Osteosarcoma

Print this page Bookmark and Share
Parents

Read this in English

(Childhood Cancer: Osteosarcoma)

Sobre el osteosarcoma

El osteosarcoma es el tipo más común de cáncer de hueso, y el sexto tipo de cáncer más común durante la infancia. Aunque existen otros tipos de cáncer que con el tiempo se pueden extender a partes del esqueleto, el osteosarcoma es uno de los pocos que de hecho comienzan en los huesos y a veces se extienden (o metastatizan) a otras partes, por lo general los pulmones u otros huesos.

Dado que el osteosarcoma por lo general se desarrolla a partir de los osteoblastos (las células que forman el tejido óseo), con más frecuencia afecta a los adolescentes que están experimentando un crecimiento rápido en altura. Hay una mayor incidencia de osteosarcoma entre los niños que entre las niñas, y la mayoría de los casos de osteosarcoma afectan los huesos la rodilla.

La mayoría de los osteosarcomas surgen de errores aleatorios e impredecibles en el ADN de las células que forman el tejido óseo durante períodos de intenso crecimiento óseo. Actualmente no existe ningún método eficaz para prevenir este tipo de cáncer, pero con un diagnóstico y tratamiento adecuados la mayoría de los niños con osteosarcoma se recuperan.

Factores de riesgo para sufrir osteosarcoma infantil

El osteosarcoma se ve con más frecuencia en adolescentes varones, y las evidencias demuestran que los adolescentes con una altura superior al promedio tienen un mayor riesgo de desarrollar la enfermedad.

Los niños que han heredado uno de los síndromes de cáncer raros también tienen un mayor riesgo de sufrir osteosarcoma. Estos síndromes incluyen el retinoblastoma (un tumor maligno que se desarrolla en la retina, por lo general en niños menores de 2 años) y el síndrome de Li-Fraumeni (una clase de mutación genética hereditaria). Debido a que la exposición a la radiación es otro desencadenante de las mutaciones en el ADN, los niños que recibieron radioterapia para un episodio anterior de cáncer también tienen un mayor riesgo de sufrir osteosarcoma.

Síntomas del osteosarcoma

Los síntomas más comunes del osteosarcoma son dolor e hinchazón en el brazo o la pierna del niño. Ocurre con más frecuencia en los huesos largos del cuerpo (como los que están arriba o debajo de la rodilla o en la parte superior del brazo cerca del hombro). El dolor puede ser más intenso al practicar ejercicios o durante la noche, y puede aparecer un bulto o hinchazón en el área afectada hasta varias semanas después de que comience el dolor. Es de interés particular el dolor que despierta al niño de manera persistente durante la noche o el dolor durante períodos de reposo. En el osteosarcoma de la pierna, el niño puede comenzar a cojear de manera inexplicable. En algunos casos, el primer signo de la enfermedad es una fractura en el brazo o la pierna, ya que el cáncer ha debilitado el hueso y lo ha hecho vulnerable a las quebraduras.

Si su niño o adolescente presenta alguno de los síntomas antes descritos, es importante que consulte con un médico.

Diagnóstico del osteosarcoma

Para diagnosticar el osteosarcoma, es probable que el médico realice un examen físico, obtenga antecedentes médicos detallados e indique radiografías para detectar cualquier cambio en la estructura ósea. El médico también puede solicitar estudios de imágenes por resonancia magnética (IRM) del área afectada, los cuales permitirán hallar el área más adecuada para tomar una biopsia y mostrar si el osteosarcoma se ha extendido del hueso a los músculos y el tejido adiposo de las inmediaciones. El médico también solicitará una biopsia del hueso para obtener una muestra del tumor a fin de examinarla en el laboratorio. Lo mejor es que a esta biopsia la tome un cirujano ortopédico con experiencia en el tratamiento del osteosarcoma (ortopédista oncólogo).

Algunas veces el médico realiza una biopsia en la que usa una aguja larga y hueca para extraer una muestra del tumor. Normalmente se usa anestesia local en el área en la que se realiza la biopsia. Otra posibilidad es que el médico solicite una biopsia "a cielo abierta", en la cual el cirujano extrae una parte del tumor en el quirófano mientras el niño se encuentra bajo anestesia general.

Si se diagnostica osteosarcoma, el médico solicitará una tomografía computada (TC) de tórax, una gammagrafía ósea y, a veces, estudios de imágenes por resonancia magnética (IRM) adicionales. Estos estudios indicarán si el cáncer se ha extendido a otras partes del cuerpo más allá del tumor original. El médico los repetirá una vez que comience el tratamiento para determinar si éste es eficaz y si el cáncer sigue expandiéndose.

Tratamiento del osteosarcoma

El tratamiento del osteosarcoma en niños incluye quimioterapia (el uso de fármacos para destruir las células cancerosas y reducir el cáncer) seguido de cirugía (para extirpar las células o tumores cancerosos) y luego más quimioterapia (para destruir cualquier célula cancerosa que haya quedado y minimizar las probabilidades de que resurja el cáncer). La cirugía a menudo puede extirpar con eficacia el cáncer de hueso, mientras que la quimioterapia puede ayudar a eliminar las células cancerosas que permanecen en el cuerpo.

Tratamiento quirúrgico

Los tratamientos quirúrgicos para el osteosarcoma consisten tanto en la amputación como en la cirugía de salvataje de la extremidad.

Actualmente se puede tratar a la mayoría de los adolescentes con osteosarcomas que afectan el brazo o la pierna con una operación de salvataje de la extremidad en lugar de una amputación. En la cirugía de salvamento de la extremidad se extirpan el hueso y el músculo afectados por el osteosarcoma, lo que deja un hueco que se rellena con un injerto óseo (por lo general del banco de hueso) o, con más frecuencia, con una prótesis especial de metal. Ésta se puede ajustar de manera apropiada al tamaño del defecto en el hueso. El riesgo de infección y fractura es mayor con un reemplazo del banco de hueso, y por ende las prótesis de metal se usan con más frecuencia para la reconstrucción del hueso luego de la extirpación del tumor.

Si el cáncer se ha extendido a los nervios y los vasos sanguíneos que rodean al tumor original en el hueso, a menudo la amputación (la extirpación de parte de la extremidad junto con el osteosarcoma) es la única opción.

Cuando el osteosarcoma se ha extendido a los pulmones u otras zonas, también se puede practicar una cirugía para extirpar los tumores en estas zonas distantes.

Quimioterapia

Por lo general, la quimioterapia se administra antes y después de la cirugía. Elimina pequeñas concentraciones de células cancerosas en el cuerpo, incluso aquéllas demasiado pequeñas como para aparecer en los estudios por imágenes. A los niños o adolescentes con osteosarcoma se les administran los fármacos de quimioterapia por vía intravenosa (a través de una vena) o por vía oral (por boca). Los fármacos ingresan en el torrente sanguíneo y tienen por objeto eliminar el cáncer en las partes del cuerpo donde se ha extendido la enfermedad, como los pulmones u otros órganos.

Efectos secundarios a corto y largo plazo

La amputación conlleva sus propios efectos secundarios a corto y largo plazo. A una persona joven por lo general le lleva entre 3 y 6 meses aprender a usar una pierna o brazo protésico (artificial), y eso es sólo el comienzo de una rehabilitación psicológica y social a largo plazo.

En el caso de una cirugía de salvataje de la extremidad, por lo general se comienza a flexionar la rodilla o la parte del cuerpo afectada casi de inmediato. Se puede usar una máquina de movimiento pasivo continuo (CPM), que flexiona y extiende continuamente la rodilla, para mejorar el movimiento en el caso de los tumores en torno de la rodilla. La terapia física y la rehabilitación durante 6 a 12 meses luego de la cirugía por lo general le permiten al niño caminar al principio con la ayuda de un andador o muletas y luego sin ningún dispositivo de ayuda. Las primeras complicaciones luego de la cirugía incluyen infección y cicatrización lenta de la herida quirúrgica, y a largo plazo puede ser necesario reemplazar el dispositivo protésico metálico o el injerto del banco de huesos. Otros problemas tardíos podrían incluir la fractura del injerto del banco de huesos y que dicho injerto no se selle al hueso del niño, lo que podría hacer necesaria otra cirugía.

Muchos de los medicamentos que se usan en la quimioterapia también conllevan el riesgo de provocar problemas a corto y largo plazo. Los efectos a corto plazo incluyen anemia, sangrado anormal y mayor riesgo de infección como consecuencia de la destrucción de la médula ósea, así como también daño renal e irregularidades menstruales. Algunos fármacos tienen el potencial de provocar inflamación en la vejiga y sangre en la orina, pérdida de la audición y daño hepático. Otros pueden provocar problemas cardíacos y en la piel. Años después de recibir quimioterapia para el osteosarcoma, los pacientes tienen un mayor riesgo de desarrollar otros tipos de cáncer.

Posibilidades de cura

Estudios recientes han descrito que en el caso de los osteosarcomas que no se han extendido más allá del tumor son posibles tasas de supervivencia del 60% al 80%, dependiendo del éxito de la quimioterapia.

El osteosarcoma que se ha extendido no siempre se puede tratar con tanto éxito. Además, los niños con osteosarcoma localizado en un brazo o una pierna por lo general tienen un mejor pronóstico que los que tienen la enfermedad localizada en las costillas, los omóplatos, la columna vertebral o los huesos de la pelvis.

Nuevos tratamientos

Se están desarrollando e investigando tratamientos con nuevos fármacos para quimioterapia. Otra investigación se centra en el papel que podrían desempeñar ciertos factores de crecimiento en el desarrollo del osteosarcoma. Esta investigación puede usarse para desarrollar nuevos medicamentos que retrasen estos factores de crecimiento como forma de tratar el cáncer.

Actualmente se están realizando estudios para probar tratamientos que usan nuevas combinaciones de quimioterapia y radiación localizada en dosis elevadas para tratar aquellos osteosarcomas que no se pueden extirpar quirúrgicamente.

Revisado por: Christopher N. Frantz, MD
Fecha de la revisión: agosto de 2011
Revisado inicialmente por: Mihir Thacker, MD



Related Resources

Web SiteMedlinePlus informacion de salud Un servicio de la Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU
Web SiteLa Administracion de Salud Mental y Abuso de Sustancias (conocida como SAMHSA por sus siglas en ingles)
Web SiteAlex's Lemonade Stand Foundation for Childhood Cancer A unique foundation that evolved from a young cancer patient's front-yard lemonade stand to a nationwide fundraising movement to find a cure for pediatric cancer.


Related Articles

Anemia La anemia, uno de los trastornos más comunes de la sangre, ocurre cuando el nivel de glóbulos rojos o hematíes (RBC en inglés) que se considera saludable en el cuerpo humano no son suficientes.
Leucemia El término “leucemia” se utiliza para denominar los tipos de cáncer que afectan a los glóbulos blancos (también llamados leucocitos). Cuando un niño padece leucemia, la médula ósea produce grandes cantidades de glóbulos blancos anormales.
Linfoma La palabra linfoma hace referencia al cáncer que se origina en los tejidos linfáticos del cuerpo.
Huesos, músculos y articulaciones Tus huesos son muy fuertes – pero incluso las cosas fuertes pueden romperse, Al igual que un lápiz de madera, los huesos pueden doblarse bajo presión, pero cuando la presión es demasiado fuerte o repentina, los huesos pueden quebrarse. Tú puedes romperte un hueso cayéndote de una patineta o de las barras del pasamanos en el parque.




Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.

© 1995-2014 KidsHealth® Todos los derechos reservados.
Imagenes proporcionadas por iStock, Getty Images, Corbis, Veer, Science Photo Library, Science Source Images, Shutterstock, y Clipart.com



 

Upcoming Events

Crafts, games, diabetes vendors, a child-firendly research update, plus a visit from a Type 1 Santa!

Any family affected by autism is welcome to attend. RSVP now.

Car Seat Safety Check

Free event for anyone affected by type 1 diabetes in southern Indiana, southern Ohio and northern Kentucky.

View full event calendarView full event calendar

Health and Safety

Your child's health and safety is our top priority

Accreditations

The Children's Medical Center of Dayton Dayton Children's
The Right Care for the Right Reasons

One Children's Plaza - Dayton, Ohio - 45404-1815
937-641-3000
www.childrensdayton.org