Cifosis

Print this page Bookmark and Share
Parents

Read this article in English(Kyphosis)

La columna vertebral de cualquier persona presenta una leve curvatura en la parte superior de la espalda. Las vértebras torácicas, que están unidas a las costillas, generalmente se encorvan formando un ángulo suave. Si el ángulo es muy pronunciado, de más de 50 grados aproximadamente, se trata de un caso de cifosis (también conocida como joroba o corcova).

En muchos casos de cifosis, es posible que la columna se vea normal, por lo que la enfermedad no requerirá tratamiento. De hecho, algunos casos de cifosis en niños pueden corregirse al enseñarles a ponerse derechos.

Sin embargo, los casos de cifosis grave y visible pueden resultar dolorosos, causar problemas en los pulmones y otros órganos, o desencadenar problemas emocionales.

CifosisEn la mayoría de los casos, la cifosis se hará evidente durante la adolescencia. Sin embargo, algunos adultos pueden desarrollar la enfermedad a medida que crecen, debido a traumatismos en la columna y la aparición de enfermedades degenerativas tales como artritis y osteoporosis.

El tratamiento en adolescentes con cifosis puede incluir el uso de un corsé ortopédico y, en muy pocos casos, cirugía. Luego de someterse a la cirugía, los niños pueden generalmente retomar un estilo de vida activo.

Datos sobre la cifosis

La cifosis es una curvatura anormal de la columna vertebral que se presenta en la parte media y superior de la espalda. Solamente los casos más graves darán como resultado la formación de una joroba o causarán molestias o problemas respiratorios. Existen distintos tipos de cifosis que pueden afectar a los niños y cada una tiene sus propias causas:

  • Cifosis postural es el tipo más común de cifosis; generalmente se hace evidente durante la adolescencia. Puede causar una leve incomodidad, pero muy pocas veces provoca dolor o problemas posteriores. La cifosis postural tiene lugar cuando los huesos y músculos se desarrollan de forma anormal, posiblemente debido a una mala postura o a postura encorvada. Es más común entre las niñas que entre los niños.
  • Enfermedad de Scheuermann llamada así por el radiólogo danés, también suele aparecer durante la adolescencia, especialmente durante el período de crecimiento acelerado. Puede ser hereditaria, hace que las vértebras tengan forma de cuña en vez de forma rectangular cuando se las mira de perfil en una radiografía. Es un poco más común entre los niños que entre las niñas.
  • Cifosis congénita: la columna vertebral de se desarrolla de manera anormal antes de que el bebé nazca. Puede ocurrir que varias vértebras se fusionen o que los huesos se formen incorrectamente. El crecimiento puede agravar la cifosis. Es importante examinar a los niños que tienen esta enfermedad ya que pueden presentar otros problemas ortopédicos así como también defectos del corazón o los riñones.

Diagnóstico de la cifosis

En los casos más graves de cifosis puede presentarse una curvatura visible en la parte superior de la espalda o una joroba fácil de identificar. Sin embargo, en muchos casos la cifosis no presenta síntomas obvios y no es fácil de diagnosticar.

Para detectar la presencia de cifosis, el médico examinará la espalda y puede pedirle al niño que se incline hacia adelante desde la cintura. A menudo, la cifosis se identifica más fácilmente cuando la espalda se flexiona de esta forma. También se le puede pedir al niño que se recueste, para poder diagnosticar un caso de cifosis postural.

Si el médico sospecha que el niño puede tener cifosis, solicitará que se realicen radiografías de la columna para poder determinar el tipo de cifosis. Para saber si la cifosis afecta la respiración, el médico puede pedirle al niño que realice exámenes de la función pulmonar.

Si un médico piensa que la causa del problema es otra, como por ejemplo una infección o un tumor, es posible que solicite un examen de imágenes por resonancia magnética (IRM) de la espalda.

Tratamiento de la cifosis

La cifosis quizá no necesite tratamiento si se considera que el arqueamiento de la espalda no causará ningún problema. Solamente se necesitan controles de rutina para asegurase de que el arqueamiento no se vuelva más pronunciado. La mayoría de los casos de cifosis dejarán de avanzar una vez que el niño haya finalizado la etapa de crecimiento.

Algunos casos pueden derivarse a un ortopedista: un médico que se especializa en el tratamiento de enfermedades médicas que involucran los huesos. El ortopedista examinará la columna para determinar las causas y la gravedad de la cifosis, para luego recomendar un tratamiento.

El tratamiento varía según el tipo de cifosis y su gravedad:

La cifosis postural no avanza y puede mejorar por sí sola. A lo sumo, puede requerir fisioterapia para disminuir el dolor y mejorar la postura, además de ejercicios para fortalecer los músculos de la espalda para que ayuden a sostener mejor la columna. A algunas personas les da buen resultado dormir en una cama firme.

La enfermedad de Scheuermann puede requerir el uso de un corsé ortopédico. En casos más graves (curvatura de 75 grados o más) puede ser necesaria la cirugía si hay presencia de dolor o dificultades respiratorias, o si la espalda no responde a otros tratamientos.

La cifosis congénita a veces requiere de una cirugía a edad temprana para corregirla.

Corsé ortopédico para la espalda y cirugía

El corsé ortopédico (algunos se usan solo de noche, otros entre 18 y 20 horas por día) debe usarse hasta que el niño finalice la etapa de crecimiento y se descarte la posibilidad de que la cifosis avance. El fin del corsé es evitar que el grado de curvatura empeore a medida que los huesos crecen.

El corsé que recomiende el ortopedista dependerá de la ubicación de la curvatura y su gravedad. El corsé toracolumbosacro (TSLO, por sus siglas en inglés) es un tipo común de corsé utilizado en el tratamiento de la cifosis. Se trata de un corsé de bajo perfil que llega hasta las axilas y puede usarse debajo de la ropa.

Si fuera necesaria una cirugía, el cirujano ortopédico probablemente realice una fusión vertebral. Durante este procedimiento, se fusionan (unen) dos o más de las vértebras afectadas para reducir el grado de curvatura de la columna. El cirujano unirá nuevas partes de hueso a las vértebras con varillas de metal, tornillos y alambres, todo colocado por debajo de los músculos de la columna.

Uno meses después, hasta un año, los huesos crecen juntos, o se "fusionan", pero las piezas de metal normalmente se dejan en su lugar, pues no se notan, no se sienten y no causan ninguna molestia. Generalmente, luego de la cirugía, el médico receta sesiones de fisioterapia para promover la rápida recuperación de la espalda.

Cada situación es distinta pero la mayoría de los niños que se han sometido a cirugía para corregir la cifosis pueden caminar dentro de los dos días, y generalmente vuelven a sus casas en el transcurso de una semana. La mayoría volverá a clases dentro del mes posterior a la cirugía y puede retomar algunas actividades a los 3 o 4 meses. Entre los 6 meses y el año, la mayoría podrá retomar todas las actividades de rutina y los huesos deberían fusionarse completamente al cabo de un año.

Con la debida observación y el tratamiento adecuado, ya sea ejercicio, un corsé ortopédico o cirugía, prácticamente todo niño con cifosis puede llevar una vida normal y activa, sin ninguna restricción en sus actividades.

Revisado por: Suken Shah, MD
Fecha de la revisión: marzo de 2011



Related Resources

Web SiteMedlinePlus informacion de salud Un servicio de la Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU
Web SiteLa Administracion de Salud Mental y Abuso de Sustancias


Related Articles

Cómo preparar a su hijo para una cirugía Su hijo necesita cirugía electiva y se ha fijado la fecha. A diferencia de la cirugía de emergencia, la intervención electiva le da tiempo para preparar a su hijo psicológicamente para su estadía en el hospital y la cirugía. La preparación adecuada puede ayudar a que su hijo se sienta menos ansioso ante la inducción de la anestesia y la cirugía y a que la recuperación sea más rápida.




Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.

© 1995-2014 KidsHealth® Todos los derechos reservados.
Imagenes proporcionadas por iStock, Getty Images, Corbis, Veer, Science Photo Library, Science Source Images, Shutterstock, y Clipart.com



 

Upcoming Events

Crafts, games, diabetes vendors, a child-firendly research update, plus a visit from a Type 1 Santa!

Any family affected by autism is welcome to attend. RSVP now.

Car Seat Safety Check

Free event for anyone affected by type 1 diabetes in southern Indiana, southern Ohio and northern Kentucky.

View full event calendarView full event calendar

Health and Safety

Your child's health and safety is our top priority

Accreditations

The Children's Medical Center of Dayton Dayton Children's
The Right Care for the Right Reasons

One Children's Plaza - Dayton, Ohio - 45404-1815
937-641-3000
www.childrensdayton.org