermedades respiratorias en los niños pequeños.

En los adultos, puede producir solamente los síntomas de un resfriado común, como nariz tapada o secreción nasal, dolor de garganta, dolor de cabeza leve, tos, fiebre y malestar general. Pero en los bebés prematuros y los niños con enfermedades que afectan los pulmones, el corazón o el sistema inmunitario, las infecciones por VRS pueden provocar enfermedades más graves.

El VRS es sumamente contagioso, y se puede contagiar a través de gotitas que contienen el virus cuando una persona infectada tose o estornuda. El virus también puede vivir sobre superficies, como las mesadas o los picaportes de las puertas, así como en las manos y la ropa. De esta manera, el VRS se contagia fácilmente al tocar objetos o superficies contaminadas.

El VRS se puede propagar rápidamente en las escuelas y las guarderías infantiles. Los bebés suelen contraer la infección cuando sus hermanos mayores se exponen al virus en la escuela y, luego, lo llevan a casa y contagian a sus hermanos menores. Prácticamente, todos los niños se han infectado con el VRS por lo menos una vez al cumplir los dos años.

Las infecciones por VRS suelen darse en epidemias que duran desde finales del otoño hasta principios de la primavera. Las enfermedades respiratorias provocadas por el VRS, como la bronquiolitis o la neumonía, suelen durar aproximadamente una semana, pero, en algunos casos, duran varias semanas.

Por lo general, para diagnosticar las infecciones por VRS, los médicos analizan los antecedentes médicos del paciente y le realizan un examen físico. Generalmente, en los niños sanos no es necesario distinguir entre una infección por VRS y un resfriado común. Pero, si un niño tiene otros problemas de salud, al médico puede interesarle hacer un diagnóstico específico. En dicho caso, el VRS se detecta en las secreciones nasales, de las cuales se puede tomar una muestra con una hisopo de algodón o mediante succión con una pera de goma.

Prevención de las infecciones por VRS

Dado que el VRS se contagia fácilmente al tocar a personas o superficies infectadas, lavarse las manos frecuentemente es un factor clave en la prevención de su transmisión. Lávese las manos después de estar en contacto con una persona que tenga síntomas de resfriado. Si tiene un hijo en edad escolar con resfriado, manténgalo alejado de sus hermanos menores, especialmente si estos últimos son lactantes, hasta que desaparezcan los síntomas.

Para prevenir enfermedades respiratorias graves relacionadas con el VRS, los niños en riesgo pueden recibir una inyección mensual de un medicamento que contiene anticuerpos contra el VRS durante la estación en que la infección por VRS es más prevalente (aproximadamente, desde noviembre hasta abril). Puesto que estas inyecciones proporcionan una protección a corto plazo, se deben administrar en años consecutivos hasta que el niño deje de correr un alto riesgo de infección grave por VRS. Pregunte a su médico si considera que su hijo pertenece al grupo de alto riesgo.

Tratamiento de las infecciones por VRS

Afortunadamente, la mayoría de los casos de infección por VRS son leves y no requieren ningún tratamiento médico específico. No se utilizan antibióticos porque el VRS es un virus, y los antibióticos solamente sirven para tratar las infecciones bacterianas. A veces, se administran medicamentos para ayudar a despejar las vías respiratorias.

Sin embargo, en un lactante, una infección por VRS puede ser más grave y requerir su hospitalización a fin de controlarlo cuidadosamente, administrarle líquidos y, en caso necesario, tratarle la dificultad para respirar.

Si un niño contrae una infección por VRS, intente que esté lo más cómodo posible en su casa, déle tiempo para que se recupere y ofrézcale mucho líquido. No obstante, esto último puede resultar un tanto complicado, ya que es posible que a un bebé infectado por VRS no le apetezca beber. En tal caso, ofrézcale líquido en pequeñas cantidades y en intervalos más cortos que lo habitual.

Para ayudar a su hijo a respirar mejor, utilice un vaporizador de vapor frío durante los meses de invierno para mantener un nivel de humedad adecuado; el aire del invierno puede resecar las vías respiratorias y hacer el moco mas pegayoso. Evite los humidificadores de vapor y agua caliente, que pueden ser peligrosos y producir quemaduras. Si utiliza un humidificador de vapor frío, lávelo diariamente con lavandina de uso doméstico para impedir que se forme moho.

Si su hijo está molesto y es demasiado pequeño para sonarse la nariz, utilice un aspirador nasal (o una pera de goma) para extraerle los fluidos nasales pegajosos.

Si tiene fiebre, déle un medicamento que no contenga ácido acetilsalicílico, como el acetaminofeno. No se debe administrar aspirina a niños con enfermedades virales, puesto que su uso en tales circunstancias se ha relacionado con el síndrome de Reye, una enfermedad que constituye una amenaza de vida.

¿Cuándo llamar al médico?

Llame al médico si su hijo presenta alguno de estos síntomas:

  • fiebre alta con aspecto de estar enfermo
  • secreciones nasales
  • tos cada vez más fuerte o tos asociada a mucosidad amarilla, verde o gris
  • signos de deshidratación

Si su hijo es todavía un lactante, además de los síntomas mencionados, llame al médico si está más irritable o inactivo que de costumbre, o si no desea que usted lo amamante ni tomar el biberón.

Pida ayuda médica inmediata si le parece que su hijo tiene dificultad para respirar o respira muy deprisa, tiene letargo o se le ponen azules los labios o las uñas de las manos.

Revisado por: Joel Klein, MD
Fecha de la revisión: julio de 2009



Related Resources

Web SiteInstitutos Nacionales de la Salud
Web SiteLa Administracion de Salud Mental y Abuso de Sustancias


Related Articles

¿Por qué es tan importante lavarse las manos? Un delicioso pastel de chocolate, una roca de buena suerte o una ranita amistosa son sólo algunos de los regalos que a los niños les encanta traer de vuelta casa a su Mamá y a su Papá. ¿Sabe que detrás de estos adorables regalos - y muchos otros - pueden estar al acecho millones de gérmenes?
Bronquiolitis La bronquiolitis es una enfermedad común del tracto respiratorio, provocada por una infección respiratoria que afecta las diminutas vías aéreas, denominadas "bronquiolos", que llevan a los pulmones. A medida que estas vías aéreas se inflaman, se hinchan y se llenan con mucosidad, haciendo que al niño le cueste respirar.
La tos de su hijo Comprender lo que pueden significar los distintos tipos de tos puede ayudarle a saber cómo atender a su hijo y cuándo debe ir al médico.
Neumonía ?Neumonía? es un término general que engloba las infecciones de pulmón, que pueden estar provocadas por diversos microorganismos, como virus, bacterias, hongos y parásitos.




Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.

© 1995-2012 The Nemours Foundation/KidsHealth. Todos los derechos reservados.



 

Upcoming Events

Learn about sickle cell disease and visit our health and safety education stations

The Catwalk for a Cause is a fun new charity fashion show to benefit Dayton Children's. It takes place September 15 at the Hilton at Austin Landing from 7:00-9:00 pm.

Car Seat Safety Check at Evenflo in Miamisburg

Join the Dayton Children's Air Force Marathon Team and run for kids who can't September 20, 2014.

View full event calendarView full event calendar

Health and Safety

Your child's health and safety is our top priority

Accreditations

The Children's Medical Center of Dayton Dayton Children's
The Right Care for the Right Reasons

One Children's Plaza - Dayton, Ohio - 45404-1815
937-641-3000
www.childrensdayton.org