Seguridad en casa: cómo prevenir las lesiones por caídas y por intentos de treparse a muebles o de agarrar objetos

Print this page Bookmark and Share
Parents

(Household Safety: Preventing Injuries From Falling, Climbing, and Grabbing)

Los bebés alcanzan objetos, los agarran, ruedan sobre sí mismos, se sientan y, a la larga, gatean, se levantan del suelo, exploran agarrándose a los muebles y acaban andando solos. En muchas etapas de sus dos primeros dos años de vida, son capaces de desplazarse por toda la casa, caerse una y otra vez e interesarse por los objetos de muchas formas distintas. Y los niños de entre uno y tres años intentan treparse a los muebles, a pesar de que carecen de la coordinación necesaria para reaccionar ante ciertos peligros. Se levantan utilizando las patas de las mesas; utilizan escritorios y tocadores a modos de gimnasio e intentan agarrar todo lo que ven.

Por lo tanto, la posibilidad de una caída peligrosa o de precipitarse sobre esquinas puntiagudas puede ocurrir en casi cualquier parte de la casa.

He aquí una serie de medidas que le ayudarán a prevenir que su hijo sufra accidentes en el hogar:

Andadores

  • No permita que su hijo utilice ningún andador. El uso de los andadores para bebés se ha reducido drásticamente desde sus máximas cotas, alcanzadas en los años noventa del siglo XX, pero se siguen viendo unas 3.000 lesiones al año relacionadas con los andadores en los servicios de urgencias de EE.UU. Los bebés que utilizan andadores se pueden caer sobre objetos que no ven, volcarse sobre estufas calientes, piscinas y calefactores y rodar escaleras abajo. Los andadores pueden proporcionar a los bebés el impulso necesario para atravesar vallas protectoras (a veces con una escalera al otro lado).
  • En vez de un andador, considere la posibilidad de utilizar un centro de actividades de carácter estático.

Ventanas

  • No confíe en los mosquiteros o rejillas que cubren las ventanas como sistema de prevención de posibles caídas desde las ventanas.
  • Abra las ventanas por la parte superior, o utilice protectores de ventanas para impedir que su hijo se caiga por ventanas abiertas (un niño se puede caer por una ventana cuya abertura sea solo de 12,7 centímetros o 5 pulgadas). Asegúrese de que los protectores de ventana son a prueba de niños pero fáciles de abrir por un adulto en caso de incendio.
  • Aleje sillas, cunas, camas y otros muebles de las ventanas para impedir que su hijo se trepe a estos muebles a fin de acceder a la parte inferior.

Escaleras

  • Nunca deje a un niño desatendido cerca de las escaleras, incluso aquellas que están protegidas con una valla de seguridad. Los bebés pueden trepar por estas vallas, colocadas en los escalones más altos, y caerse desde una altura incluso superior. Instale adecuadamente una valla de seguridad en la puerta de la habitación de su hijo para que nunca pueda acceder por su cuenta a la parte más alta de las escaleras.
  • Mantenga las escaleras libres de juguetes, zapatos, alfombras sueltas y similares.
  • Instale protectores de seguridad en los pasamanos o barandillas de las escaleras si su hijo cabe por sus huecos.
  • Instale vallas de seguridad fijadas con tornillos a la pared al principio y al final de cada una de las escaleras que tenga en casa (las vallas de seguridad portátiles instaladas a presión no son tan seguras).
  • Evite las vallas de seguridad de tipo acordeón, donde se pueden quedar enganchadas las cabezas de los niños.
  • Enseñe a su hijo cómo debe bajar las escaleras desplazándose hacia atrás; recuerde que el único ejemplo del que dispone es usted bajándolas hacia adelante.

Por toda la casa

  • No tenga alfombras sueltas por la casa. Coloque antideslizantes debajo de ellas para mantenerlas fijas a la superficie del suelo.
  • No deje nunca a un bebé en una silla de seguridad, un portabebés o una hamaquita sobre una mesada, mostrador o cualquier otra superficie de otro mueble. La fuerza de los movimientos del bebé podrían desplazar y volcar el soporte del bebé, ocasionándole graves lesiones.
  • Asegúrese de que todos los muebles a los que se podría trepar su hijo (mesas, escritorios, armarios, muebles para la televisión) son robustos y estables para que el pequeño no los pueda tumbar. Esté especialmente atento a los muebles más pesados, como una estantería llena de libros o un centro de entretenimiento, que se podrían volcar sobre su hijo. Usted también puede colocar soportes en forma de "L" para sujetar muebles a las paredes e impedir que su hijo intente subirse a unos muebles que se podrían volcar sobre él.
  • Coloque protectores de seguridad para esquinas u otros elementos almohadillados en las esquinas de las mesitas para el café y de otros muebles y superficies provistos de bordes puntiagudos.
  • Limpie de inmediato cualquier líquido que caiga en el suelo.
  • Coloque tiras antideslizantes en las bases de las bañeras.

Cunas, camas y cambiadores

  • No deje nunca a un bebé desatendido sobre una cama o cambiador. Si sonara el teléfono mientras usted lo estuviera cambiando, lléveselo consigo mientras contesta al teléfono. Si debe dejar al bebé solo durante un momento, déjelo en su cuna o corralito.
  • Utilice cambiadores con barandas protectoras de 5 centímetros (2 pulgadas) de altura.
  • Asegure siempre a su hijo, utilizando cinturones de seguridad, en los cambiadores, así como en las sillitas, y cochecitos. Asegúrese de sujetar bien a los niños pequeños en el asiento de los carros del supermercado.
  • Mantenga las barandas laterales subidas en las cunas.
  • Los protectores de cuna no son recomendables pero, si decide utilizarlos, retírelos en cuanto el bebé empiece a levantarse y a ponerse de pie a fin de impedir que los utilice para trepar sobre ellos e intentar salir de la cuna.
  • No acueste a un niño menor de 6 años en una cama superior. Coloque barandillas en los laterales de las camas.
  • Retire los manteles de las mesas y guarde los cordones, tiras y otros objetos colgantes fuera del alcance de su bebé.

En el exterior

  • No permita que su hijo juegue en una cama elástica, incluso bajo la supervisión de un adulto.
  • Asegúrese de que todas las estructuras de las áreas recreativas donde juega su hijo son seguros, sin partes sueltas ni oxidadas.
  • Asegúrese de que las superficies de estas áreas son lo bastante blandas como para absorber el impacto de las caídas. Unos buenos materiales para cubrir estas superficies son la arena y las virutas de madera; evite las áreas recreativas donde el suelo sea de cemento, hormigón o tierra compacta.
  • Asegúrese de que las escaleras y otros escalones que dan al exterior están libres de juguetes, objetos o cualquier otra cosa que obstruya el paso. Repare cualquier grieta o pieza que falte en el sendero o camino que lleve a su casa.
  • Si su hijo ha empezado a andar en bicicleta, asegúrese de que utiliza un casco y de que conoce las normas de seguridad y las señales de tráfico necesarias para andar en bici. Los traumatismos craneoencefálicos son muy frecuentes a estas edades, de modo que enfatice la norma de usar el casco cuando se monta en bicicleta.

Esté bien preparado

Si usted está esperando un hijo o si ya lo tiene, es una buena idea que:

  • Aprenda las técnicas de reanimación cardiopulmonar (RCP) y la maniobra de Heimlich.
  • Guarde los siguientes números cerca del teléfono familiar (tanto para su propio uso como para el de otras personas que cuiden de su hijo):
    • teléfono gratuito del centro de toxicología 1-800-222-1222 o el de su país
    • número de teléfono del pediatra de su hijo
    • número de los móviles de sus padres y de los teléfonos de los lugares donde trabaja cada uno de ellos
    • número de teléfono de los vecinos o de parientes que viven cerca de su domicilio (si necesita que otras personas vigilen a otros niños en caso de emergencia)
  • Disponga de un botiquín o kit de primeros auxilios y guarde las instrucciones a seguir en caso de emergencia en su interior.
  • Instale detectores de humo y de monóxido de carbono.

Mantener un ambiente seguro y adaptado a los niños

Para comprobar la eficacia de sus esfuerzos por poner su casa a prueba de niños, es una buena idea que se ponga a cuatro patas en cada una de las habitaciones de su domicilio para verla desde la perspectiva de un niño. Preste atención al entorno que rodea a su hijo y fíjese en aquellos objetos que podrían resultarle peligrosos.

Poner una casa totalmente a prueba de niños puede ser complicado. Si no puede poner toda la casa a prueba de niños, pruebe de cerrar las puertas (instalando protectores de seguridad en sus pomos) para que su hijo no pueda andar por lugares no protegidos. En las puertas corredizas, los protectores de seguridad y los pestillos a prueba de niños son buenas medidas para impedir que un niño pequeño salga solo de su casa. Por supuesto, la medida en que ponga su casa a prueba de niños es algo que solo depende de usted. La supervisión por parte de un adulto es la mejor forma de impedir lesiones en la población infantil. De todos modos, ni el más atento de los padres puede garantizar la seguridad de su hijo al 100%.

Independientemente de que usted tenga un bebé, un niño de 1 o 2 años, un niño de preescolar o un niño en edad escolar, su hogar debería ser un refugio donde su pequeño pueda explorar con total seguridad. A fin de cuentas, tocar, agarrar, trepar y explorar el son las actividades que permiten desarrollar tanto el cuerpo como la mente de los niños.

Revisado por: Mary L. Gavin, MD
Fecha de revisión: agosto de 2013



Related Resources

Web SiteMedlinePlus informacion de salud Un servicio de la Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU
Web SiteCentros para el Control y la Prevencion de Enfermedades
Web SiteLa Administracion de Salud Mental y Abuso de Sustancias
Web SiteCuidadoDeSalud.Gov Tome el control del cuidado de su salud.
Web SiteInstituto Nacional de Salud Mental


Related Articles

Seguridad en casa: cómo prevenir los ahogamientos La seguridad en el agua es importante a cualquier edad pero si usted tiene bebés o niños pequeños en su casa, es crucial.
Seguridad en casa: cómo prevenir los cortes Es normal que los niños sufran de alguna cortadura o raspadura por jugar en el área de recreación para niños pero ellos deben estar protegidos de objetos afilados y peligrosos fuera y dentro de la casa.
Seguridad en casa: cómo prevenir lesiones en la cuna Su bebé permanecerá mucho tiempo en la cuna, tomando siestas durante el día y durmiendo durante la noche. Su trabajo es asegurarse que la cuna sea siempre un lugar seguro. En adición a colocar a su bebé siempre sobre su espalda a la hora de dormir para prevenir el síndrome de muerte súbita en los infantes (sudden infant death syndrome, SIDS), existen varias medidas que usted puede tomar para asegurar un entorno fuera de peligro mientras su pequeño(a) duerme.
Seguridad doméstica: Prevención de quemaduras, descargas eléctricas e incendios A continuación detallamos algunas de las medidas que puede tomar para prevenir que su hijo se queme en su hogar.
Botiquín de primeros auxilios Un buen botiquín de primeros auxilios, guardado en un lugar de fácil acceso, es una necesidad en todos los hogares. Tenerlo todo preparado con antelación le ayudará a afrontar cualquier urgencia médica sin perder tiempo.
Seguridad en casa: cómo prevenir la asfixia por aspiración Llevarse objetos a la boca es una de las maneras que los bebés y los niños pequeños tienen para explorar su entorno. Los ahogamientos de este tipo generalmente son ocasionados por comida, juguetes, y otros objetos pequeños que pueden quedar atrapados en las pequeñas vías respiratorias de los niños - todo lo que pueda caber en su boca se considera un peligro.
Seguridad en casa: cómo prevenir la asfixia Debido a que los bebés aun no pueden levantar sus cabezas por sí solos, necesitan protección especial para evitar accidentes por sofocación. Los niños pequeños también tienen riesgo de sufrir este tipo de accidentes.
Seguridad en casa: cómo prevenir los enganches y las estrangulaciones Los niños(as) pueden estrangularse o quedar atrapados de la forma menos esperada. Los bebés y los niños(as) han sido estrangulados con cordones de prendas de vestir, cortinas, cables, muebles, y accesorios para niños.
Seguridad en casa: cómo prevenir las intoxicaciones Desde los fertilizantes hasta los anti-congelantes, medicinas y maquillaje, existen objetos que pueden envenenar dentro de nuestros hogares.
Seguridad en casa: cómo prevenir las heridas por arma de fuego La mejor manera de evitar lesiones y muertes debido al uso de armas de fuego es evitar tener armas de fuego en su hogar y evitar exponer a su hijo(a) a hogares donde existan armas de fuego. Si usted o sus familiares o los padres de los compañeros de juego de sus hijos tienen armas de fuego, proteja a su hijo asegurándose que sigue las siguientes normas tanto en su propia casa como en las casas que su hijo(a) visite




Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.

© 1995-2014 KidsHealth® Todos los derechos reservados.
Imagenes proporcionadas por iStock, Getty Images, Corbis, Veer, Science Photo Library, Science Source Images, Shutterstock, y Clipart.com



 

Upcoming Events

Wear a red shirt and join community partners walking from Our Lady of the Rosary School to the Kroc Center

Child car seat safety check by certified technicians

Blue Ribbon Nite Gala to support the Child Advocacy Center of Warren County

Join us for this special one night only event to raise money for Dayton Children's! Mingle with several of your favorite Dayton media celebrities including Nancy Wilson and several WHIO-TV personalities. Country Music superstars Maddie & Tae and RaeLynn will be performing live!

View full event calendarView full event calendar

Health and Safety

Your child's health and safety is our top priority

Accreditations

The Children's Medical Center of Dayton Dayton Children's
The Right Care for the Right Reasons

One Children's Plaza - Dayton, Ohio - 45404-1815
937-641-3000
www.childrensdayton.org