Los viajes y el asma

Print this page Bookmark and Share
Parents

(Traveling and Asthma)

El asma de un niño no debería impedir a sus padres organizar unas vacaciones familiares o enviar a su hijo a un campamento de verano o de viaje con sus amigos. Con una cuidadosa preparación y una buena comunicación entre ambas partes, usted y su hijo deberían poder disfrutar de todas las ventajas que ofrece el hecho de pasar tiempo fuera de casa.

Respirar sin problemas en el campamento de veranoAntes de iniciar el viaje, asegúrese de que el asma de su hijo está bien controlada. Si acaba de tener una crisis asmática, debería comentárselo al pediatra. Su hijo podría necesitar un cambio de medicación o ir al pediatra antes de partir.

Antes de partir

Cuando haga el equipaje, no se olvide de incluir los medicamentos de rescate y de control del asma de su hijo. Llévelos siempre a mano, en lugar de perdidos u ocultos en el maletero del coche. Y, si viajan en avión, asegúrese de llevarlos siempre en el equipaje de mano. Así, los llevará encima si su hijo necesitara medicarse durante el vuelo o si se les extraviaran las maletas facturadas.

También debería incluir en el equipaje un medidor de flujo espiratorio máximo (si su hijo utiliza uno), la tarjeta del seguro médico del niño e información sobre este seguro, así como una copia del plan de acción contra el asma de su hijo (así dispondrá de los nombres de los medicamentos, información sobre las dosis y el número de teléfono del pediatra, por si acaso).

Si viajan al extranjero, es aconsejable llevar una carta del pediatra donde se describa el diagnóstico de su hijo, así como los medicamentos y el equipo que necesita. Esto le puede ayudar a pasar los controles de seguridad y la aduana del aeropuerto. También es recomendable llevar los nombres genéricos de todos los medicamentos, por si tuvieran otros nombres comerciales en el país de destino.

Si su hijo utiliza un nebulizador, quizás le convendría invertir en una versión portátil. Muchos de estos nebulizadores pueden enchufarse al mechero del coche. Si van a viajar al extranjero, asegúrese de llevar el adaptador necesario para utilizar el nebulizador.

Sobre ruedas

Los autobuses, trenes y coches pueden contener muchos de los posibles alergenos del entorno doméstico, como los ácaros del polvo y el moho, que cubren la tapicería y el interior del sistema de ventilación. No podrá hacer gran cosa en lo que se refiere al autobús o el tren pero, si viajan en coche, pruebe lo siguiente: abra las ventanas y encienda el aire acondicionado o la calefacción durante por lo menos 10 minutos. Esto ayudará a reducir el moho y los ácaros del polvo acumulados en el coche.

Si el polen o la contaminación atmosférica afectan negativamente al asma de su hijo y sus niveles son elevados durante el viaje, cierre las ventanas del coche y encienda el aire acondicionado.

Por el cielo

La calidad del aire que contienen los aviones puede afectar negativamente al asma de su hijo. Aunque fumar en el avión antes era una pauta bastante generalizada, hoy en día está prohibido fumar en todos los vuelos comerciales de las aerolíneas estadounidenses. Las aerolíneas extranjeras también tienen la obligación de prohibir fumar en los vuelos que vayan o procedan de EE.UU. Pero fumar no está prohibido en los vuelos charter, o sea que, si van a volar en este tipo de vuelos, infórmese sobre la política relacionada con el tabaco y pida asientos ubicados en la zona de no fumadores.

El aire de los aviones también es muy seco, de modo que anime a su hijo a beber abundante agua mientras viajan a avión. Muchas aerolíneas permiten utilizar nebulizadores que funcionan con pilas (salvo durante el despegue y el aterrizaje), pero verifíquelo con antelación. Los nebulizadores no suelen incluirse en los botiquines de emergencia de los aviones debido a su considerable tamaño. Pero los inhaladores con cámara espaciadora han demostrado ser tan eficaces como los nebulizadores en el tratamiento del asma y resulta más fácil tener uno a mano durante el viaje.

Hogar lejos del hogar

Los desencadenantes del asma de su hijo determinarán los pasos a seguir para prevenir las crisis asmáticas cuando estén lejos de casa. Si el polen o la contaminación atmosférica son sus desencadenantes y ustedes van a viajar a una región con niveles elevados de polen y de contaminación, tal vez debería organizar el viaje en los períodos del año en que los niveles de polen y de smog son más bajos.

Si los ácaros del polvo o el moho representan un problema para su hijo y van a hospedarse en un hotel, pregunte si hay habitaciones "a prueba de alergias". Pedir una habitación soleada, seca y alejada de la piscina del hotel también puede ayudar. Si los alergenos de origen animal son sus desencadenantes, solicite una habitación donde nunca haya habido mascotas. Y reserve siempre una habitación para no fumadores.

Si va a alojarse en una casa de campo o cabaña de alquiler que esta cerca de la playa o en el bosque, pida que la ventilen bien antes de su llegada. Asegúrese de que los amigos o familiares que se alojen allí y con quienes van a convivir saben cuáles son sus desencadenantes antes de que ustedes lleguen. Aunque no podrán eliminar todos los ácaros del polvo ni el moho, podrán quitar el polvo y pasar la aspiradora por la casa, sobre todo en la habitación donde dormirá su hijo.

Si las velas perfumadas, las flores secas aromáticas, los productos en aerosol o el fuego de leña son nocivos para su hijo, pida a sus anfitriones que eviten usarlos. También debería pedir que no se fume dentro de la casa durante la estancia de su hijo.

Si la caspa animal es un desencadenante del asma de su hijo, usted debe saber que, incluso aunque en el momento actual no se permita entrar a ninguna mascota en una casa, puede costar meses eliminar eficazmente la caspa de origen animal de una habitación. Por este motivo, probablemente preferirá no alojarse en casas de amigos o familiares que tengan mascotas.

Se aloje donde se aloje, considere la posibilidad de llevarse de su casa la almohada y la manta de su hijo para asegurarse de que este dispone de ropa de cama hipoalergénica.

Los cambios horarios en función de la zona pueden resultar un poco complicados. Cuando viaje, intente que su hijo se medique a las horas habituales. Cuando lleguen a un lugar donde se siga otra zona horaria, no se olvide de adaptar las horas de la medicación al nuevo horario local.

Elegir las actividades con sentido común

Si el asma de su hijo está bien controlada, deberían poder disfrutar de recorridos panorámicos, caminatas y otras actividades de ocio. Basta con que usted esté pendiente de los desencadenantes cuando organice las actividades. Por ejemplo, eviten caminar mucho o hacer excursiones cuando sea probable que los niveles de contaminación atmosférica o de polen sean elevados o cuando el tiempo vaya a ser muy frío y seco. Si van de acampada, mantenga a su hijo alejado de las hogueras de campamento.

Ir a esquiar o hacer un viaje de senderismo no son actividades que deban descartarse automáticamente. Pero asegúrese de organizar abundantes periodos de descanso (en interiores, a ser posible), llevar constantemente encima el medicamento de rescate y estar preparados para cambiar de planes si su hijo empezara a presentar síntomas asmáticos.

Como en casa, si alguien más se va a quedarse a solas con su hijo, usted debería asegurarse de que esa persona sabe que su hijo tiene asma y está familiarizada con su plan de acción contra esta enfermedad.

Aventuras solitarios

Si su hijo va a viajar "solo" (como salir de campamento o dormir en la casa de amigos o familiares), asegúrese de informar de que tiene asma a cualquier adulto que vaya a cuidar de él. Es sumamente importante que los acompañantes adultos o los supervisores de su hijo estén familiarizados con su plan de acción contra el asma y que dispongan de copias del mismo, así como de una lista de medicamentos y números de teléfono de urgencias. Usted también debería enviar junto con su hijo un permiso escrito (y certificado por un notario) para que el acompañante o supervisor del niño se ocupe de él en caso de urgencia.

Hable con su hijo antes del viaje para repasar su plan de acción contra el asma y lo que debería hacer en caso de urgencia. Su hijo debería estar familiarizado con sus desencadenantes, saber cómo y cuándo administrarse la medicación y ser capaz de reconocer los signos iniciales de una crisis asmática.

Comentar a su hijo que ha explicado a los adultos que van a cuidar de él lo que tendrían que hacer durante una crisis asmática debería ayudarle a superar los nervios que podría sentir al respecto. Y, por descontado, infunda confianza en su hijo diciéndole que no es diferente de los demás niños solo porque tiene asma y que debería poder participar en todas las diversiones del grupo.

Si su hijo no se ha estado tomando la medicación de control y depende exclusivamente de la medicación de rescate no sería sensato dejarle viajar "solo", sobre todo si se va a tratar de un viaje prolongado. Debería consultarlo antes con el pediatra.

Sobre todo, asegúrese de que su hijo sigue tomándose toda la medicación contra el asma según las indicaciones del pediatra e intenta evitar los desencadenantes. Si su hijo hace caso omiso del asma durante un viaje, podría acabar en el servicio de urgencias de un hospital, un sitio nada adecuado para pasar unas vacaciones.

Revisado por: Elana Pearl Ben-Joseph, MD
Fecha de revisión: octubre de 2010



Related Resources

Web SiteMedlinePlus informacion de salud Un servicio de la Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU
Web SiteLa Administracion de Salud Mental y Abuso de Sustancias


Related Articles

Asma causada por alergias El asma causada por alergias es un tipo de asma común en los niños. En estos niños, los síntomas de asma son causados por reacciones alérgicas a, por ejemplo, ácaros, polen o polvillo proveniente de los animales.
Ataque de asma El momento en el que los síntomas del asma, como el resuello, la tos o la falta de aire, se agravan, se vuelven más frecuentes, o ambas cosas, se conoce como ataque de asma (también, "brote o episodio").
Plan de acción contra el asma Un plan de acción contra el asma es un conjunto de instrucciones escritas, desarrolladas con un médico, que describen en detalle de qué manera un paciente debe controlar el asma en su hogar.
Asma inducida por el ejercicio Algunas personas sufren de asma inducida por el ejercicio.
Creando un hogar libre de asma Si su hijo(a) sufre de asma, usted querrá crear el ambiente más seguro posible dentro de su hogar. Para lograrlo, usted necesita saber cuáles son los elementos que pueden desencadenar el asma en su hijo(a) y tomar las medidas necesarias para eliminarlos de su hogar de la mejor manera posible.
Respiración sibilante o jadeante y asma en bebés Más de 6 millones de niños de menos de 18 años tienen asma. Se ha estimado que el 80% de los niños con asma desarrollan síntomas en torno a los 5 años, y que el 50% desarrolla tales síntomas en torno a los 2 años. Si su bebé tiene respiración sibilante - es decir, "hace pitos" al respirar- cuando se acatarra, tal vez usted se haya preguntando si la causa puede ser el asma.
Inhalador o nebulizador: ¿cuál debería usar mi hijo? Algunos bebés o niños que necesitan medicamentos para el asma utilizan primero un nebulizador. A otros se les provee dan un inhalador con cámara espaciadora y una mascarilla facial. Algunos niños mayores solo utilizan inhalador, sin cámara espaciadora. Pero, ¿cuál es el mejor método para administrar los medicamentos para el asma?
Mantener los desencadenantes del asma a raya Una persona asmática padece una inflamación crónica de las vías respiratorias de los pulmones, agraveda por los desencadenantes del asma, llamados así porque provocan síntomas asmáticos.
¿Qué es una crisis asmática? Si su hijo es asmático, puede que haya días que no tenga ningún problema respiratorio. Pero cuando los síntomas del asma, como los resuellos (sibilancias), la tos o la falta de aliento, se agravan, se hacen más frecuentes, o ambas cosas, se habla de crisis asmática (también denominada ataque, episodio o exacerbación).
¿Causan asma las alergias? Aunque las alergias y el asma son dos condiciones médicas distintas, ambas están relacionadas. Las personas con alergias - especialmente aquellas alergias que afectan la nariz y los ojos - son más propensas a padecer asma. Si usted tiene alergias o asma, es probable que su hijo también las tenga porque la tendencia a desarrollar estas condiciones suele ser hereditaria.




Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.

© 1995-2014 KidsHealth® Todos los derechos reservados.
Imagenes proporcionadas por iStock, Getty Images, Corbis, Veer, Science Photo Library, Science Source Images, Shutterstock, y Clipart.com



 

Upcoming Events

The 29th Ghost N' Goblins 5k Run and Walk registration. The 5k Run/Walk benefits Dayton Children's Hospital.

Literacy celebration for students of Cleveland Pre K-6 School

Edison School Family Fun Night for Literacy

Sponsored by families with ASD, it's the 10th Annual Autism Friendly Halloween Party

View full event calendarView full event calendar

Health and Safety

Your child's health and safety is our top priority

Accreditations

The Children's Medical Center of Dayton Dayton Children's
The Right Care for the Right Reasons

One Children's Plaza - Dayton, Ohio - 45404-1815
937-641-3000
www.childrensdayton.org