La medicina alternativa y su hijo

Print this page Bookmark and Share
Parents

Read this in English

(Alternative Medicine and Your Child)

Sobre la medicina alternativa

Mientras se pasea por los pasillos de una tienda de alimentos naturales de su localidad, se topa con un expositor lleno de frascos que parecen medicamentos. Levanta la mirada y constata que el nombre del expositor es "Medicina alternativa".

La expresión "medicina alternativa" puede evocarle imágenes de amargas infusiones de plantas medicinales, cataplasmas, mantras o sesiones de meditación. De hecho, tanto los remedios elaborados a base de plantas medicinales como la meditación, y multitud de otros tratamientos, se engloban bajo el epígrafe de "Medicina complementaria y alternativa".

Aunque no hay una definición estricta de medicina alternativa, suele incluir aquellas prácticas curativas que no forma parte de la medicina tradicional —es decir, cualquier práctica que no se enseñe en las facultades de medicina o que no se utilice frecuentemente en las consultas de médicos titulados ni en los hospitales.

No obstante, en EE.UU. las fronteras de la medicina alternativa cambian constantemente a medida que distintos tipos de tratamientos son más aceptados por los médicos y más solicitados por los pacientes. Una cantidad reducida de prácticas (como la hipnosis) que hace 20 años se consideraba un disparate ahora se utilizan como tratamiento coadyuvante a la medicina tradicional. Entonces, ¿hay alguna práctica de la medicina alternativa que podría irle bien a su familia?

Modalidades de medicina alternativa

En EE.UU. el principal organismo federal encargado de investigar científicamente las prácticas de la medicina alternativa es el National Center for Complementary and Alternative Medicine (NCCAM -Centro Nacional de Medicina Complementaria y Alternativa) perteneciente al Instituto Nacional de Salud (NIH, por sus siglas en inglés).

Los NIH clasifican los cuidados complementarios y alternativos en cuatro áreas generales:

  1. Medicina mente-cuerpo. Incluye prácticas como la meditación, la oración, el Tai Chi y la musicoterapia, cuyo objetivo consiste en desarrollar la capacidad de la mente para repercutir sobre los síntomas físicos. Se centra en el papel que desempeña la mente en afecciones que afectan al cuerpo.
  2. Prácticas basadas en la biología. Incluyen sustancias como plantas medicinales, alimentos, vitaminas y suplementos alimenticios cuyo objetivo consiste en favorecer la curación del cuerpo. Las plantas medicinales contienen un amplio abanico de sustancias de origen vegetal que se utilizan con fines medicinales o nutricionales. Se pueden adquirir en algunas tiendas de alimentación ordinarias, por Internet, en tiendas de alimentos naturales o en herboristeria, a menudo en forma de infusiones, cápsulas y extractos. La FDA (Food and Drug Administration) de EE.UU. no regula su uso
  3. Prácticas manipulativas y corporales. Estas prácticas se basan en la manipulación y/o el movimiento de partes del cuerpo. Incluyen métodos como el masaje terapéutico y el toque terapéutico, en las que se manipulan y realinean partes del cuerpo para ayudar a aliviar los síntomas. Tal vez haya oído hablar de los "ajustes" quiroprácticos, cuyo objetivo es optimizar el funcionamiento del sistema nervioso "reajustando" la columna vertebral.
  4. Medicina energética. Esta área de la medicina se basa en la teoría (que no ha sido corroborada científicamente) de que hay campos energéticos que rodean el cuerpo y que penetran en su interior. Incluye prácticas como el Reiki, el Chi Gong y el toque terapéutico. También se incluyen en este grupo las prácticas basadas en la bioelectromagnética, la teoría de que las corrientes eléctricas que hay en el interior de todos los organismos vivos generan campos magnéticos que se extienden más allá del cuerpo.

Hay muchos solapamientos entre estas cuatro áreas. Por ejemplo, la acupuntura es una práctica curativa que tiene su origen en la medicina tradicional china. Implica estimular distintos puntos corporales, mayoritariamente utilizando agujas metálicas, a fin de equilibrar el "Chi", la energía que fluye por el cuerpo a través de ciertos canales energéticos denominados meridianos. Los NIH también clasifican los sistemas médicos, como la medicina homeopática y el Ayurveda, que pueden incluir elementos de varias de las cuatro áreas arriba citadas.

¿En qué se diferencia de la medicina tradicional?

La medicina alternativa se suele distinguir por sus métodos holísticos, lo que significa que el médico o terapeuta trata a la persona globalmente en vez de tratar solamente su enfermedad o trastorno. En la medicina alternativa, muchos terapeutas también tienen en cuenta las necesidades emocionales y espirituales de sus pacientes. Este enfoque holístico y humanista contrasta con el de la medicina tradicional, que tiende apoyarse en pruebas de alta tecnología y a concentrarse en los aspectos puramente físicos de la enfermedad.

La mayoría de los procedimientos de la medicina alternativa todavía no se han hecho un hueco en los hospitales generales ni en las consultas de los médicos titulados, de modo que es posible que su médico no esté informado sobre ellos. De todos modos, hay centros de medicina integral de reciente creación que ofrecen una mezcla de tratamientos tradicionales y alternativos. En estos centros le pueden recetar un analgésico (como hacen los médicos tradicionales) y un masaje terapéutico para tratarle un problema crónico de espalda. Estos centros suelen contar con un personal mixto, integrado tanto por médicos titulados como por especialistas titulados en las distintas terapias alternativas ofertadas.

A pesar del rápido crecimiento que ha experimentado este campo, la mayoría de terapias alternativas no están cubiertas por las compañías médicas. Esto obedece en gran medida a que se han hecho pocos estudios científicos para corroborar la eficacia de esos tratamientos (a diferencia de la medicina tradicional, que se basa en gran medida en ese tipo de estudios). La mayoría de terapias alternativas se basan en prácticas milenarias y en el boca a boca sobre su eficacia.

¿Qué riesgos implican?

La falta de estudios científicos implica que algunos de los problemas posiblemente asociados a las terapias alternativas pueden ser difíciles de identificar. Y lo que es más, casi todos los estudios realizados se han hecho con adultos; hay muy pocas investigaciones sobre los efectos de la medicina alternativa en niños. Aunque algunas prácticas como la oración, los masajes y los cambios en el estilo de vida se suelen considerar complementos seguros a los tratamientos de la medicina tradicional, otros tratamientos —sobre todo los que suponen utilizar plantas medicinales— pueden implicar riesgos.

A diferencia de los medicamentos que se venden con o sin receta médica, las plantas medicinales y los productos elaborados con ellas no están rigurosamente regulados por la FDA. No tienen que pasar extensos controles antes de ser comercializados ni tienen que cumplir ningún criterio de calidad. Esto significa que, cuando usted compra un frasquito de cápsulas de ginseng, es posible que la cantidad de esta planta varíe de una cápsula a otra, lo que supondrá que algunas de las cápsulas contendrán una cantidad muy inferior de sustancia activa a la especificada en la etiqueta. Dependiendo de la procedencia de la materia prima, es posible que las cápsulas también contengan otras plantas e incluso fármacos, como esteroides. Las plantas procedentes de países en vías de desarrollo a veces están contaminadas con pesticidas y metales pesados.

"Natural" no es lo mismo que "bueno", y algunos padres no son conscientes de que algunas plantas medicinales, de hecho, pueden provocar problemas de salud en sus hijos. Medicar a un niño sin consultar previamente al pediatra puede ser nocivo. Por ejemplo, algunas plantas medicinales pueden elevar la tensión arterial, provocar lesiones hepáticas o graves reacciones alérgicas.

Considere los siguientes ejemplos:

  • Efedra, también denominada efedrina y a menudo vendida como la planta medicinal china Ma Huang, se comercializó en EE.UU. durante años hasta que se relacionó con varias muertes de personas con problemas cardíacos. La FDA decidió que los riesgos para la salud asociados a la efedrina eran excesivos y la prohibió en diciembre de 2003.
  • Tomados separadamente o en combinación con algunos medicamentos de venta con receta médica, algunos suplementos alimentarios —como la gobernadora, también conocida como "chaparral" (Larrea tridentata), la consuelda (Symphytum officinale), el Camedrio (Teucrium chamaedrys) y la efedrina (Ephedra major)- se han relacionado con enfermedades graves, lesiones hepáticas e incluso muertes.

También existe la posibilidad de que los padres les den a sus hijos mucha más cantidad de la planta medicinal que les hayan recomendado creyendo erróneamente que, al ser natural, una dosis superior no les hará ningún daño. Pero muchas plantas contienen potentes sustancias químicas; de hecho, aproximadamente el 25% de todos los medicamentos que se venden en las farmacias con receta médica se fabrican con sustancias de origen vegetal.

Elegir a un terapeuta también puede plantear problemas. Aunque en muchos estados hay colegios profesionales de acupuntores y masajistas, por ejemplo, no hay ningún organismo federal que controle a todos los terapeutas de medicina alternativa o fije criterios de calidad sobre los tratamientos que administran. Básicamente, al no haber títulos oficiales de estas especialidades casi cualquiera puede autoproclamarse terapeuta, independientemente de que esté o no suficientemente preparado.

De todos modos, quizás el mayor riesgo sea la posibilidad de retrasar o interrumpir el tratamiento médico tradicional al someterse a un tratamiento de medicina alternativa. Enfermedades como la diabetes y el cáncer deben ser tratadas por médicos titulados. Confiar exclusivamente en la medicina alternativa para tratar cualquier afección grave, sea crónica o aguda, puede suponer un grave riesgo para la salud de su hijo.

¿Puede ayudar la medicina alternativa a mi hijo?

Muchos padres recurren a la taza de manzanilla o al jengibre como primer remedio contra la gripe o las náuseas. Un niño nervioso puede aprender a relajarse con la ayuda del yoga o de la meditación. Algunos procedimientos de la medicina alternativa pueden ayudar a muchos niños cuando se utilizan como complemento de los cuidados médicos tradicionales.

Si quiere probar algún procedimiento de la medicina alternativa con su hijo, antes debería hablar con su pediatra o farmacéuta para asegurarse de que no es peligroso y no entraría en conflicto con cualquier otro tratamiento médico a que se esté sometiendo su hijo. El pediatra del niño también puede facilitarle información sobre posibles opciones terapéuticas y tal vez recomendarle algún especialista acreditado.

Coordinando los cuidados de la medicina alternativa con los de la medicina tradicional, no se verá obligado a elegir entre ellas. Contrariamente, podrá obtener lo mejor de ambas.

Revisado por: Steven Dowshen, MD
Fecha de la revisión: octubre de 2010



Related Resources

Web SiteMedlinePlus informacion de salud Un servicio de la Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU


Related Articles

Medicamentos: su uso seguro Darle un medicamento a su hijo de manera segura puede resultar complicado. Quizá se sienta atemorizado por tener que suministrarle a su hijo un medicamento cuya dosis debe ser exacta, ya que sabe que si le da muy poco o demasiado pueden aparecer efectos secundarios graves. Afortunadamente, con algo de conocimiento y teniendo mucho cuidado, usted puede ayudar a tratar la enfermedad de su hijo y al mismo tiempo evitar reacciones peligrosas.
Cómo conversar con el médico de su hijo El médico de su hijo es el mejor recurso cuando se tienen preguntas o preocupaciones relacionadas con la salud del niño; aunque encontrar el tiempo necesario para llevarlo al médico para los chequeos de rutina o cuando se enferma, se dificulta por todas las responsabilidades diarias que usted tiene. También es posible que el médico tenga demasiados pacientes ese día; por lo cual es sumamente importante aprovechar el tiempo que pasan juntos.




Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.

© 1995-2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. Todos los derechos reservados.



 

Upcoming Events

5k Run/Walk/Roll fundraiser for a universally accessible park

Car Seat Safety Check at Xenia Township Fire Station 51 on Brush Row Road

Car Seat Safety Check - no appointment necessary!

All parents, siblings and grandparents of students working with IEPs from preschool through high school are invited to hear the guest speaker from the Bureau for Children with Medical Handicaps.

View full event calendarView full event calendar

Health and Safety

Your child's health and safety is our top priority

Accreditations

The Children's Medical Center of Dayton Dayton Children's
The Right Care for the Right Reasons

One Children's Plaza - Dayton, Ohio - 45404-1815
937-641-3000
www.childrensdayton.org